Partido suspendido, plantel fortalecido y en paz

Los dirigidos por Jorge Sampaoli permanecerán en Barcelona hasta el sábado próximo donde por la tarde en vuelo chárter viajarán rumbo a Rusia.
seleccion

Lucas Fabián

Especial desde Barcelona

Tras la suspensión del Israel-Argentina pactado para el próximo sábado en Jerusalem, el semblante en el bunker argentino durante su estadía en la ciudad condal es de serenidad y mesura tras la decisión del CT y plantel con su capitán Lionel Messi a la cabeza en la firme postura de no viajar a jugar dicho encuentro. Los dirigidos por Jorge Sampaoli permanecerán en Barcelona hasta el sábado próximo donde por la tarde en vuelo chárter viajarán rumbo a Rusia.

En el mediodía del miércoles y con la noticia ya instalada se vivieron horas de confusión, sin información oficial y a la espera durante tres o cuatro horas por un centenar de periodistas argentinos, extranjeros y españoles aguardando una explicación o aclaración sobre cual era la verdad y realidad de lo que estaba pasando. Los vigilantes de seguridad del lujoso Hotel Sofía (lugar que sirve de concentración por estos días en la estadía del seleccionado argentino en Catalunya) se encontraban asombrados por lo que se estaba viviendo, un lobby repleto de cámaras, micrófonos, valijas, mochilas y computadoras, cronistas en vivo saliendo al aire para distintas emisoras, un verdadero descontrol para lo que suele ser un hotel 5 estrellas.

Alrededor de las 15, tras reunirse con miembros de la organización del amistoso entre Israel – Argentina, Claudio ¨Chiqui¨ Tapia se hizo presente en uno de los hall del hotel, secundado por gente de prensa de AFA, llamó una conferencia un poco desprolija ya que sólo pudieron ingresar medios argentinos acreditados y los medios españoles, catalanes y extranjeros debieron aguardar y no tuvieron la posibilidad de bajar al salón donde se desarrolló la exposición a través de un comunicado por parte del presidente que no duró más de tres minutos y no tuvo derecho a pregunta. Tapia pidió disculpas a la comunidad israelí por la suspensión del partido y dejó entrever que quizás en un futuro y en alguna fecha FIFA se podría llevar a cabo este partido.

Tras esta decisión por parte del cuerpo técnico y jugadores y la firmeza del mejor del mundo, Argentina transita los últimos días en Barcelona con serenidad, trabajando de lleno y de cara a lo que se viene, la copa del mundo. Se respira y se ve en el rostro de los protagonistas con el CT mucha unión, complicidad y compañerismo, algo que es fundamental para afrontar y lograr un objetivo, Claro! El objetivo de un 33.000.000 millones de argentinos, ver levantar la Copa del Mundo! Vamos Argentina Carajo!

 

Te puede interesar