Sergio Villella: “El día a día de Belgrano es una trituradora”

Deportes 16/08/2019 Por
El vicepresidente del club de Alberdi, en un mano a mano con La Nueva Mañana, habló del dolor que significó para el Pirata el descenso a la Primera Nacional.
Villea01
Villella no piensa en las urnas ni en revalidar su mandato junto al presidente Jorge Franceschi, ni por su cuenta tampoco. - Foto: gentileza.

chapa_ed_impresa_01


Especial para La Nueva Mañana

Sergio Villella aprendió a declarar. Seguramente que lleva innato esa facilidad de palabras o meterse en el “modo cassette” dirigencial como todos. No obstante, mientras discurre el diálogo siempre deja aspectos y conceptos que no deben dejarse pasar por alto. Llegó a Belgrano lejos de pertenecer al ambiente del fútbol, sino desde el sector empresarial, en este caso, inmobiliario, y hasta pagó la inexperiencia y el hecho de ser neófito en un mundo diferente, ingrato pero apasionante como es la vida de los clubes.

De todas maneras, el diálogo con La Nueva Mañana también tocó aspectos políticos, más allá de que la agenda deportiva se lleva por delante todo, en un Belgrano castigado por el descenso y el malestar del hincha en general que pide el retorno a la Superliga como derecho adquirido.

En tiempos electorales, a un año de las elecciones, Villella no piensa en las urnas ni en revalidar su mandato junto al presidente Jorge Franceschi, ni por su cuenta tampoco, sino que además manifestó que una vez finalizada la temporada, regresará a sus actividades para dejar la investidura de dirigente. En este caso, de vice.

“Hemos armado un equipo competitivo, que va a ser protagonista, donde el único objetivo es el ascenso. Ya lo hablamos con el cuerpo técnico, jugadores y dirigentes. En esta división Belgrano debe pelear por el campeonato. Ya hicimos el duelo, superamos el síndrome y apuntamos al máximo, no hay más tiempo para lamentos sino para salir a demostrar que hemos estado trabajando por el bien del club”, arrancó diciendo Villella, como preludio de una serie de sustanciosas definiciones de cara al futuro del “Pirata”.

- ¿Cuál ha sido el criterio para conformar el plantel superior?

- La idea es potenciar jugadores propios y combinarlos con los de experiencia, con el lema de no traer tanto de afuera y mirar más adentro. El mensaje va traducido a buscar el ascenso, ser fuertes de local, sabiendo que estaremos en un torneo distinto, con otros rivales, con canchas más incómodas, con otra infraestructura. Y el “profe” (Alfredo) Berti sabe de las exigencias de esta camiseta.

- ¿Ya han asimilado el golpe del descenso? Los hinchas ahora reclaman, sin margen…

- Créanme que el cachetazo nos duele más a nosotros. Acá no hay margen si te equivocas, somos dirigentes pero antes hemos sido socios e hinchas. Tenemos que separar un poco las pasiones para pensar objetivamente y poder decidir. Cuando el equipo pierde o desciende el que más sufre es el dirigente, que debe volver al club al otro día sin importar el resultado y seguir gestionando. Es nuestra responsabilidad, la asumimos como tal, aunque eso no quita que no duela cuando salen mal las cosas. El día a día de Belgrano es una trituradora.

berti entrenamiento by Belgrano oficial
"Estaremos en un torneo distinto, con otros rivales, con canchas más incómodas, con otra infraestructura y Berti sabe de las exigencias de esta camiseta. Foto: archivo



- Belgrano ha transferido seis jugadores, con ventas en dólares, ¿Qué se puede proyectar con ese ingreso?

- El mercado de pases fue generoso para Belgrano, solo que hay que aclarar algunos aspectos. No es que vendemos un jugador y tiene que venir automáticamente otro de igual jerarquía. Primero que el dinero rara vez se cobra adelantado o de un día para otro. Y el resto es que muchas veces ese dinero es para saldar algunos déficits operativos generados en el transcurso ordinario.

- ¿Pero hay inversión en el plantel o en el proyecto deportivo?

- Vuelvo a reiterar: del presupuesto de Belgrano se cubre un tercio con cuotas o entradas, otro tercio con auspiciantes y el resto se debe saldar con venta de jugadores. A veces una transferencia es para cubrir huecos de meses atrás. Y no siempre está disponible. Como pueden ver, las cuentas en Belgrano están en orden.

- ¿Cuál fue el peor lamento por el descenso?

- Todos, pero si me preguntás por uno especial, me lamento por el hecho de que perdimos participación en Primera con inferiores de AFA. Ahora nos enfrentaremos a rivales de la B Nacional, será competitivo, pero no es lo mismo. Y eso que en seis categorías hemos sido campeones en dos divisiones en la Superliga. Si hemos tenido un buen mercado de pases en gran parte se debe a la formación desde las bases que viene realizando con mucho éxito Belgrano desde hace años. Los Amione, Novillo, Tomasetti, Garnerone, Lencina, Longo, Salas no son casualidades.

Bruno Amione Belgrano
"La idea es potenciar jugadores propios y combinarlos con los de experiencia", asegura Vilella. Foto: Gentileza


- ¿Ya pasó el desencanto por la salida de Matías Suárez? ¿Los curó de espanto a todos?

- No quiero ser descortés, Suárez es un jugador de gran nivel, se merece este presente en River que lo llevó a la Selección argentina. Es un jugador tremendo. Belgrano estaba armado a su alrededor pero a la vez el fútbol es su trabajo. Hay que tomarlo de esa manera. Nos costó entenderlo y no lo pudimos reemplazar. Una oferta de esa naturaleza, aunque nos duela, es un paso adelante para él y para cualquier jugador. Es su trabajo. Es la realidad por eso el tema de los ídolos es delicado. Yo solo me meto con el bolsillo de Belgrano.

