Kudelka: "No vine a Talleres para que me aplaudan a los tres días"

Entrevistas 02/01/2017 Por
Después de dos años, el DT se metió de a poco en el cariño del hincha con sus dos ascensos. "Era un clima de pesimismo y lo dimos vuelta", comentó. Y calificó como "la mwjor decisión de su vida", aceptar venir a barrio Jardín.
kudelka1
Un Kudelka auténtico, sin emociones pero conforme

Tuvieron que pasar 18 meses para que desde las tribunas se escuchar el "...que de la mano de Frank Kudelka, todos la vuelta vamos a dar...". Exigente paladar el del hincha de Talleres y el ex DT de Unión, Huracán, Instituto y Boca Unidos tuvo que rendir demasiados exámenes, para meterse en una idiosincrasia tan especial y desconfiada como la del albiazul. Fiel a su estilo, Kudelka manifestó que conocía el paño y que su forma de ser lo ayudó a superar eso, entendiendo la situación. "Es una cuestión de tiempo, que es sabio. Talleres cuando yo vine era una institución escéptica, pesimista, con bronca por estar en un lugar inmerecido y poco agradable como el Federal A. Todos estaban fastidiosos y no se aguantaba más. Y entonces que alguien venga y que sea aceptado, es imposibe. Yo conocía la idiosincrasia. A nadie lo quieren de entrada. No vine a Talleres para que en el tercer partido vitoreen mi nombre  y me aplaudan todos. Es un mecanismo de la vida", le dijo el entrenador de Talleres a LA NUEVA MAÑANA.

-Fue como que te hicieron pagar los platos rotos después de tantas frustraciones deportivas...

-No lo tomo de esa manera, es idiosincrasia de los clubes grandes cuando están en las malas. Es natural. Yo puse hombría, responsabilidad, seriedad y después se fueron dando los logros para equilibrar la situación. Recién ahí se dieron las adhesiones. No pasa por una persona, pasa por un momento. Acá se vivía tristeza, angustia social y nada de tolerancia, nada. Jamás me propuse nada, las cosas se dan o no se dan.

-Encontraste el proyecto a medida con Andrés Fassi, ¿En qué etapa se encuentran ahora?

- En eso sí coincidimos, en un trabajo a largo plazo, seguir con esta línea y se está dando todo. Creí que era un desafío para mí venir a Talleres y no me equivoqué. Fue la decisión más importante que tomé en mi vida. Estamos avanzando. Yo sabía la tolerancia era menos que cero, y me vine a probar como DT y como persona, saber en que momento me encontraba. Me sentí cómodo, elegí venir por un reto personal y terminamos haciendo bien las cosas. Vamos aquedar como alguien que aporta algo en la causa de poder ascenderlo y eso no es poco, pero ya estoy pensando en el otro objetivo.

-En lo particular, seguro te tuvo noches sin dormir..

- Y sí, es mi estilo, logramos ascender dos veces y eso me reconforta. Talleres desafiaba mi forma de ser y no me equivoqué en elegir a este club.  Como dije antes, de los aciertos y las decisiones más importantes que tomé en mi vida.

-Talleres luce fuerte, como que nadie se lo lleva por delante. Más firme, con una identificación de juego

-Somos un equipo que tiene su estilo y lo estamos respetando desde el primer día que asumimos en el Federal A. Pasa que la categoría era otra y los rivales también, pero siempre salimos con convicción a proponer, porque la historia del club lo obliga. Talleres no puede salir a la cancha a ver que pasa, a ver que propone el rival. Hay que salir y tomar decisiones, buenas o malas, pero tomarlas.

-Cuesta encontrarse desde este lado con el Kudelka más emocional..

-Es mi esencia, mi forma de ser, siempre desde el anonimato. Es mi personalidad pero no e que pongo distancias, no me gusta del todo. Ustedes me ven de esa forma, y quiero ser respetuoso. No me puedo meter en esa vorágine de estar en todos lados, de ser mediático, todo el día, no es mi estilo, no me gusta. Pienso que eso cansa a la gente, desgasta, todos los días hablando de lo mismo. Prefiero el perfil bajo, pero yo no me preparo, yo soy de esa forma, así.

-Más allá de tu ese perfil, pero has participado en obras solidarias, con hinchas también..

-Muchas veces, sí. Talleres tiene eso. Un loco se va a Formosa en bicicleta a vernos, he visto hinchas con algunos problemas de salud en todas las canchas, alguno que pobrecito, tiene algún miembro amputado y sin embargo no renuncian a su colores. Yo he estado en reuniones con hinchas, sin micrófono, porque es donde me siento más cómodo. El club le abrió las puertas a los hinchas para cubrir esas necesidades y su puedo dar una mano, ahí estaré. Yo lo valoro muchísimo porque vengo de esa esencia, es un estímulo. 

-¿Te imaginábas estar en este lugar, cuando empezaste?

- Uno apunta a mejorar, sin conocer el final de la película. Yo vengo del palo del deporte, nací y viví en un club, practiqué todos los deportes habidos y por haber, amo al fútbol y me dedico a esto. De eso se trata, del real valor del deporte, no solo del fútbol espectáculo y comercio. Uno puede compartir con gente desconocida pero unidos por el deporte y los colores. No debemos olvidar eso, más allá de mi felicidad de seguir perteneciendo a Talleres y seguir logrando metas.

- Talleres sin dudas te ha dejado huella...

. por supuesto que sí, todos los clubes te dejan algo. Talleres es especial y es un honor ser parte de su historia. Nosotros somos pájaros que llegamos en determinado momento, tomamos vuelo para llegar a determinada situación y después emigramos, es la realidad. En ese plazo de tiempo, queremos mejorar y dejar valores, responsabilidades y sobre todo agradecimiento.

- Por tu forma de ser, parece que no disfrutas los logros demasiado, o no los exteriorizás...

-Si los festejo y los disfruto pero no tanto porque ya mi cabeza está pensando en dar el otro salto. El éxito es un peldaño que te permite subir otro. Y eso tiene lo bueno y lo malo. Soy muy obsesivo, pretencioso, autocrítico, que la alegría me dura una noche. Honestamente a lo largo de mi carrera, he logrado ascensos pero no los disfruté a pleno. Es mi esencia y no me ayuda a disfrutarlo. Eso tiene lo bueno y lo malo.

-¿Por qué has brindado en estas fiestas?

- Por seguir mejorando, por el crecimiento, agradecer que tengo trabajo. De haber elegido esta institución, de esta oportunidad personal y profesional que tengo en mis manos. Y por supuesto, seguir perfeccionando todo para llegar al próximo objetivo.

Te puede interesar