El Gato Romero reavivó la polémica por seguridad

Política 03/01/2017
El intendente de Villa Allende, que había mantenido un cruce con la Provincia a mitad del año pasado por esta cuestión, reactivó el enfrentamiento. “No llegamos a seis policías en una ciudad de 40 mil habitantes” dijo el exgolfista y agregó: “cuando pedí Gendarmería me dijeron que era un loco”.

El enfrentamiento entre el Gobierno provincial y la municipalidad de Villa Allende encabezada por el macrista Eduardo “el Gato” Romero atraviesa un nuevo capítulo y bajo la misma consigna: la inseguridad. Luego de que desde El Panal se decidiera reemplazar por completo a los efectivos de la Policía que se desempeñaban en la ciudad del Gran Córdoba, el exgolfista lanzó una nueva crítica en esta materia.

“Esto se ha puesto cada vez más difícil, pero cuando yo pedí Gendarmería me dijeron que era un loco y se enojaron conmigo” dijo Romero en Cadena 3 en torno a nuevos hechos que se conocieron en los últimos días. Pero poniendo el acento además en la detención del subcomisario Víctor Barrionuevo, quien fue apresado hace unos días tras encabezar un violento asalto a una vivienda en Cofico donde se encontraban funcionarios políticos y judiciales.

Cabe recordar que en mayo pasado, y ante una serie de graves hechos de inseguridad, el jefe comunal de buen diálogo con el presidente Mauricio Macri decidió pegar un llamado a los principales despachos de Casa Rosada pidiendo Gendarmería. Esto, como era de esperar, desató el enojo del Gobierno provincial y en particular del ministro de Seguridad Carlos Massei.

El funcionario en aquella oportunidad le escribió una carta a la titular de esta cartera a nivel nacional, Patricia Bullrich, quien a esa altura ya había enviado los gendarmes. “Me veo sorprendido que la medida no haya sido coordinada con este ministerio” le dijo el cordobés en su momento y agregó: “todos queremos que la gente esté más segura”.

Massei sostuvo en aquel momento que los efectivos podrían haber sido dispuestos “en zonas donde estamos luchando contra la venta de droga, el narcomenudeo y el crimen organizado”. Dejando entrever además que el intendente había “sacado provecho” de su amistad con Macri.

Sin embargo, en aquel momento las diferencias parecieron ser zanjadas con un acto y una relación entre Provincia-Municipio que retomó el rumbo.

Hasta ahora. Cuando la sucesión de hechos delictivos volvió a poner la problemática en el centro de la escena y Romero volvió a cruzar a Massei, esta vez de forma más indirecta. “Debemos tener tres o cuatro policías; no llegamos ni a seis para una población de 40 mil habitantes” lanzó el macrista en la entrevista radial.

“Mañana tenemos reunión de Gabinete en el municipio y vamos a tocar este problema, porque hace falta más policías. Tenemos seguridad ciudadana y se confiaron con que ellos deben hacer el trabajo de la Policía” señaló “el Gato”.

Sobre el cierre, el jefe comunal sostuvo que “los jóvenes que están en el alcohol y la droga rompen las cámaras de seguridad”, mientras que, sobre el reemplazo de los efectivos policiales dijo: “es muy importante que hayan desplazado la cúpula de la policía. No podíamos agarrar a un delincuente ni con recompensa”.  

Te puede interesar