Reunión cumbre de la canción popular y las cuerdas

Cultura & Espectáculos 11/06/2018 Por
Será este miércoles en el escenario del Teatro Real. Coincidirán Magnolia cuarteto de cuerdas con los cantautores locales Lucas Heredia y Rodrigo Carazo.  
Heredia Carazo Magnolia 1

chapa_ed_impresa_01

Por: Adrián Baigorria - Especial para La Nueva Mañana

Lucas Heredia y Rodrigo Carazo representan a una nueva generación de cantautores cordobeses que viene dejando una huella indeleble en la historia de la escena musical local, por la belleza de sus letras poéticas, sus melodías cuidadas y una rítmica, en algunos casos, desusada en el ámbito local, inspirada en géneros populares latinoamericanos, pero también en el jazz, en el caso de Heredia, y en la música africana, en el de Carazo. Magnolia, por su lado, con la típica formación de un cuarteto de cuerdas (dos violines, viola y cello) cultiva con una naturalidad expresiva única temas propios e interpretaciones de otros autores en los géneros populares argentinos por excelencia: el tango y el folklore.

El concierto del miércoles está ideado con un tramo de intervención de cada artista, en partes intercaladas, ya sea con el cuarteto Magnolia, los dos cancionistas a solas o todos juntos, con Magnolia sumado con arreglos propios, a temas de los cancionistas.

Spinetta siempre presente

Para esta ocasión especial, los cantautores eligieron un repertorio basado centralmente en composiciones de ambos y algo de Spinetta más alguna sorpresa que se verá en vivo.

De la conjunción de fuentes tan heterogéneas es que surge la expectativa por este encuentro de la canción de características únicas. La Nueva Mañana dialogó con los protagonistas de esta cita cumbre de la canción local.
Hernán Soria (violinista, compositor y arreglador de Magnolia) destaca que el cuarteto, además de temas propios, “hará cosas de Remo Pignoni, un destacado compositor santafesino de música popular argentina, contemporáneo del Cuchi Leguizamón”. Soria agrega sobre el compositor santafesino que: “sólo estuvo en Rafaela, de donde era y toco sólo ahí. Tiene temas en co-autoría con Hamlet Lima Quintana y Buenaventura Luna”. Aparte, el violinista destaca que Pignoni tuvo “fuerte ascendencia sobre músicos del Litoral”. Además, el cuarteto interpretará composiciones del gran Astor Piazzolla, como ‘Buenos Aires hora cero’, ‘Milonga del ángel’ y ‘Muerte del ángel’.

Repertorio elegido y el realce del escenario del Real

Al explicar la selección del repertorio que harán juntos, Lucas Heredia destaca que elige ‘las canciones de Rodrigo en las que cada uno puede aportar musicalmente, en las que siento que quizás hubiera seguido ese camino compositivo, por eso me siento cercano’. Y completa, sobre las afinidades entre ambos: ‘hay muchas coincidencias con Carazo, a nivel melódico. De hecho, hay canciones en las que hay fragmentos de melodía en los que el otro se ve reflejado, por haberlo hecho antes o después, pero están ahí, dando vueltas’. Sobre la complementación con Magnolia, Heredia explica que ‘la idea era que las cuerdas tuvieran un lucimiento importante’. ‘También hay algunas canciones, en la parte que hacemos los dos solos, que son más guitarrísticas y funcionan muy bien en el formato de dúo’, completa. Heredia concluye que: ‘la coincidencia estética es también una coincidencia ética que permita que fluya lo musical’.

Por su parte, Carazo resalta que ‘el repertorio elegido está muy alineado con la fuerza melódica, porque no es lo mismo tocar con un set de percusión que tocar con un cuarteto de cuerdas y guitarra. Aluden y potencian cosas distintas’. Aparte, resalta que ‘en este caso, creo que las cuerdas nos dan la posibilidad de expandir el plano melódico. Sin embargo, en el repertorio aparecen cuestiones rítmicas muy fuertes, porque eso es inherente a nosotros. Lucas y yo coincidimos en las búsquedas polirrítmicas de las canciones. Explorar la canción desde un lugar diferente en el enfoque rítmico y armónico’. ‘Creo que en mi búsqueda también está ese lenguaje, esa posibilidad de romper con ciertas estructuras, pero a la vez, seguir cuidando mucho el contenido, en cuanto al mensaje, a la novedad tímbrica, melódica’, completa el cantautor.

Heredia carazo magnolia 4
Hacernos cargo de nuestra propia voz

Además, Carazo destaca el ‘color local’ en la articulación del espectáculo. ‘Las canciones son las propias y de allí surge la cuestión identitaria de nuestra provincia, pero que en realidad es mucho más amplia y termina en el lenguaje de la humanidad’, indica. ‘Es decir, nos hacemos cargo de nuestra propia voz que se abre y se manifiesta hacia afuera. La parte cantautoril del show es de canciones propias’, completa Carazo
A su turno, el violinista Hernán Soria pone en tela de juicio la división entre música popular y académica. ‘Hay que replantearse eso, porque es como que la música llega a ciertos lugares porque uno la ama y le dedica cierta cantidad de tiempo, más allá de tener o no una formación académica’, indica. Y contrasta: ‘yo sé del estudio profundo que él (por Carazo) hace de la música, entonces diría que hay que borrar la frontera entre lo que es y lo que no es académico. Y en el trajín del armado de este show, se integran músicos con formación académica y se borra la frontera’. ‘La música tiene más que ver con el estudio y con el amor que uno le pone a estas cosas’ remata el violinista.

“El Real es algo así como un templo”

La posibilidad de tocar en el Real le da un realce particular al concierto. Heredia lo explicita así: ‘El teatro Real es algo así como un templo. Poder cantar allí tiene la característica de un ritual, de ir hacia un lugar más profundo. No creo que los lugares pequeños no sean lugares de rituales y de intimidad. Creo que estos lugares más grandes son como manifestaciones institucionales arquitectónicas, como la institución de la música hecha un lugar y, por ser eso, uno se siente como una extensión de esos lugares. El lugar grande me permite la posibilidad de resonar en ese lugar, de sentir que eso que pasa ahí es también el resultado de muchas músicas que han pasado. Me hace caer más en la idea de que hay una fe que sublima en estar en ese lugar compartiendo de esa forma. Eso hace que uno se tome con la seriedad de un ritual cada canción, porque siente que eso también se convierte en algo de una profundidad física y una presencia distinta’.

Carazo también siente el estímulo del show en una sala teatral. ‘Es la primera vez que toco en el Real y es tremendo porque los teatros tienen esa magia histórica, atemporal, de haber alojado obras diversas de tantas artes; tienen esa mística de las tablas. Para mí es una oportunidad hermosa. La voy a aprovechar a full, porque me gusta vivir ese momento y ojalá que la gente también lo haga’.

Entradas
El evento se trata de un concierto único, que ya se hizo en abril de 2016, en el marco del ciclo Vivo En Córdoba, en el Salón de Actos del Pabellón Argentina (UNC). Los tickets pueden adquirirse en boleterías del Teatro Real a través del sistema Autoentrada. Las plateas cuestan $ 250 y los niveles superiores, $200, en ambos casos agregando el service charge.

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más,
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los lunes en tu kiosco ]


Te puede interesar