Renunció un funcionario clave de Salud y sigue la crisis en el área

País 09/01/2017
Se trata de Néstor Pérez Baliño, secretario de Promoción, Programas Sanitarios y Salud Comunitaria. Es el séptimo funcionario que deja el área en medio de las denuncias de subejecución y falta de insumos.
Ampliar
El secretario de Promoción, Programas Sanitarios y Salud Comunitaria del Ministerio de Salud, Néstor Pérez Baliño, renunció a su cargo.

Uno de los principales funcionarios del Ministerio de Salud, Néstor Pérez Baliño, renunció hoy a su cargo. El secretario de Promoción, Programas Sanitarios y Salud Comunitaria, que operaba como virtual viceministro, se suma a la lista de profesionales que dejaron el área en medio de las denuncias de subejecución presupuestaria y falta de insumos y medicamentos.

La salida de Pérez Baliño quedó formalizada mediante el decreto 22/2017 publicado en el Boletín Oficial, con la firma del presidente Mauricio Macri y del ministro Jorge Lemus. "Agradécese al funcionario renunciante los valiosos servicios prestados en el desempeño de su cargo", se indicó el artículo segundo.

Médico cardiólogo, Pérez Baliño manejaba el 70 por ciento del presupuesto de Salud. Es egresado de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires (UBA), y había sido designado en el puesto en diciembre de 2015 (incluso era uno de los posibles candidatos a Ministro), aunque anteriormente ya había ocupado otros cargos en la cartera sanitaria de la Ciudad cuando Macri era Jefe de Gobierno.

Antes de él, renunciaron Carlos Falistocco, a cargo del programa Lucha contra el SIDA, cuando asociaciones de profesionales denunciaron la falta de reactivos y distribución de preservativos. También Daniel Bosich, ex subsecretario de Coordinación Administrativa; Marina Kosacoff, ex subsecretaria de Prevención; Sebastián Laspiur, ex director de Promoción de Salud y Control de Enfermedades no transmisibles; Héctor Coto, ex director de Enfermedades Transmisibles por Vectores; Carla Vizzotti, ex directora de Enfermedades Inmunoprevenibles.

A principios de enero, la Sociedad Argentina de Infectología (SADI) envió una carta al ministro de Salud, Jorge Lemus, para expresar su "profunda preocupación" ante la falta de provisión de drogas para la tuberculosis y advertir sobre las "graves consecuencias" de la interrupción del tratamiento. Además, en casi todas las provincias del país se registraron faltantes de insumos para la realización de estudios de VIH-Sida.

Pérez Baliño, consultado por radio El Mundo, señaló que su partida tuvo que ver con una "reestructuració en el Ministerio" y que el área que manejaba "se dividirá en dos unidades más pequeñas, con dos secretarios". "Yo quedaré en un rol de asesoría", agregó.

"Es cierto que tuvimos un año muy trabajoso. Cuando ingresamos en diciembre de 2015 teníamos más del 30 por ciento de los medicamentos o insumos en stock cero; medicamentos para el Sida, del ex programa Remediar, medicamentos para la tuberculosis", completó.

Fuente: Infobae

Te puede interesar