Avanzan en la detección de plaguicidas en aguas subterráneas

Sociedad 24/08/2019 Por
Un equipo de la Universidad Nacional de Villa María monitorea la cuenca del río Tercero y busca analizar el impacto de los herbicidas en los acuíferos de la región.
IMG-20190821-WA0001
- Esta investigación pretende desarrollar también una tarea de extensión desde la UNVM devolviéndole a los productores tamberos con los que trabajamos conocimientos sobre el análisis de la calidad del agua. Foto: gentileza

chapa_ed_impresa_01

Investigadoras de la Universidad Nacional de Villa María (UNVM) llevan adelante una serie de monitoreos en la cuenca del río Tercero con el objetivo de detectar la presencia de plaguicidas en aguas subterráneas.

Con este análisis no sólo pretenden alertar a productores sobre el impacto de los herbicidas en las prácticas agrícolas, sino además avanzar hacia una estrategia de biorremediación que permita degradar estos compuestos en el menor tiempo posible, seleccionar las bacterias más eficientes en ese proceso y, en caso de ser necesario, utilizarlas para limpiar ambientes contaminados.

El estudio “Calidad del agua subterránea en agroecosistemas del centro de Córdoba: contaminación e impacto sobre las comunidades microbianas nativas” dio sus primeros pasos en 2011. El equipo encabezado por la microbióloga Carolina Morgante se interesó en detectar la existencia de residuos de pesticidas que excedieran los niveles máximos permitidos legalmente en la superficie del río Ctalamochita.

Con la colaboración de productores tamberos de la región, evaluaron las repercusiones ecológicas del uso masivo de agroquímicos organoclorados y organofosforados en aguas superficiales.

En la actualidad, no sólo buscan detectar la presencia de plaguicidas en las superficies sino también a nivel subterráneo. Asimismo pretenden avanzar en la evaluación de la calidad físico-química y microbiológica del agua para brindarle una información a los productores sobre la calidad del agua con la que cuentan en sus establecimientos, tanto para consumo animal o humano, como para la limpieza de sus instalaciones.

“Es importante generar conciencia en los productores”

La ingeniera agrónoma y becaria doctoral del Conicet, Noelia Urseler, forma parte de este grupo de investigación que desarrolla sus actividades en el Instituto de Ciencias Básicas y Aplicadas de la UNVM. Junto con otros miembros del equipo está ampliando los horizontes de la iniciativa y se encaminan en el análisis de las comunidades microbianas nativas de la cuenca.

En entrevista con La Nueva Mañana. Urseler cuenta los orígenes del proyecto, sus expectativas, el impacto que pretenden que genere la propuesta a nivel ambiental y social en la provincia, y su importancia en la promoción de la investigación en esa Casa de altos estudios.

¿Cómo nació el proyecto y cuáles son sus objetivos principales?

- El objetivo de este proyecto nació en el 2011. El equipo de investigación buscaba detectar o no la presencia de residuos de plaguicidas en cursos de aguas superficiales. Cuando se identificó la presencia de estos compuestos en agua comenzamos a buscar estrategias para eliminarlos del ambiente mediante procesos de bioremediación. Fue así como en 2013 se logró aislar la bacteria Arthrobacter para luego aplicarla en zonas contaminadas.

Esta investigación pretende desarrollar también una tarea de extensión desde la UNVM devolviéndole a los productores tamberos con los que trabajamos conocimientos sobre el análisis de la calidad del agua que se utiliza para el consumo humano y animal y para la limpieza de los tambos. Es algo que muchos no consideran pero son valores a tener en cuenta.

¿Ese proyecto fue el puntapié para seguir avanzando en el estudio aplicado en aguas subterráneas?

- Sí, de esta forma estamos trabajando con el análisis de tres tipos de herbicidas: atrazina, 2.4 D y metolacloro en aguas subterráneas, aunque seguimos haciendo el monitoreo en cursos superficiales. En aguas superficiales nos concentramos en la región que abarca la cuenca media y baja del río Tercero, desde Pampayasta a Bell Ville. Por otro lado, en el caso de los análisis subterráneos nos focalizamos en establecimientos lecheros en esa zona.

Agrotoxicos glifosato
¿Cómo impacta este estudio a nivel ambiental y social?

- En nuestra provincia se encuentra levemente regularizado el uso de herbicidas. Por eso es importante generar conciencia sobre la aplicación de los mismos para poder hacer uso racional y controlado de este tipo de componentes. Detectamos que no hay estadísticas precisas de las cantidades que se aplican a nivel regional y nacional. De allí surge la importancia de conocer si los acuíferos de Córdoba están o no contaminados por esos plaguicidas. También, hay que saber que la llegada de un compuesto exógeno y aplicado por el hombre afecta a los microorganismos que se encuentran presentes en los cursos de agua porque se altera su capacidad de desarrollarse biológicamente.

Es importante destacar además que si bien tenemos a nivel provincial una regulación de la Secretaría de Recursos Hídricos que establece valores límites para muchos herbicidas, es fundamental seguir evaluando cuál es el impacto de estos porcentajes de concentración en el agua de consumo y en la salud.

¿Qué importancia creés que tiene este proyecto en la promoción de las actividades de investigación en la UNVM?

- Creo que a partir del trabajo que se está realizando en la universidad tratamos de dar a conocer lo que realmente sucede en nuestra provincia y en nuestro país.

Todas las investigaciones apuntan a dar soluciones a las problemáticas que vayan surgiendo, para que los análisis no sólo queden en datos. También es importante desarrollar actividades de extensión para compartir los resultados que se obtienen en el laboratorio. En este caso, resulta clave dar a conocer el valor de realizar análisis en los recursos hídricos y controlar la aplicación de pesticidas.

Equipo de investigación
Dirigido por la doctora en Ciencias Biológicas Carolina Morgante, y conformado además por la microbióloga Romina Bachetti y la ingeniera agrónoma Noelia Urseler.

Proyecto
El estudio “Calidad del agua subterránea en agroecosistemas del centro de Córdoba: contaminación e impacto sobre las comunidades microbianas nativas” se lleva adelante desde 2011 como parte del área de investigación del Instituto de Ciencias Básicas y Aplicadas.

 

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar