Científicos de la UNC investigan conservantes de alimentos de origen natural

Trabajan en este proyecto a partir de plantas aromáticas que crecen en las sierras o se cultivan en el interior de la provincia.
UN CIENCIA Investigación conservantes naturales
El proyecto toma como base la utilizando distintas especies aromáticas que crecen en las sierras cordobesas. - Foto: gentileza UN Ciencia.

Un equipo de investigación multidisciplinario de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), integrado por especialistas de agronomía, medicina,  ingeniería y química, estudia el efecto que tienen las plantas silvestres o cultivadas en Córdoba en la prolongación de la vida útil de los alimentos

El proyecto toma como base la utilizando distintas especies aromáticas que crecen en las sierras cordobesas o son cultivadas en la provincia, como orégano, romero, laurel y menta. A partir del acceso a las mismas, se extraen aceites esenciales y evalúan sus propiedades como antioxidantes y antimicrobianos.

Buscamos mejorar la conservación de alimentos a través de la aplicación de aditivos naturales que actúan como conservantes, apuntando a sustituir o disminuir el uso de los sintéticos. Es decir, evaluamos qué tan bien funcionan esos aditivos naturales para impedir el deterioro oxidativo y el crecimiento de microorganismos que echan a perder el producto”, explicó Rubén Grosso, coordinador del proyecto, en declaraciones a UNCiencia.

Conservantes naturales UN Ciencia
Los resultados que arrojan los ensayos en laboratorio e in vitro muestran que el uso de estos compuestos naturales prolonga la vida útil de los alimentos un 30% más que los conservantes artificiales y, en algunos casos, la duplica. También hallaron resultados similares sobre su capacidad antimicrobiana.

El estudio incluye además un análisis de impacto sensorial, con el objetivo de determinar si el aditivo natural agregado modifica el sabor y en qué grado. “Tratamos de disminuir el impacto sensorial, porque trabajamos con moléculas provenientes de plantas aromáticas que aportan mucho sabor y olor”, remarcó Grosso.

Bajo la forma de cápsulas diminutas, lograron incorporar esos aditivos naturales en pescados, nueces y leche de soja.

El proyecto cuenta con financiamiento del Programa Institucional y Multidisciplinar (Primar) en Temas Prioritarios que instrumenta la Secretaría de Ciencia y Tecnología de la UNC.

UNC

Te puede interesar