Denuncian a Jefe de Inteligencia de Macri por recibir coimas de Odebrecht

Política 12/01/2017
La información salió a la luz por una investigación publicada por el diario O Globo. Odebretch habría transferido US$ 594.518 a la cuenta en Suiza del funcionario entre el 25 y 27 de septiembre de 2013. Gustavo Arribas es el actual director de la Agencia Federal de Inteligencia.
arribas

El diario brasilero O Globo publicó en su edición de hoy la investigación contra el titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas, tras quedar envuelto en el escándalo de corrupción en aquel país, conocido como "Lava Jato", luego de que uno de los involucrados afirmara haberle transferido casi 600 mil dólares.

La nota pone el foco en el cambista Leonardo Meirelles, condenado por la justicia brasileña y resalta las cinco transferencias que en 2013 le hizo al jefe de los espías desde una cuenta bancaria en Hong Kong que el operador brasileño controlaba a través de la empresa RFY Import & Export Limited, calificada como "empresa fachada".

Según consignó La Nación, que obtuvo acceso a los documentos de sus pares peruanos, el operador financiero de Brasil transfirió más de medio millón de dólares a una cuenta de Arribas en cinco pagos que comenzaron en septiembre de 2013, inmediatamente luego de que se relanzara el plan de Odebrecht para implementar el soterramiento del tren Sarmiento.

Meirelles se habría acogido al régimen de la "delación premiada" para contar todo estos detalles, y aportó documentación sobre miles de transferencias que hizo para Odebrecht y otras empresas brasileñas, según surge de los registros de transferencias bancarias que integran la investigación sobre Lava Jato en Brasil, consigna el matutino.

Voceros de AFI informaron que en las próximas horas emitirán un comunicado oficial con la respuesta del organismo.

En la investigación se señala que el operador brasileño transfirió un total de US$ 594.518 mediante cinco giros a una cuenta en Suiza de Arribas entre el 25 y 27 de septiembre de 2013, desde una cuenta bancaria en Hong Kong que el operador brasileño controlaba a través de la empresa RFY Import & Export Limited, que la justicia de su país ya calificó como "empresa de fachada", destinada al pago de coimas, lavado de activos y evasión.

Te puede interesar