Iván Savorgnan Studio presenta el libro "Culeao Sic"

Cultura 30/03/2019 Por Barbi Couto
Será este sábado a las 20 en barrio Alta Córdoba. La edición reúne el trabajo interdisciplinario de más de 20 artistas. Surge como una propuesta para reflexionar en torno a la lengua, en el marco de una reacción al CILE.
01-culeao tapa
La propuesta del libro es una edición independiente serigráfica de 400 ejemplares. Está pensado como una crítica es una reacción al sistema.

chapa_ed_impresa_01

 Un Cervantes con cejas delineadas en rojo y barba amarilla mira desde la tapa. Las guardas se yerguen cual paredes grafiteadas a puro abecedario. Al pasar las páginas se vuelve evidente que el trabajo tipográfico y el diseño editorial son usados al servicio de una irreverencia. Ciertas oraciones o palabras destacan en un formato bien grande, el justificado forzado agrupa palabras y crea ríos que atraviesan la página con desparpajo, las ilustraciones rompen, cortan, desarman y vuelven a armar. Cada tanto, el amarillo o el rojo irrumpen para destacar un sentido.

“La lengua es tensión. La lengua es disputa. La lengua es Poder, La lengua somos todos. La lengua está ahí para intentarlo” se lee salteando renglones a primeros golpes de vista en el texto de Eduardo de la Cruz.

Y es que esa fue la intención de este proyecto desde el primer momento: poner al lenguaje, a la lengua en el eje del debate. “Hacer un libro -Culeao Sic- en el que reflexionamos en torno a la lengua, cómo la usamos, cómo la hacemos particular y propia. Un libro que surge como una reacción ante la supuesta unificación propuesta por la RAE y el Congreso Internacional de la Lengua Española” dicen los productores del libro.

En el marco de la Feria de editoriales del I Encuentro de Derechos Lingüísticos como Derechos Humanos en la sede del Teatro Luz y Fuerza, Iván Savorgnan, uno de los editores a cargo del proyecto y fundador de un estudio taller que lleva su mismo nombre, llega sobre la hora con los primeros ejemplares listos y brinda a La Nueva Mañana una entrevista para contar los entretelones del proyecto.

culeao-pag00003
Página de "Culeao sic". Foto: Gentileza

Iván es artista visual, trabaja hace 10 años en teatro independiente y diseño escenográfico. Desde siempre ha trabajado con serigrafía en grandes formatos y, teniendo un taller montado con recursos materiales, humanos e intelectuales, de a poco fue tomando forma la idea de comenzar la producción de proyectos editoriales: “Hace unos meses atrás, conocí a Raúl Arima, un español que vino a Córdoba a hacer un libro para el Centro Cultural España Córdoba y es parte de un colectivo de Londres que se llama Minesweeper Collective”, cuenta Iván. “Nos encontramos, nos hicimos muy amigos, generamos un proyecto en el taller que es el libro ‘Pururú’, que a su vez es parte de una experimentación audiovisual que estamos por realizar. Esa fue la patada inicial para empezar a laburar esto de la editorial independiente, que no fue algo buscado pero surgió.

03 culeao ilustracion

También había trabajado con el libro de Darío Arborno, ‘Sacar la mierda’ y teníamos ganas de seguir laburando este criterio. En el taller me interesa mucho la interdisciplinariedad como forma de construcción de textos, sean visuales, escenográficos, editoriales en este caso. Cae siempre mucha gente, arquitectos, músicos, diseñadores y diseñadoras de moda, y vamos generando obras o proyectos.

“Culeao Sic’ fue una idea que salió de las tantas charlas del taller, con Evangelina Ledesma, sabíamos que venía el CILE, hicimos una convocatoria de muchos artistas, conocidos tanto de ella como míos, se les explicó cómo era la idea, la intención del trabajo. El libro reúne gente de Córdoba, Buenos Aires, México, España, incluso hay gente de Grecia, con Froso Papadimitriou por ejemplo, tuvimos que hablar en inglés y tratar de entendernos. Es un libro creado de manera colectiva por una sumatoria de artistas de diversas ramas del arte”.

01-culeao tapa completa
Cubierta de la edición digital de Culeao sic.


¿Cómo describirías la propuesta de este libro?
- La propuesta del libro es una edición independiente serigráfica de 400 ejemplares. Uno de los que participa en el libro, en lo que sería su identidad visual, es Gaspar Libedinsky, artista, curador, arquitecto de Buenos Aires, con el cual he trabajado en su estudio que es increíble, -fue uno de los diseñadores del High Line de Nueva York-. Gaspar tiene un proyecto que se llama “Letra de Molde”, en la que toma pintores políticos que intervienen en la vía pública. Junto con Juan Domingo, este letrista político, había generado esta tipografía Culeao y sabiendo de su proyecto le pedí a Gaspar si podía utilizarla. Obviamente accedió sin ningún problema y después se fue haciendo más grande, hasta que Juan Domingo agarró un muro de unos veinte metros y pintó la palabra “culeao” en la mitad de Quilmes, provincia de Buenos Aires.