¿Villella hasta 2020?

Villella por más que ostente el título de vicepresidente de Belgrano y sea el encargo de dar declaraciones a la vez que negocia contratos y transferencias del club, no tiene mayores apetencias políticas más allá del mandato de la gestión actual. El año que viene hay elecciones en Alberdi y a pesar de los rumores, no solo desmiente la chance de ser candidato, sino que por el contrario, anticipa que no seguirá en ninguna comisión directiva.

- En tiempos proselitistas, ¿la mejor campaña política es con el ascenso? Por el descenso pasado, pareciera que es casi la única…

- No lo vemos de esa forma, nos importa la campaña deportiva pero sin ningún rédito personal, sino todo por Belgrano. Nadie de esta comisión está mirando más allá ni con mente en las futuras elecciones. La gestión diaria demanda mucho esfuerzo, nadie está especulando con las elecciones. Es más, nadie del oficialismo sabe a ciencia cierta si se va a presentar. Ni siquiera hemos hablado esto con el presidente Jorge Franceschi.

- En su caso se lo eleva como un potencial candidato. Y eso que ahora es usted vice de la mesa de la B Nacional…

- Es cierto, pero ya lo dije en su momento y aprovecho para repetirlo ahora. Yo llegué a Belgrano por tres años, me fueron a buscar, estoy contento con lo que he aprendido en este tiempo y todo lo que me ha generado a nivel personal. Para estar en plenitud uno necesita un equilibrio entre el trabajo con la familia y mis hijas sobre todo, que son preadolescentes. Ellos han sufrido mucho con el descenso de Belgrano y todo lo que su padre tuvo que pasar. No puedo hacer rehén a mi familia de mi pasión. Es la realidad. Ni tampoco desatender cuestiones del club. No me imagino continuando en Belgrano después de esta temporada.

- ¿Incluso si se logra el ascenso a la Superliga?

- Es que no me desvela esa situación. No lo hago con ese objetivo. Mi compromiso fue ese, por tres años estar al servicio de Belgrano. Me ha tocado presidir otras instituciones, como la Cámara Inmobiliaria, cumplí mandato y no volví más. Ni a una asamblea. No tengo apegos a los cargos. Daré hasta mi última gota de esfuerzo pero sin ninguna pretensión electoral ni nada. No es mi estilo.

- Pero igualmente hay mucho en juego desde lo político…

- Es cierto, no obstante nosotros estamos enfocados en lo deportivo, después de lo que significó el duro golpe por el descenso. Yo también tengo mi empresa que atender, pero será cuestión de ir viendo cómo se armará este nuevo proceso, armando un grupo nuevo de dirigentes o con gente de experiencia. Mi mandato es este. Mi familia no tiene por qué pagar las puteadas que recibo por ser dirigente. Seguiré siendo hincha concurriendo a la cancha todos los fines de semana, dando una mano en lo que sea posible, pero desde otro costado.

villella franchescci 1

"Franceschi se levanta, respira, duerme, sueña y se despierta pensando en hacer lo mejor para Belgrano". Foto: gentileza.

 


- Belgrano de todas formas te ha posicionado como dirigente…

- Puede ser, de hecho lo que me llevo es eso, la experiencia riquísima en ese sentido. Pero yo sigo pensando en Belgrano, en los objetivos, las negociaciones con los futbolistas, las posibles obras y remodelaciones y el trabajo en divisiones inferiores. Haber culminado las obras de la tribuna “Cuellar” fue muy reconfortante para esta gestión. Haber sido parte fue un honor, respetando también a aquellos que pusieron la piedra basal de ese proyecto para que hoy el Gigante de Alberdi tenga capacidad para 30 mil espectadores.

- Pareciera que hay más ingratitudes que gratificaciones…

- Es como se lo toma cada uno, es cierto que hay un trabajo invisible que no muchos valoran pero son las responsabilidades de cuando uno asume este cargo. Hay de todo: buenos momentos, malos, ingratos, felices, son muchas emociones. Y te cuento que es mucho más desgastante una rescisión de contrato de un futbolista y las desvinculaciones que las incorporaciones.

- ¿Qué relación tiene usted con Armando Pérez y qué valoración hace?

- Con Armando Pérez nos habremos reunidos no más de cuatro o cinco veces en estos tres años. No hay ni rencores ni una relación fluida, de hecho el nexo y el contacto entre la dirigencia y él es con el presidente Franceschi; y desde hace un buen tiempo que no tiene mucho diálogo. En tiempos contemporáneos ha sido el presidente más importante de Belgrano por lo que ha conseguido.

- ¿Te molestaron sus declaraciones, despegándose del descenso?

- El tema es que responsables somos todos. El fracaso deportivo de la temporada pasada también lo alcanza a él, ya que participó de la primera etapa del proceso, con el armado de grupo a inicio del torneo. Todos tenemos parte de la culpa. Quizás eligió dar esas declaraciones por sus  pretensiones de volver a la presidencia de Belgrano, como ya ha manifestado. Y tiene su derecho. Igual no puede tomar distancia de este descenso, porque también tuvo su injerencia.

- ¿Y de Jorge Franceschi?

- Si yo estoy en Belgrano es gracias a Jorge Franceschi. Se levanta, duerme, sueña y se despierta pensando en hacer lo mejor para Belgrano.

- El próximo 30 de abril, ¿dónde estará Villella?

- Me imagino regresando a mi casa, con mi familia y mi empresa. Siempre siguiendo a Belgrano, pero desde mi casa y en la tribuna.

 

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar