La modelo de 60 años que se convirtió en la envidia de las jóvenes

Yazemeenah Rossi asegura que su secreto para estar en forma es realizar una dieta especial, yoga, tener bastante sexo y tomar whisky.

No ha pasado por el quirófano, y ni siquiera se ha teñido el cabello (de hecho, ha rechazado mucho dinero por no querer teñírselo); su secreto es una dieta, yoga, bastante sexo -dice ella- y whisky.

Se trata de Yazemeenah Rossi, de 60 años, quien se ha convertido en la modelo que encarna la belleza en la tercera edad.

Rossi vive en una pequeña casa frente al mar en Malibu, California. Dice que el secreto de su vitalidad es llevar una vida simple y ser agradecida, vivir el momento. "Todos los días me levanto, no tengo una agenda que me diga qué hacer, soy feliz, incluso cuando me toman fotos. Es como un juego para mí. No se trata de mí, mi ego está satisfecho hace mucho tiempo. Se trata de disfrutar cada día", explica.

Asegura que va a modelar toda su vida, aunque también es artista, actriz y fotógrafa. Rossi tuvo varias peleas con agentes que querían que se tiñera las canas. "Cuando tenía 12 comenzaron a aparecer las primeras canas y a los 20 mi cabellera era jaspeada, siempre pensé que era hermoso. Siempre creí que mis canas eran un regalo, nunca quise teñirlas".

En una entrevista con el Sunday Times, la modelo contó algunos de sus secretos de belleza. "Levantarse temprano, hacer estiramientos y algún tipo de actividad física es esencial. Basta con caminar, correr, hacer ciclismo o, en general, cualquier tipo de actividad que ponga a trabajar el cuerpo". Además, aconseja ducharse con agua fría a la mañana y a la noche, para mentener activos la circulación y el sistema nervioso.

Rossi sólo consume alimentos orgánicos desde hace mucho tiempo, antes de que se pusiera de moda. Comienza su día tomando un vaso de agua tibia con limón y todos los días se come una palta. También hace meditación y prefiere no consumir fármacos.

Te puede interesar