El presidente del PRO defendió el pedido de auxilio al FMI

País 14/05/2018 Por
Así lo aseguró en diálogo con La Nueva Mañana el senador Humberto Schiavoni al referirse a la política de endeudamiento y el pedido de asistencia financiera del Gobierno.
Humberto Schiavoni03

chapa_ed_impresa_01

Por: Daniel Salazar - Especial La Nueva Mañana - Redacción Buenos Aires

La Casa Rosada y la Residencia de Olivos fueron el epicentro de un hervidero de reuniones en los días pasados -muy complicados- que le tocó vivir al Gobierno desde que Mauricio Macri asumió la Presidencia de la Nación, en las que se analizó la incontenible alza del dólar, las tarifas y el acuerdo con el FMI. Los ministros del gabinete económico, la mesa chica del Gobierno, los principales referentes de la alianza gobernante, las sucesivas conferencias de prensa de Marcos Peña, Nicolás Dujovne y Rogelio Frigerio y hasta un mensaje del Presidente en virtual cadena nacional, gobernadores opositores cercanos y los empresarios fueron protagonistas de una semana nuevamente difícil para el oficialismo.
Al final de la semana agitada, La Nueva Mañana entrevistó al presidente del PRO, el principal partido de la Alianza gobernante y senador por Misiones Humberto Schiavoni, para hablar de la crisis financiera, el avance de la ley antitarifazo y del conflicto que se desató en Córdoba por la judicialización de la coparticipación provincial.

La crisis financiera

-Después de haber obtenido un importante triunfo en las elecciones parlamentarias de octubre del año pasado, ¿cree que están perdiendo respaldo de la sociedad como producto de la reforma previsional, la suba de las tarifas y la situación económica y financiera que estamos viviendo hoy?
-Mire, nosotros lo que sentimos y lo que nos manifiesta la gente es que si bien existen dificultades, que nosotros tampoco las negamos sino que sabemos que hay muchos sectores que no la están pasando bien, la gente valora el rumbo que ha tomado el Gobierno, valora que se le hable con claridad, que se le hable con honestidad, que se gobierne con transparencia tratando de solucionar los problemas. Pero al mismo tiempo, la gente también es consciente de que nosotros recibimos una herencia muy pesada, muy dura, que salir de distorsiones que llevaron más de una década nos iba a costar, nos iba a costar sobre todo si se debían sentar las bases sólidas para que la recuperación de la Argentina sea duradera. Entonces, nosotros lo que sentimos es que la gente obviamente aparecía con sus problemas pero también es consciente del esfuerzo que estamos haciendo.

-En el otro extremo, ¿no percibe que les falta paradójicamente apoyo de los grandes grupos económicos y financieros, del campo que no liquida las retenciones a la soja? Son los sectores que más se identifican con este Gobierno.
-Bueno, hay muchos sectores que se sintieron tocados en sus privilegios, en posiciones que tenían dominantes en la sociedad y que hoy obviamente están resistiendo y quieren volver a recuperar esos privilegios. Pero el Presidente ha sido muy claro, tenemos que trabajar para que todos los sectores se incorporen al crecimiento, se incorporen a una mayor actividad económica, a una mayor estabilidad y eso evidentemente siempre toca algunos intereses que nosotros estamos viendo que están jugando en contra, pero bueno, era lógico que así sucediera, estábamos dispuestos a asumir estos riesgos.

“Ir al FMI era la alternativa más conveniente y además era la más barata, la que tiene mayor previsibilidad, la que le da mayor solvencia a nuestra posición, por eso se apeló a esta solución”.

-¿Jugó muy al límite el Presidente con el endeudamiento externo para corregir las desfavorables variables macro económicas?
-Bueno, la otra alternativa hubiese sido una política de ajuste salvaje que hubiera dejado a mucha más gente bajo la línea de pobreza, eso fue lo que se quiso evitar, por eso se adoptó esta política gradualista que obviamente necesitaba financiamiento.

-¿Cómo afecta al Gobierno puntualmente esta crisis financiera?
-Esta volatilidad que se originó en los movimientos de tasas que tuvo la Reserva Federal de Estados Unidos a países como el nuestro que estaban más expuestos financieramente obviamente que los afecta de manera más profunda. Pero nosotros estimamos que esto se va a superar, que es una situación donde los fundamentos de la economía argentina están sólidos, la economía hace siete trimestres consecutivos que crece, que empieza a generar empleo, que se han incorporado prácticamente todos los sectores a un nivel mayor de actividad y que esto está encapsulando en el sector externo y estamos seguros que esta volatilidad se va a ir reduciendo con medidas que dan certidumbre como, por ejemplo, un posible acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

-¿No tenía otra alternativa el Gobierno que no fuera recurrir al FMI, tan desprestigiado en el mundo?
No, era la alternativa más conveniente y se entendió de esa manera porque además era la más barata, la que tiene mayor previsibilidad, la que le da mayor solvencia a nuestra posición, por eso se apeló a esta solución.

Humberto Schiavoni02
-En la intimidad, ¿los otros partidos de la colisión hicieron reproches a la decisión del Presidente de acudir en auxilio al FMI?
-En absoluto, el apoyo es monolítico, ya lo han manifestado todos los lideres tanto del radicalismo, como la Coalición Cívica y obviamente del PRO el lunes pasado en la mesa nacional de Cambiemos, y nos hemos reunido otra vez con el Presidente y han sido todos muy enfáticos en presentar este apoyo sin ningún tipo de fisuras a la política del Gobierno.

-¿Cuál fue la actitud de los gobernadores, sobre todo del PJ que acudieron a la convocatoria del Presidente para analizar el acuerdo con el FMI?
-La verdad que no participé en esas reuniones, o sea que no podría darle mayores precisiones, pero tengo entendido que en general los gobernadores están apoyando el mismo rumbo.

El tarifazo

-¿Tiene vuelta a atrás la decisión del Gobierno de vetar si el Senado convierte en ley el proyecto para limitar el aumento de las tarifas de los servicios públicos?
-En el caso de que prospere este proyecto de ley ya se anticipó que el Gobierno lo va a vetar, pero todavía no sabemos cuál va a ser la reacción de la oposición en el Senado. Además, el nivel de subsidios está volcado en el presupuesto; no existe otro lugar de donde sacar la plata, eso estaba específicamente previsto y en función de eso se armó el cuadro tarifario, o sea que para nosotros es un tema que no tiene vuelta atrás Nosotros no les tenemos miedo a los costos políticos si con esas decisiones vamos modificando estructuralmente los problemas de la Argentina, sin atajos, sentando bases sólidas para un periodo de crecimiento sostenido.

-De todas maneras, ¿no cree que con estas decisiones continúan transfiriendo una exacerbada masa de recursos a los sectores más concentrados de la economía?
-No, de ninguna manera. Si más del 70% del gasto tiene que ver con los sectores más vulnerables es porque el Gobierno justamente lo que hace es cuidar a los que menos tienen, los que más necesitan, ese es el rol del Estado. Las políticas sociales las hemos profundizado, lo hemos transparentado para que lleguen directamente a los beneficiarios. Al contrario, yo creo que este Gobierno ha sido mucho más equitativo en la distribución del gasto que el gobierno anterior. Por empezar se eliminaron los privilegios que tenían los usuarios residenciales de la ciudad de Buenos Aires, que pagaban la luz, el gas y el transporte mucho menos que cualquiera de los habitantes del interior del país, incluido Córdoba.

-Eso con respecto a las capas más bajas de la sociedad, pero las críticas que reciben de la diputada Elisa Carrió o del presidente del Comité Nacional del radicalismo Alfredo Cornejo es que están castigando a la clase media que los votó.
-No, no son críticas, son observaciones, son opiniones que tienen que ver a veces con situaciones y a todos nos gustaría que estemos mejor, pero son las condiciones que heredamos del país.

La pelea por la coparticipación en Córdoba

-Como presidente del PRO, ¿cómo observa el cortocircuito que tuvo el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, con el intendente de la capital Ramón Mestre a raíz de la demanda de inconstitucionalidad de la coparticipación en la provincia, que llevó al mandatario provincial a tomar distancia de la administración macrista?
Nosotros valoramos la actitud que han tenido no solo el gobernador de Córdoba, sino de la gran mayoría de los gobernadores en apoyar la gobernabilidad y apoyar las medidas del Gobierno. Con respecto a la demanda, la verdad que el Gobierno nacional no tiene absolutamente nada que ver con eso, son decisiones de los intendentes que tienen que ver con cuestiones internas de Córdoba. Nosotros no compartimos la judicialización de los temas de la política, pero tampoco podemos meternos con decisiones puntuales de estos intendentes. La vocación nuestra es seguir trabajando en conjunto con el gobernador Schiaretti, que ha sido una pieza fundamental igual que muchos otros gobernadores argentinos que apostaron a un diálogo constructivo con el Gobierno.

-¿Cómo será la competencia entre las tres fuerzas que componen la coalición para las elecciones generales del año próximo?
-Aspiramos a tener listas de unidad y de consenso en todo el país como lo hemos visto en 2017.

-¿Y en donde no haya elecciones primarias, como en Córdoba?
-Vamos a llegar a listas de consenso, esa es la vocación de todos los sectores que componen la coalición Cambiemos.  

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más,
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los lunes en tu kiosco ]


Te puede interesar