Gabriel Mikulas: “Me genera mucha alegría disputar otra temporada”

Deportes 18/10/2019 Por
A sus 38 años, “Gabo” continúa vigente y le atribuye este pasaje, en diálogo con La Nueva Mañana, a que todavía disfruta de entrenar, jugar y de los viajes.
MIKULAS © Germán Ruiz Prensa Barrio Parque
- "No me siento líder por personalidad sino con la responsabilidad, con el compromiso que tomo en los entrenamientos y en los partidos y las cosas fuera de la cancha", afirma Gabo. Foto: Germán Ruiz Prensa Barrio Parque

chapa_ed_impresa_01

Gabriel Mikulas es uno de los grandes protagonistas con los que cuenta la Liga Argentina de Básquetbol. El ala pívot tiene 38 años y reconoce que antes de cada temporada la idea del retiro pasa por su cabeza, pero que una vez que la competencia comienza, él intenta focalizarse y concentrarse en su equipo y en sí mismo.


- ¿Qué te genera estar tan cerca del inicio de una nueva temporada?

- En lo personal, estar tan cerca de comenzar una nueva temporada me genera mucha felicidad por poder disputar a esta altura de mi carrera otra más, tener esa posibilidad. La verdad es que me siento muy contento, ha sido una carrera larga y cada temporada ahora se acerca mucho a mi retiro, así que muy contento y con ansiedad propia de salir a la cancha, después de mucho tiempo de preparación, ya estamos con ganas de comenzar.


- ¿Por dónde pasa la motivación para renovar?

- La motivación para renovar pasó por el lado de que Parque es un club que a los jugadores los tiene muy bien, no nos falta nada, todo lo necesario está disponible y es un club que siempre lucha para estar arriba y se arman buenos planteles. Eso siempre a un jugador lo seduce, también la posibilidad de jugar en Córdoba, estar en la ciudad junto a mis amigos, mi familia, eso es algo que también ayuda para tomar la decisión y también el grupo que se intenta mantener es otra de las causas por las cuales decidí continuar.


- A esta altura de tu carrera, ¿qué prima más, lo físico o lo mental?

- Las dos cosas son muy importantes. Lo físico, porque cada vez cuesta más la recuperación, poder estar a la altura de jugadores más jóvenes. Sobre todo en una Liga que es muy desgastante, muy física, con muchos viajes, muchos partidos seguidos y altas temperaturas, entonces al cuerpo le cuesta mucho más recuperarse a mi edad y en lo mental también. Hay que encontrar la motivación y las ganas que sigo teniendo, me encanta ir a entrenar, lo disfruto, como así también los viajes, la competencia. Creo que sin eso, no estaría jugando y esos son los aspectos importantes que me mantienen con esa motivación y cada día me ayudan a mejorar y seguir creciendo en lo que pueda agregarle a mi juego. Eso genera el empujoncito extra cada día.


- ¿Te vas trazando objetivos antes de cada temporada?

- Nunca pensé en objetivos por cumplir, cada temporada trato de dar lo mejor, estar enfocado y disfrutarla. Obviamente que por mi cabeza pasó el tema del retiro y sigue pasando, pero una vez que ya arranca la competencia trato de no pensar en eso, trato de olvidarme, focalizarme y concentrarme en mi equipo y en mí y una vez que termine la temporada ahí, tranquilo, más frío, ver cómo termino en condiciones, físicas, que es lo que hablamos recién, las ganas y ahí sí tomar una decisión más seguro.


- ¿Qué cambios ves en el básquetbol actual con respecto al de hace años?

- Lo lindo del básquetbol de ahora es que es un juego más vertiginoso, con más velocidad a lo que se jugaba antes y eso permite partidos de tanteadores más altos, de ida y vuelta, hay jugadores más atléticos. Creo que eso a la gente le gusta y todo eso ha cambiado, después el básquetbol argentino siempre se ha caracterizado por el buen juego, la buena técnica, la buena táctica y a eso se le ha agregado la parte más física que en la actualidad influye mucho y eso antes no era tan importante. Hoy, la velocidad del juego ha crecido muchísimo.


- ¿Te sentís un líder en esta Liga Argentina?

- No, no me siento un líder, nunca realmente me sentí el líder de un plantel, quizás por mi personalidad nunca tomé ese lugar. Sí me siento un líder callado, con mi trabajo, con la responsabilidad, con el compromiso que tomo en los entrenamientos y en los partidos y las cosas fuera de la cancha. Creo que en eso sí trato de dar siempre un buen ejemplo, respetando las instituciones y a los técnicos, por ese lado trato de llevar un liderazgo tranquilo, pero no el líder que va a hablar o a ser protagonista porque ese no fue nunca mi estilo.


- Antes era una locura pensar que un jugador podía seguir en actividad después de los 35, ¿en qué cambió?

- Para continuar jugando después de los 35 años, creo que lo que ha ayudado, primero, es la preparación física. Es increíble lo que se ha avanzado en ese aspecto, a eso hay que sumarle las recuperaciones y los trabajos de cuidados para las lesiones, eso también permitió que los jugadores lesionados no estén mucho tiempo fuera de las canchas o quedar con secuelas que eso limitaba antes la cantidad de años que podías jugar y también se ha llegado a tomar mucha conciencia de lo que es la nutrición, alimentación. Ha habido muchos cambios en las dietas y eso es un combustible para nuestro cuerpo y otro tema son los descansos para que el cuerpo se recupere y esté bien. Eso es fundamental.

 

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar