Preso se cosió los párpados para que no lo condenen

País 12/01/2017
Quería que revisaran su caso pero a pesar de eso, la Justicia le dio una pena de siete años y seis meses de prisión por robo. Ocurrió en Neuquén.
Ampliar
Alejandro Ramón Forno se cosió los ojos como forma de protesta durante la causa por robo que enfrenta en Neuquén. - Foto: Gentilez el Once

Un hombre detenido por robo, ingresó a la audiencia ante la Justicia neuquina con los párpados de ambos ojos cosidos con hilos, como una forma de protesta extrema para que revisen su caso, pero igual fue condenado.

Se trata de un interno de la U9 de Neuquén, Alejandro Ramón Forno, que ingresó a la sala de audiencia con un rosario colgado del cuello, una imagen del Gauchito Gil estampada en la remera que le cubría todo el pecho y con los párpados cosidos.

El reclamo poco convencional de Forno era para exigir su sobreseimiento, por considerar que su causa ya prescribió, pero la Justicia ordenó, en cambio, que comience a cumplir su condena.

“A mí se me tiene que informar por qué se me juzga, no sé qué  ley se está aplicando conmigo. Estoy pidiendo ser sobreseído, no se me quiere escuchar, no se quiere ver, por eso tomé esta medida”, apuntó Forno, que con sus ojos apenas entreabiertos lograba hurgar entre sus papeles.

Este miércoles, la jueza Carina Álvarez avaló el pedido de la fiscalía y dictaminó que Forno comience a cumplir la pena única de siete años y seis meses de prisión.

Además, la magistrada rechazó el recurso de hábeas corpus presentado por Forno para ser sobreseído, ya que dichos argumentos fueron rechazados en instancias anteriores.

Fuente: Noticias Argentinas

Te puede interesar