02 ivan savorgnan studio CULEAO font juan domingo - serie letra de molde by Gaspar Liberdinsky
Mural de Juan Domingo.

Siguiendo este criterio urbano, empezamos a trabajar el texto interno de los participantes del libro con un criterio más arquitectónico ligado a lo que es la arquitectura brutalista, - corriente arquitectónica que tuvo lugar de los 50 a los 70-80 -, donde la repetición del signo se va acumulando, por eso se trabaja con bloques justificados.

También nos basamos un poco en Philip Glass, un compositor estadounidense de música clásica que trabaja con este criterio de la repetición y pequeñas variaciones imperceptibles pero que van mutando lo que genera musicalmente. Conceptualmente la tipografía interna está basada en esto, en el brutalismo y en Philip Glass. En la búsqueda tipográfica con este criterio que te comento aparecieron ciertos espacios, inter linealidades textuales que generan una ruptura, la fragmentación del texto y se vuelve un poco ilegible en un sentido o puede tener otro tipo de lecturas, (no sabemos si es horizontal, si es de arriba a abajo), porque aparecen ciertos espacios en blanco que condicionan la lectura como venimos acostumbrados.

culeao-pag00005
La puesta en página es arriesgada, la tipografía interna está basada en el brutalismo y en Philip Glass.


¿Cuál fue el propósito de pensar un libro de estas características? ¿Fue pensando como crítica en relación al CILE?
- Más que una crítica es una reacción. No me gusta ir al choque porque si vos chocás contra el sistema te va a comer, o contra lo que está institucionalizado. Hay que ser un poco más estratégico y tomar o entender sus formas y romperlas un poco. La estructura, esta textual que se rompe, fue un poco la desinstitucionalización de la editorial, o de la imagen, o del texto, que es lo que buscamos en el taller: la desinstitucionalización de los lenguajes. No creemos en una forma de hacer algo, como artistas. Yo soy artista visual y participan personas como Evangelina que viene de las letras, y de otras ramas del arte también.

El propósito era que se hacía el CILE en Córdoba y que en base a eso queríamos realizar un material “en reacción para”. El único lineamiento para los artistas fue que sean libres a la hora de producir. Ahora que está listo todos van a tener una copia del libro, se les va a enviar a Europa, para México, para Buenos Aires, con un poster que van a salir de Culeao Sic. Porque es una forma de construcción y aparte una forma de agradecimiento por el compromiso de todos y devolverles un poquito el laburo que hicieron. Es más, también se sumó Clara Cantore en el proyecto, generó un texto hermoso, le puso su melodía y en estos días va a salir al aire en vivo. Tenemos esta perlita para el proyecto.

¿Cómo fue el proceso de producción del libro?
- Fue muy heavy, terriblemente lindo y complicado. Somos varias personas en el taller trabajando a diario: Evangelina Ledesma, Facundo Cavenagh, Toto Carabello, Ma. Victoria Rodríguez y yo.
El de este libro fue un trabajo de un mes de diseño, de recolectar todo el material, empezar el laburo de edición y puesta en página. Al ser un taller independiente, el financiamiento de proyectos se complica. La mayoría de las oportunidades proyectamos mucho pero a veces llegar a la finalidad es bastante complejo. Para financiar este laburo hicimos una preventa que alcanzó para comprar parte de los materiales y la gente de Sartex que es donde yo consumo materiales serigráficos me dieron material de más para poder llevarlo a cabo, una ayuda agradecida. Y hasta hoy estuvimos cosiendo libros. Es una movida muy potente, días de laburo muy intenso desde las 9 de la mañana a las 3 de la madrugada. Para llegar con los tiempos.

04 ivan savorgnan studio en el taller
El trabajo de edición y producción es artesanal en el estudio Iván Savorgran.

Culeao Sic

El nombre del proyecto “CULEAO” surge de la necesidad de poner de manifiesto esta contraposición entre aquello que es dicho de manera común y corriente por cualquier hablante de a pie y aquello que pertenece al dominio de lo “correcto”. La palabra ‘culeado’, participio de ‘culear’, no solo es vulgar (“propio del vulgo” y taxonomía que figura en los diccionarios para ‘condenar’ a las palabras ‘incorrectas’) sino que además es diametralmente opuesta a la supuesta unificación del español que plantea la RAE. Es una palabra muy vernácula, autóctona, que no aparece en el diccionario y que constituye un rasgo muy identitario de región y clase social. Forma parte de un sociolecto y dialecto particulares. “(sic)” es una fórmula latina utilizada para citar textualmente algo que puede o no estar mal dicho, en este caso “culeao” en vez del participio “culeado”. De esta manera se buscamos crear un diálogo entre dos formas para evidenciar esta noción de “incorrección” léxica.

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar