La Justicia Federal ordenó allanar la Municipalidad de Arroyo Seco y el boliche Punta Stage

Policiales 04/01/2017 Por
La Policía Federal llevó a cabo los procedimientos, en el marco de la investigación de la Justicia Federal de Rosario. El pasado domingo fallecieron dos personas tras consumir éxtasis en una fiesta electrónica donde tocaba el Dj británico Sasha.
dj_sasha_arroyo.jpg_1572130063
- Foto: Instagram Sasha

La Policía Federal allanaba este miércoles, desde la mañana, la Municipalidad de Arroyo Seco y el boliche Punta Stage, donde la noche de Año Nuevo se celebró una fiesta electrónica tras la que dos asistentes murieron por consumo de drogas sintéticas. Desde el Ejecutivo municipal cedieron documentación, confirmaron que el local “estaba habilitado para confitería bailable” y que “las fiestas electrónicas están prohibidas” en la vecina ciudad.

“Desde el día 1 después de la fiesta estuvimos a disposición de la Justicia. Ahora estamos entregando toda la documentación que nos piden. Son los expedientes de habilitación de Punta Stage”, dijo ante la prensa el secretario técnico y legal del municipio, Gabriel Oliva.

pfa_arroyo_seco.jpg_745514117

En ese sentido, informó que el local, hoy clausurado, “estaba habilitado para confitería bailable” y ratificó que “las fiestas electrónicas están prohibidas” en jurisdicción de Arroyo Seco, en base a un decreto del año pasado que determinó la suspensión de este tipo de eventos.

Consultado sobre si el municipio desconocía que la celebración, previamente publicitada, se trataba de una fiesta de estas características –muchas veces asociadas al consumo masivo de pastillas y otros estupefacientes–, el funcionario sólo se limitó a decir que “todo es materia de investigación”.

Sin embargo, el fiscal de San Nicolás, Patricio Mujica Díaz  que investiga el caso, dijo a Radio El Mundo que "había una gran cantidad de dealers que vendían drogas sintéticas, vendían como si fueran caramelos" en la fiesta y agregó que según los testimonios de los asistentes a la fiesta "en el lugar había más de 5.000 personas, donde había muy poca agua y una sola barra para un evento de tal magnitud".

En ese sentido, el fiscal bonaerense apuntó contra el intendente arroyense Nizar Esper. "Yo no creo que se pueda desconocer que en una localidad pequeña había una fiesta de electrónica", fustigó el funcionario judicial y aseveró que "es claro que era un evento multitudinario no se arregla el mismo día, había entradas anticipadas en un valor importante y hasta vino un DJ británico".

Explicó que la noche de Año Nuevo, de parte del Ejecutivo local sólo se realizaron “controles de rutina de Guardia Urbana y Tránsito” y reclamó “que se investigue hasta la última instancia quiénes son las personas que suministraron estupefacientes” en la fiesta.

Finalmente, Oliva confirmó que “el boliche está clausurado” y que pertenece a la firma Yameli SRL, “compuesta por dos personas de Rosario y una de Correa”. Y acerca de rumores de una pronta reapertura sentenció: “Mientras nosotros gobernemos la ciudad, no va a volver a abrir”.

Varias horas de allanamientos 

Los procedimientos tienen lugar después de que el fiscal nicoleño Patricio Mujica Díaz dijera tener acreditado que Lucas Liveratore, una de las personas muertas tras la fiesta electrónica, había consumido éxtasis.

Según informó el periodista Hernán Funes (A Diario, Radio 2), el fiscal federal Mario Gambacorta, que interviene de oficio para investigar si hubo consumo y venta de estupefacientes en la noche del 31 de diciembre y madrugada del 1º de enero, ordenó los procedimientos, que fueron autorizados por el juez Carlos Vera Barros. 

Gambacorta puso a disposición de Walter Jurado, del Ministerio Público de la Acusación de Rosario, a la División Antidrogas de la Policía Federal para las tareas investigativas

El domingo murieron Giuliana Maldovan, una joven rosarina de 20 años, y Lucas Liveratore, un nicoleño de 34 años, tras consumir aparentemente éxtasis en Punta Stage mientras tocaba el DJ británico Sasha.

A partir de las distintas medidas ordenadas, Jurado tiene indicios concretos que indican que la joven rosarina consumió éxtasis. 

La Policía de Investigaciones (PDI) de Santa Fe encontró en el boliche dos pastillas de color celeste y otra rosa con forma de osito envueltas en plásticos, que deberán ser peritadas.

Fuente: Télam y Rosario 3

Te puede interesar