Comba: “Hay un problema grave en la formación de atletas en Córdoba”.

Entrevistas 07/05/2018 Por
La cordobesa Rocío Comba se refirió a los motivos que la llevaron a tomar la decisión de retirarse del atletismo tras 21 años de carrera y analizó el presente de la actividad.
Rocio-comba-c-agenciacordobadeportes

chapa_ed_impresa_01

Por: Juan Pablo Casas - [email protected]

Rocío Comba se despidió hace poco tiempo de la práctica del atletismo profesional. La nacida en Río Tercero se destacó en lanzamiento de disco, en el que consiguió numerosos logros y medallas.

Sus comienzos fueron con el lanzamiento de bala y fue parte de las delegaciones olímpicas de Beijing 2008, Londres 2012 y Río 2016, y además estuvo en tres finales de los cinco mundiales que disputó.

La cordobesa, además, obtuvo 23 medallas de oro, las que la convirtieron en la atleta argentina con más títulos nacionales de la historia. Fueron 12 medallas de oro en lanzamiento de disco y 11 en bala.

Rocío dialogó con LA NUEVA MAÑANA y manifestó sus sensaciones en esta nueva etapa de su vida y su sensación sobre la actualidad del atletismo.

- ¿Cómo estás viviendo esta etapa a poco tiempo de haber anunciado tu retiro?
- La verdad es que estoy bien, estoy contenta, aliviada, porque lo pude hacer público y exteriorizar algo que llevaba por dentro. Uno se libera y estoy disfrutando cada día, cada momento. Gracias a Dios tengo muchas cosas para hacer en los distintos trabajos, estoy súper entretenida. También lo vivo con mucha gratitud porque la gente me ha acercado su cariño, su afecto y admiración; y eso no me lo esperaba. Entonces, puedo decir que la estoy pasando bien.

- ¿Qué te llevó a tomar la decisión?
- Fueron varias cosas. Uno llega a un punto de la vida en que se pone a hacer balances o a analizar pro y contras de varias situaciones. Lo principal tiene que ver con la salud porque la verdad es que todo deportista que hace actividad en alto rendimiento o alta competencia exige el cuerpo a diario de una forma muy dura. Obviamente fue también pensando en la posterioridad, en qué calidad de vida quiero.

- Ya el cuerpo te pedía un descanso…
- Obviamente que no estaba en mi análisis pasármela de médico en médico o con cirugías cada dos por tres. En mi caso, fueron muchas horas de sumar trabajo, de sumar entrenamientos, siempre tuve que entrenar de esa manera, porque a mí nunca me sobró talento y eso debía compensarlo de otra forma y esa manera era entrenando duro, dejando el cien por ciento en cada práctica.

Rocio-comba01
“Un deportista está acostumbrado a convivir con dolores, pero al punto de ser insoportables. Y ya no los aguanto más, sinceramente”.

- ¿Eso generó un desgaste fuerte?
- A esta altura, los dolores que me aquejaban eran muchos y no me dejaban entrenar como necesitaba. Entonces, no me sentía bien conmigo misma entrenando así a media máquina. Por un lado eso y por otro lo afectivo, porque han sido muchos años de ir y venir, estar ausente de un montón de cosas y yo hoy tengo ganas de estar en mi casa, compartir tiempo con mi pareja, con mi mamá, con mis amigos y seres queridos. Mis prioridades han cambiado, antes eran viajar y crecer en marcas y hoy es estar con mi familia y hacer cosas que me llenen junto a mis afectos.

- ¿Y las lesiones?
- Gracias a Dios nunca he tenido lesiones fuertes, salvo en el año 2006 que me descubrieron una espondilólisis, que es congénita y que saltó en ese momento, pero se pudo resolver bien con el trabajo que realizamos con el profe Fernando Herrera. Pero sí he tenido muchos dolores, como decía antes, de tobillos, de cadera. Por momentos, si estoy sentada mucho tiempo, se me traba la cadera y tengo que acostarme para destrabarla y aunque suene gracioso, es triste, porque tener 30 años y estar con esos problemas no está bueno. A la larga, voy a terminar con una cirugía de cadera.

