Cómo será la espectacular fiesta que planea Obama para dejar la Casa Blanca

Mundo 05/01/2017
A dos semanas de dejar el poder luego de ocho años, el presidente prepara una gran celebración con cantantes y actores de Hollywood.
obama dos

El presidente saliente de Estados Unidos, Barack Obama, dejará el poder el 20 de enero a manos de Donald Trump, pero no abandonará la Casa Blanca sin realizar una espectacular fiesta de despedida, programada para este viernes, con rutilantes estrellas del espectáculo.

El mandatario demócrata ya había confirmado en diciembre en un diálogo con un niña visitante que, junto a su esposa, Michelle Obama, organizarían un festejo "para adultos". Si bien los detalles no suelen ser de público conocimiento hasta cuando el evento está a punto de comenzar, el presidente no ha dudado a la hora de organizar varias cenas de Estado para líderes invitados en los que también se presenta alguna estrella del espectáculo.

Según publicó el Washington Post, a la gala del adiós asistirían famosos como la presentadora Oprah Winfrey, los actores Samuel L. Jackson y Bradley Cooper, entre otros.

Las lista de invitados, además, incluirían a a los cantantes Stevie Wonder y Usher y a los cineastas J.J. Abrams y George Lucas.

A su vez, la cantante Beyoncé y su pareja, el rapero Jay Z, no solo estarían presentes: también hay versiones que protagonizarían un breve show. Según aclara el periódico neoyorquino, la pareja presidencial correría con los gastos de la fiesta.

Sin embargo, los fanáticos que quieran seguir el evento minuto a minuto no tendrán la suerte de otras oportunidades, ya que se prohibiría ingresar con celulares al evento.

El mandatario informó hace unos días que dará un discurso de despedida el próximo martes 10. En Chicago, su ciudad de residencia, resumirá sus años de gobierno y agradecerá a sus seguidores.

Por el momento, los Obama no tienen previsto volver a su casa de Chicago y han alquilado una mansión en un exclusivo barrio de Washington, a unos tres kilómetros de la Casa Blanca y donde permanecerían hasta que su hija menor, Sasha, termine la educación secundaria.

Fuente: Washington Post e Infobae

Te puede interesar