Aseguran que los testigos no reconocieron a Cruz González como el asesino de Brian Aguinaco

Policiales 12/01/2017
Información de la causa revela que tres personas que presenciaron el asesinato, incluido el abuelo de la víctima, no pudieron señalar al joven que se fue a Perú en una rueda de reconocimiento.
Gonzalez
Así reflejaban los medios peruanos la llegada de González

Durante los últimos diez días, Brian Joel Cruz González, de 15 años de edad, fue señalado como el asesino de Brian Aguinaco.

Cabe recordar que Cruz González fue detenido a raíz de un dato obtenido por la división Homicidios de la Policía Federal, que llevó a capturarlo en el aeropuerto de Santiago de Chile en lo que creía era un intento de fuga. Viajaba acompañado de su padre.

Luis Armando Gómez, alias "Yun", de 26 años, con cuatro detenciones por robo y una condena cumplida, fue detenido junto a González en la causa. El fiscal original del caso, Ignacio Mahiques, sostuvo la hipótesis de que "Yun" había sido el tirador que acabó con la vida de Brian Aguinaco y que González había sido el piloto de la moto.

 El caso luego cambió de investigador, ya que Cruz González es un menor de edad: pasó al Juzgado de Menores N°7 a cargo del doctor Enrique Velázquez y la Fiscalía N°4 del fuero, subrogada por el doctor Alejandro Marti Garro. Mientras tanto, González, alojado en el Instituto de Menores Inchausti, era señalado como el asesino de Aguinaco.

 ¿Qué había para sostener esta afirmación? La rueda de reconocimiento que González enfrentó el martes 3 de enero en los tribunales de la calle Talcahuano se volvía la clave para determinar esto. En rueda de reconocimiento, ninguno de los testigos, incluido el abuelo, pudo reconocer positivamente a Brian González.

 La rueda se realizó junto a otros tres jóvenes similares en aspecto a González, todos con remeras grises. Hubo apenas una respuesta parcial de una testigo que no se podía decidir entre González y otro joven en la línea. Enrique Aguinaco llegó a decir que había visto a los agresores que mataron a su nieto solo de espaldas y pidió que los cuatro jóvenes en la línea se den vuelta: señaló a dos, ninguno de ellos era González.

 Mientras tanto, el presunto asesino de 15 años sigue en Perú, a donde llegó ayer tras ser liberado por el juez Velázquez, aunque no fue sobreseído ni exonerado de la muerte de Aguinaco. Fuentes cercanas a la causa aseguran que el magistrado resolverá su situación procesal en los próximos días.

 Hay dos posibilidades: que reciba una aplicación estricta del Código Penal solo en base a su edad o que sea sobreseído por falta de pruebas. Si es por falta de pruebas, entonces el expediente por el segundo atacante de uno de los crímenes más resonantes de los últimos tiempos vuelve a foja cero. La suerte, en cambio, es muy distinta para "Yun" Gómez: dos testigos lo reconocieron inequívocamente en su propia rueda, hecha días antes que la de González. El joven quiso declarar: no lo hizo finalmente por consejo de su defensor oficial.

 Hay otras dos nuevas revelaciones en la causa que son francamente inquietantes. La primera es sobre el arma misma que mató a Brian: no se encontró, pero sí se halló una vaina en la escena del crimen. Gracias a un análisis balístico hecho por la Policía Federal, se pudo saber que la misma arma se usó para matar al joven fue empleada para un tiroteo entre bandas en una cancha de fútbol de la Villa 1-11-14, donde un menor con retraso mental resultó herido. La segunda es la coartada de González misma.

 

En su declaración, el presunto asesino aseguró que en el marco horario del crimen estaba comprando zapatillas en un local deportivo de Flores, aunque algo lejos de la esquina de Rivera Indarte y Asamblea, donde ocurrió el homicidio. La Justicia ya requirió las cámaras del local, junto con otros 29 dispositivos de filmación de la zona. Lo que diga esa cámara puede ser crucial.

 

Fuente: Infobae

Te puede interesar