La Legislatura se sumó a los repudios por el golpe de Estado en Bolivia

Esta semana ingresaron nueve proyectos de repudio y preocupación a la Unicameral. Se unificó un texto. El PRO votó en contra. El juecista Fernando Palloni tampoco acompañó.
Repudio Unicameral golpe en Bolivia
Los bloques de la Unicameral cordobesa acordaron un texto conjunto para repudiar el golpe en Bolivia. - Foto: Prensa Legislatura de Córdoba

En la anteúltima sesión en el actual edificio legislativo, la Unicameral cordobesa se sumó a los repudios al golpe de Estado consumado en Bolivia el pasado fin de semana.

Con nueve proyectos ingresados al recinto en las últimas horas, el encargado de abrir el debate fue Martín Fresneda. “Venimos a traer la preocupación y también la solidaridad con el Presidente democráticamente electo: Evo Morales”, dijo el legislador de Córdoba Podemos. “Hemos visto perplejos como algunos negaron el golpe a pesar de que fue el Ejército el que le pidió la renuncia al Presidente que había  sido elegido por la vía democrática y como algunos utilizaron la intromisión irresponsable de la OEA” para justificar lo que pasó“Los no pronunciamientos son toda  una definición política en la historia democrática de la humanidad”, señaló Fresneda, continuando con sus críticas a quienes no repudiaron los acontecimientos que precipitaron la renuncia de Morales el pasado domingo.

“Pedimos que todos los Presidentes democráticas se pronuncien en contra del golpe y que el Presidente Evo Morales vuelva al lugar en el que nunca debió dejar de estar”, finalizo el ex Secretario de Derechos Humanos de la Nación.

Fresneda Prensa Legislatura
Martín Fresneda - Foto: Prensa de la Legislatura de Córdoba

Desde el interbloque de izquierda, Eduardo Salas afirmó que existen intereses de las grandes potencias políticas y económicas que impulsaron el golpe a Morales. Al respecto, mencionó a Trump, a Bolsonaro y se refirió a las posibilidades de que el propio Gobierno argentino haya participado de ese grupo. “Hay que decretar un paro de toda la región como apoyo a la lucha de los pueblos de Bolivia y Chile”, dijo el legislador. En esa misma línea,  Laura Vilches señaló que la participación argentina queda expuesta por el accionar del “lamebotas de Macri” que "ordenó" que su canciller no repudie el golpe. También haciendo referencia al proceso abierto en Chile, la legisladora dijo que en “Bolivia no hay ningún levantamiento popular contra Evo Morales, sino que hay un levantamiento orquestado por los intereses norteamericano contra el Gobierno local y el pueblo campesino y trabajador”.  “Los que queman wipalas y reprimes a las organizaciones originarias y trabajadoras se tiene que ir ya del Gobierno de Bolivia”, afirmó en su turno Ezequiel Peressini, que también propuso que la Legislatura sesione con una Wipala acompañando la bandera nacional en el mástil de recinto. 

A medida que fue girando la palabra por el recinto, Aurelio García Elorrio recordó a la gran cantidad de “hermanos bolivianos que viven en nuestra patria y que tienen a su familia en ese país”;  Liliana Montero destacó la importancia de que un órgano de genuina representación democrática como el legislativo cordobés avance en una declaración conjunta como la que se terminó firmando, y Miguel Nicolás recordó a Alfonsín reivindicando "la cultura democrática de la Unión Cívica Radical. 

Luego de que el legislador del Frente Cívico, Adolfo Somoza se lamentara por "tener que discutir nuevamente sobre estos temas que parecían haber quedado en la década de los setenta", se produjo la sorpresa de la jornada en el recinto. Debido a la cantidad de proyectos presentados en torno al mismo tema, la comisión de labor parlamentaria había acordado un texto conjunto para ser votado por todos los bloques en el pleno legislativo. Sin embargo, la legisladora del PRO Viviana Massare, decidió rechazar el proyecto, amparada en "las palabras del Canciller nacional (Jorge Faurie)". Vale señalar que Massare habló en nombre de "el bloque del PRO", aunque era la única parlamentaria de esa fuerza política presente en el recinto. 

La negativa de Massare no fue la única, ya que el legislador del Frente Cívico Fernando Palloni también decidió no apoyar la iniciativa al advertir que no contaba "con la información suficiente para determinar si esto es un golpe de Estado o no". "Por eso no estoy en condiciones de firmar este proyecto”, dijo. 

El jefe de la bancada de Unión por Córdoba, Carlos Gutiérrez, sorprendido por la decisión de quienes decidieron no acompañar el proyecto a último momento, fue el encargado de cerrar el debate. “Una banda de facinerosos policías prendieron la mecha a la que luego se sumaron los mismos de siempre para que hoy, las Fuerzas Armadas gobiernan Bolivia mediante una representación que no existe”, aseguró.

Luego de advertir sobre la necesidad de trabajar para evitar todo tipo de acciones que atenten contra el Estado democrático en Argentina y en todo el continente, Gutiérrez afirmó que, más allá de los matices y la información que se pueda ir conociendo con el paso de las horas, "lo importante es que se cerraron filas para defender la democracia e ir en contra de los golpes de Estado se produzca produzca”.

Te puede interesar