El asesino de la masacre de Hurlingham se quiere suicidar

Policiales 11/02/2017 Por
En una entrevista psicológica declaró que no recordaba nada de lo ocurrido. El juez ordenó su traslado a la cárcel psiquiátrica.
Loscalzo
Momento de la detención de Diego Loscalzo

Diego Alberto Loscalzo tuvo una crisis emocional en una entrevista psicológica. Luego de esto, el fiscal ordenó su traslado a la cárcel neuropsiquiátrica de Melchor Romero.

Me suplica que le acerque las herramientas necesarias para quitarse la vida, ya que no puede soportar el hecho e ingresar a un penal y ser expuesto a los demás internos", notificó al juez de Garantías 4 de Morón, Alfredo Meade, la psicóloga de la alcaldía de San Martín, donde se encontraba detenido hasta el jueves el imputado. El magistrado posteriormente, ordenó el traslado de Loscalzo al Penal Neuropsiquiátrico bonaerense de Melchor Romero.

De acuerdo con el dictamen de la profesional, según un reporte de Telam, "durante la entrevista el interno se encuentra orientado en tiempo y espacio, sin ideas delirantes pero sí suicidas. Con un aspecto desmejorado y desalineado físicamente. Respecto a lo acontecido y de lo que se lo acusa, relata no acordarse nada".

La psicóloga también explicó que Loscalzo le relató que "tenía una excelente relación" con su mujer Maguna y sus dos hijos y que mientras recordaba a sus familiares no se visualizaban "signos de angustia latente, hasta cierto grado de frialdad y distancia al relato".

En el informe también consta que la psicóloga "Al rememorarle lo sucedido ese día, le nombro al niño que le apuntó pero no le efectuó el disparo”, ante lo cual, Loscalzo se angustió.

El imputado quedó formalmente detenido el jueves por decisión del Juez Meade, está acusado por el "homicidio agravado" por la relación de pareja previa con Romina, los homicidios agravados "por el uso de arma" de Vanesa Gisella Maguna (38), Juana Paiva (55), José Eduardo Maguna (34) y Darío Daniel Díaz (33); y las tentativas de homicidios agravados "por el uso de arma" de Mónica Beatriz Lloret (36), que cursaba un embarazo de nueve meses y lo perdió, su hija de 12 años y Cinthia López Gotta (38).
De acuerdo a los informes preliminares de las autopsias, Romina recibió seis balazos, Paiva y Díaz dos cada uno y José uno solo; al tiempo que los forenses señalaron que Vanesa presentaba varios orificios "de entrada y de re entrada", por lo que aun no se precisó la cantidad de impactos que sufrió.

Te puede interesar