El ministro de Salud de la Nación defendió la legalización del aborto

"Más allá de todos los dilemas morales, el aborto existe y es un problema que tenemos que abordar", aseguró.
Rubinstein
El ministro de Salud de la Nación defendió la legalización del aborto. Foto: Gentileza

En la última audiencia pública previa a la discusión en el recinto de la Cámara de Diputados, el ministro de SaludAdolfo Rubinstein, defendió este jueves el proyecto de legalización del aborto.

El Ministro celebró la decisión del presidente Mauricio Macri de darle luz verde al debate parlamentario "aun cuando sus convicciones personales son contrarias a la despenalización del aborto". "Más allá de todos los dilemas morales, el aborto existe y es un problema que tenemos que abordar", aseguró.

Para apuntalar la iniciativa que será debatida en el recinto de la Cámara baja el próximo 13 de junio, el ministro apeló a la legislación comparada internacional: "Los países con marcos legales restrictivos no han visto reducido el número de abortos, sino que han aumentado los abortos inseguros".

En este orden de ideas, enfatizó que "la evidencia es muy robusta respecto de que la despenalización del aborto reduce las muertes maternas, las complicaciones graves y el número de abortos totales".

Al precisar datos sobre la problemática que afecta a gran cantidad de mujeres en todo el país, Rubinstein informó que en 2016 se contabilizaron 43 muertes de madres gestantes por aborto, alcanzando así un 17,6% de las muertes maternas. Sumó a esto que entre el 2005 y 2014 hubo una disminución del 20% de los egresos hospitalarios por esta causa fruto de las políticas de prevención y el uso de la pastilla de misoprostol.

Antes de dar sus conclusiones finales, Rubinstein explicó que "el aborto inseguro, aquel que no es llevado a cabo por un profesional o en las condiciones que requiere, supera el 90% en Latinoamérica".

Como contracara de esa situación, sostuvo que "los países que no tienen leyes restrictivas prácticamente no tienen muertes por aborto". Y agregó: "En los países desarrollados, la tasa de aborto cayó. Mientras que en los países con leyes restrictivas, se mantuvo igual. Existe una relación clara entre la despenalización y el número de abortos".

Te puede interesar