De Tanti a la cocina rusa

Mundo 10/06/2018 Por
Sebastián Ojeda es nacido en la localidad cordobesa cercana a la villa Serrana y vive hace 11 años en Moscú. Trabaja en gastronomía. Implementó una especie de choripán para una feria y le tiene fe a la Selección en el mundial.
de tanti a moscu by fede jelic
Sebastián Ojeda, nacido en la localidad cordobesa cercana a la villa Serrana, vive hace 11 años en Moscú. - Cobertura y foto Federico Jelic






Rusia-chapa

Por: Federico Jelic
ESPECIAL DESDE RUSIA

 Desde lejos parece ruso, por fisonomía y porte físico, pero al entablar unas palabras se le denota una cepa tan cordobesa como el choripán de la plaza del Dante. Y justamente las comidas al paso son el nexo de esta historia de Sebastián Ojeda,  oriundo de Tanti, quien vive ya hace 11 años en Moscú, ligado a la gastronomía. Hoy administra algunos food trucks pero trabajó en restaurantes y otros oficios para poder instalarse en la capital rusa.

"Acá en Rusia nadie habla inglés, no les interesa y no saben que viene un mundial, no toman dimensión de lo que será la copa del mundo. Solo algunos amigos míos tienen consciencia de que será una fiesta total. Va a estar muy lindo. La gente es especial, pero si le agarrás el punto, son amables y generosos", comentó Ojeda mientras invita a degustar los platos típicos rusos de su stand de comida:  shashlik de carne y pollo, algo así como brochets o espadas con carne condimentada, junto a una mostaza que es mucho más fuerte y picante que la habitual. Además, ofrece un vaso de Kvass, una bebida a base de pan negro pasado fermentado con agua. Tiene muy poca graduación alcohólica.

"El año pasado hubo una feria gastronómica en Moscú, argentina era, y yo implementé el choripán, pero no es que yo venda eso. Acá en Rusia los chacinados son mirados con cierta desconfianza, el ruso es más normal con la comida. Igual de a poco la cultura del food truck va creciendo por estas zonas", relata Ojeda, quien se considera hincha de Talleres pero sin fanatismos.

de tanti a moscu by fede jelic (2)

"Llegué a Rusia por esas cosas de la vida, viajando sin un mango y a los tres meses me quería ir.  No soportaba la cara de c... de los rusos y sus tratos. Me fui acostumbrando, conocí a mi esposa, estoy tramitando la ciudadanía y ahora estamos casados. Me siento cómodo, aunque extraño también la sociedad cordobesa", explica el cocinero, quien para la nota exigió a modo de condición que le acerquemos como souvenir un pote de dulce de leche: "No saben cómo se extraña esto, es lo más rico del mundo", se ríe.

Con respecto al equipo, manifestó que no irá a la cancha a los partiros de la selección pero que los sufrirá en primera persona. "Le tengo fe al equipo, acá la fiebre mundialista no empezó, pero ya cuando van llegando los primeros argentinos  se van encantando de a poco. Tenemos a Lionel Messi, quizás no mucho más pero es una excusa para soñar con volver a ser campeones del mundo". Para cerrar, describió un detalle de la cultura rusa: "Es común que a los hombres en su cumpleaños se le regalen flores. No solo a las mujeres. Para mi cumple no me regalaron ni una camisa, un pantalón ni nada de eso. Flores, flores y flores, parece un vivero mi casa", expresa con humor.

de tanti a moscu by fede jelic (1)

Rusia-chapa-abajo





 
 

Te puede interesar