Talleres empieza a preocupar; a no "morir con la suya"

Opinión 02/10/2016
A pesar de que aún resta mucho por jugarse, en barrio Jardín hay señales de alerta. Y Kudelka tendrá el desafío de saber cambiar, para que algo cambie.

Más allá de las formas de perder, en Talleres la preocupación abarca en ambos ámbitos. Porque la magra cosecha de dos unidades sobre 15 posibles no contrasta con lo mostrado en cancha, a pesar de que en Mar del Plata generó más oportunidades de gol que nunca. Pero que tampoco esas acciones sean motivo de cimentar un proyecto que va en progreso porque ha sido pobre hasta ahora la generación de juego.

Será el esquema o los intérpretes, la cuestión es que a veces un solo punta queda demasiado expuesto si no se llega con claridad por las bandas, más todavía cuando no es abastecido como corresponde. Los tres volantes  tampoco pisan el área. Y si en algo falló el DT Frank Kudelka tiene que ver con su obcecada propuesta, cambiando las piezas con la misma naturaleza de juego y sin sorprender con algún movimiento táctico. Al no ser flexible en ese sentido, el dispositivo corre el riesgo de estancarse y esos síntomas se pudieron detectar en apenas cinco fechas de juego.

Kudelka no puede hoy sustentarse en su gran eficacia entre Federal A y Nacional B, donde fue campeón invicto y apenas arrastraba una derrota en año y medio. Cayó en Mar del Plata ante un rival directo por el descenso y eso preocupa. Rumores sobran y más en Talleres, donde es una usina permanente de estas cuchicheos de pasillo. Lo cierto es que hoy no luce con cimientos como para hacer pie. La tranquilidad que pide el presidente Fassi es más un estímulo que un respaldo. Lo concreto  tiene que ver con la necesidad de sumar. Y para eso debe cambiar algo. Desde Kudelka hasta los jugadores. Y ese "yo muero con la mía" no le va a servir por mucho tiempo

Te puede interesar