Quieto Poliéster presentó “Criatura”: la magia de lo irreal hecha canción

La orquesta mostró en sociedad su último disco y La Nueva Mañana estuvo ahí. Conclusión de una metamorfosis sonora que viaja a través del rock por un collage de expresiones impresionistas.
Ver galería Quieto Poliester01
1 / 4 - - Foto: Prensa Corre la Bulla

chapa_ed_impresa_01

Maya Studio por fuera no era más que una fachada más en el difuso límite entre los barrios Cofico y Pueyrredón, hasta que luego de tocar el timbre casi sin saludar dos mellizos (¿o gemelos?) nos abrieron la puerta de par en par, dejando escapar hacia la Juan B. Justo la melodía de un grupo de violinistas. Una bocanada de aire fresco, “un cacho de cultura”, entre tanta contaminación sonora.

Entramos al lugar, mochila al hombro y anotador en mano. “Al lugar” es una forma de decir, porque en ese momento ingresar a Maya Studio era pasar a otro mundo. A otra dimensión encerrada entre cuatro paredes, bajo la atenta mirada de un grupo de tipos con antifaces pintados de azul y ropa un tanto estrafalaria. Intuimos que no hay nada mal en nosotros, además de la sorprendente puntualidad.
Ese grupo de hombres cuando se agolpan pasan a ser Quieto Poliéster, una de las bandas más innovadoras de la variopinta y nutrida escena cordobesa. Fuimos simplemente a escuchar un disco y nos adentramos en medio de otro paradigma.

Son Fernando Esteban, Hernán “Mágico” Rodríguez, Mateo Massanet, Mauricio Diez, Nicolás Kuitca, Nicolás La Rocca, Nicolás Pijuan los integrantes del septeto, quienes nos reciben como si supieran que entramos a su propio planeta. Los músicos nos explican la importancia que desde los medios visualicemos esos mundos que están aparte de la cotidianeidad artística imperante. Nos comentan de la poco lógica necesidad de sacar un disco en formato físico para complacer a entes arcaicos (¿quién saca CDs a la venta hoy en día?) y nos invitan a mirar hacia nuestra izquierda.

En una de las cuatro paredes cuelgan las composiciones creadas por Leandro Pascazzi, que realizó una representación libre y surrealista de cada uno de los temas, además del arte de tapa. Nos quedamos medio engatusados observándolas, entre el ir y venir de los presentes previo a la primera escucha en sociedad de la criatura.
Minutos después, entramos a la sala de grabación para sentarnos, cual pequeña sala de cine, frente a un monitor que proyecta la indescifrable tapa del disco entre dos parlantes negros. Se apagan las luces y el clic izquierdo da inicio a “Criatura” de Quieto Poliéster. Comienza el viaje.

2- Estoy enamorado de Mirtha Legrand web
"Estoy enamorado de Mirtha Legrand"


“Quiero que me respeten como a un símbolo patrio”; “Estoy enamorado de Mirtha Legrand, qué tragedia que el amor sea ciego”; “Nada va a cambiar el color de tus ojos que encierra una aurora boreal”; “Me vendieron Kryptonita”; “Ella no lo sabe pero tiene adentro suyo la ecuación del universo”; “Por favor Thusam, dejame bailar”; “A Santo Biasatti en síntesis lo daban gratis” y “Morir con la primera luz del día” son algunas de las frases que escuchan a lo largo de los 32 minutos que dura el álbum. El resultado final de la metamorfosis que llevó a la banda de lo instrumental a la canción. El valor de dar un paso adelante y no quedarse “Quieto” tiene en Federico Guevara Olguín a uno de sus principales artífices, gracias a su capacidad de captar “en estado puro” a la poco ortodoxa orquesta, con todo lo que ello implica.

4- Me vendieron Kryptonita web
"Me vendieron Kryptonita"


Se trata de una media hora plagada de rock, reggae, cumbia, cantos gregorianos y polka entremezclados con música gitana que forman un collage demasiado concreto para lo ecléctico del sonido. “Criatura” no es un disco conceptual, aunque la invitación a escucharlo completo diga lo contrario. La actuación musical del grupo comienza en el fade in báltico de “Cosifíquenme”, pasa por todos los géneros nombrados más arriba y cierra con “Nosferatu”, una especie de “Rock Yugular”. Una “Canción de Amor” también, que cierra abrupta y sombríamente el álbum sin especular. De un segundo a otro se baja el telón, literalmente.

Es que además de la producción y composición musical de “Criatura”, la orquesta encara un proyecto interdisciplinario con dos realizadores teatrales, que buscarán llegar al público más allá de lo sonoro, invitando a otros sentidos a formar parte de la percepción del colectivo artístico en la intersección de lo plástico, lo teatral y lo musical.
Finalizada la escucha y luego de las merecidas felicitaciones, nos despedimos y salimos del estudio, bajo la atenta mirada de los mellizos. Atrás nuestro se cierra la puerta y salimos de nuevo a la realidad. Cruzamos la Juan B. Justo y subimos al auto, donde el CD de “Criatura” vuelve a sonar por los parlantes. Nos damos cuenta de que el mundo de los Poliéster trasciende aquellas cuatro paredes: es un mundo hecho canción.

Para escuchar "Criatura"

backcover web

El disco “Criatura” de Quieto Poliéster está disponible en todas las plataformas digitales y será presentado en vivo con una puesta en escena teatral los días 24 y 25 de mayo en Documenta Escénicas (Lima 364); y el 6 y 13 de junio en El Cuenco (Mendoza 2063). Los detalles sobre las presentaciones se darán a conocer en las redes sociales de la banda. Clickeá en la imagen para escuchar el disco.

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más,
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los lunes en tu kiosco ]


Te puede interesar