- Contanos un poco más de esos dolores…
- La verdad es que llega un momento en que los dolores se vuelven insoportables. Había momentos en que, por darte un ejemplo, iba de la cama al baño en puntas de pie, caminando con los talones, a veces iba de rodillas. Un deportista está acostumbrado a convivir con dolores, pero al punto de ser insoportables, ya no los aguanto más sinceramente.

- ¿Qué extrañás o vas a extrañar de la vida de atleta?
- Lo que más puedo extrañar de la vida de atleta es viajar, aunque mis viajes nunca fueron de placer, siempre han sido salidas del hotel a la pista y de la pista al hotel. Siempre está bueno organizar un viaje, saber que uno va a conocer gente nueva y que son nuevas oportunidades. Eso se extraña, la verdad es que no hay otras cosas que extrañe, mis tiempos están invertidos en otra cosa, lo cual también me hace bien. Sigo haciendo actividad deportiva y los amigos, aunque me haya alejado de las pistas, siguen en contacto, gracias a las redes sociales.

- ¿Con qué renegaste como atleta?
- Se reniega con varias cosas. He renegado con la puntualidad en los torneos, sobre todo en Argentina, a veces se pone un horario que no se cumple. Por ejemplo, había torneos en los que se tenía previsto que el lanzamiento de disco se hiciera a las cuatro de la tarde y yo terminaba lanzando a la seis de la tarde. Eso hacía que yo estuviera tres horas en movimiento constante para no enfriarme y eso me parece una falta de respeto total hacia el deportista que está por competir. Yo entiendo la parte organizativa, ya que a veces no hay jueces o personal, pero de última armá el horario de otra forma. Esa es una de las cosas con las que renegué hasta último momento, porque incluso me daba la impresión de cada vez se respetaba menos.

“En nuestro deporte, que no es popular, los atletas no somos sólo resultados, sino personas. Tenemos problemas e inconvenientes”.

- ¿Con qué más?
- También renegué con cuestiones dirigenciales, yo siempre digo que en nuestro deporte, que no es popular, los atletas no somos sólo resultados, sino personas. Tenemos problemas e inconvenientes. A veces el sistema en lugar de hacerle las cosas más fáciles, se las hace más difíciles, pasás a ser un número más, si tenés resultados vales, sino no y en ese aspecto creo que no se valora al deportista. Siempre se valora el triunfo, pero no la persona.

- ¿Cómo analizás el atletismo actual?
- Creo que el atletismo está en una etapa de recambio generacional, más allá de que hay gente de mi edad que todavía tiene cosas por hacer y por eso están trabajando fuerte. Pero me gusta mucho que vayan apareciendo chicos nuevos, nombres nuevos y que ellos entiendan que el camino que uno recorrió no fue en vano, sino que vean en nosotros que es posible conseguir logros. En los últimos años, se han conseguido muchas finales mundiales y olímpicas que tal vez años atrás no era tan recurrente. Me parece interesante eso en cuanto a los jóvenes valores que aparecen.

- ¿Se trabaja bien en la formación de atletas?
- Me parece que hay un problema grave en cuanto a la formación de atletas en Córdoba. Así como hablamos de un cambio generacional de deportistas, también tiene que haber un cambio generacional de entrenadores y de dirigentes. Creo que talentos sobran en Córdoba, hay muchos atletas talentosos, pero están solos, no los acompañan sus entrenadores como necesitan. Este es un deporte individual y hay cosas con las que uno puede solo y otras con las que no, sobre todo cuando son chicos. Hay una falla muy grande, los chicos necesitan estar acompañados y que alguien les marque el camino.

- ¿Te interesaría formar atletas?
- No es de mi interés formar atletas. No me veo y la verdad es que nunca me vi como entrenadora, sino hubiese estudiado Profesorado de Educación Física y no Corredora de Comercio y Martillera Pública. Estoy en la Secretaría de Deportes en la Municipalidad de Río Tercero, estoy aprendiendo sobre las gestiones y la verdad es que me interesa más este aspecto. Siempre dije que los tiempos de los dirigentes no son los mismos que lo de los atletas y siempre me quejé de eso. Para mí es un desafío poder acortar esa brecha entre lo dirigencial y los deportistas, estoy en eso, trabajando para sumar en ese aspecto.

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más,
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los lunes en tu kiosco ]


Te puede interesar