Caprichos por Cuciuffo

Deportes 27/09/2016
El campeón del mundo tendrá su homenaje en la "Plaza de los burros". Dicho lugar público fue motivo de discusiones sobre el rebautismo, en medio de proyectos de un sector popular con "unificación" del oficialismo del Concejo Deliberante. Innecesario.
Ampliar
El campeón del mundo tendrá su homenaje en la

La "Plaza de los Burros", sector neurálgico de barrio San Martín de nuestra ciudad, espacio popular de un sector referencial de la ciudad, es motivo de algunos litigios sociales o dialécticos con relación a un merecido homenaje que debería haber tenido hace años uno de los cinco cordobeses campeones del mundo: José Luis Cuciuffo. Y tiene que ver con un capricho puntual, cuando debería ser tributo obligado o más viene, unánime. Solo que algunas controversias ideológicas, pulseadas y celos, impiden que sea del todo limpio un acto ceremonial inminente en pos de eternizar al ex jugador de Talleres, Boca, Belgrano y nacido en la cantera de Huracán de barrio La France. No debería ser, pero pasa.

Plaza "Cuciuffo"

Es famosa en la zona por la feria de los martes, y principalmente por la canchita de fútbol. Porque encima tiene dos tribunitas, detrás de un arco y en la parte lateral, que bien puede servir de descanso y hasta de vestuario improvisado cuando hay algunos campeonatos amateurs o entre las mismos escuelitas de fútbol que existen para los chicos del barrio. Entran cinco o seis de cada equipo. Es la cancha de "La plaza de los burros", que inician entre las calles Matías Zapiola  esquina Colombres,  porque nadie sabe la verdad (a sacarse la careta) que el nombre original es "Concejal Francisco Nicolás Díaz" en honor a un dirigente radical fallecido en el '67, en plena democracia. Pero para el hombre popular, casi autóctono, es la "Plaza de los burros".

Y en ese reducto empezó a jugar Cuciuffo a la pelota de niño.  Al igual que la "Lora"  Fernando Oliva y José María "Colorado" Suárez por ejemplo, y por eso, sería un acto de estricta justicia que esa placita pase a llamarse como el lateral derecho o stopper campeón del mundo junto a Diego Maradona en México '86. ¿Quién puede oponerse? Bueno, existen celos al respecto. Hasta el presidente de la Agencia Córdoba Deportes  Oscar Dertycia y la Liga Cordobesa de Fútbol mostraron adhesión a la iniciativa. No es para menos

¿Discusión dialéctica o celos?

Sergio Flores es dirigente social del FIP (Frente integrador popular) además de haber acompañado a Eduardo Accastello como diputado Nacional en las pasadas elecciones a gobernador. Identificado con el Frente para la Victoria y el Justicialismo, su espacio político abarca 12 seccionales y algunas obras de caridad. Su intención de nombrar a  la plaza con el nombre de "Cuchu" nació por la amistad que tuvo con él en las inferiores del "Luminoso" y por el apoyo de los familiares. Nada más. El proyecto fue presentado en junio pasado por intermedio del Concejal Adrián Brito, y hasta tuvo una exposición con la presidenta de la comisión de cultura y educación del Concejo Deliberante, Natalia De La Sota, quien incluso firmó el petitorio. Todos del espacio "Unión por Córdoba". Previamente, se dispuso de un pedido de informe al Ejecutivo para conocer la real identidad de Francisco Díaz, concejal que bautiza con su nombre a la plaza ubicada en el corazón de barrio San Martín, como para no ser irrespetuoso con aquella ordenanza del siglo pasado.

De todas formas, hubo cuestiones no muy claras. Porque el 9 de agosto pasado, después de algunas movidas mediáticas, hubo presión por parte del oficialismo para darle lugar a esta medida, y metieron su cuchara. Lo dijo el presidente del bloque Eduardo Dómina en algunas entrevistas: "El oficialismo comete algunos abusos por tener la mayoría".

Plagio oficialista e incongruencia

Entonces, viendo que la cuestión ya tomaba demasiada fuerza, desde el oficialismo, presentaron una propuesta plagiada. Es la realidad. Evidentemente la figura de Cuciuffo no es un tema menor para darle la espalda, y quisieron sumarse a la foto del éxito, sobre todo porque a cuadras nomás de esa plaza existe un centro radicial. En su propia jurisdicción, no podían tolerarlo. Cuando en realidad, el homenajeado es Cuciuffo y debería estar por encima de cualquier color e ideología política.

El tema es que hubo connivencia. Porque mientras Natalia De La Sota firmó el apoyo a la iniciativa de Flores, después se expuso en contra de la propuesta de su propio bloque, unificando con un pedido del oficialismo en virtud de conservar el nombre de "Concejal Díaz" a la placita y ofreciendo que la canchita de fútbol en cuestión sí sea denominada como "Espacio José Luis Cuciuffo". ¿Razón? No quieren apoyar el trueque de nombres como consecuencia de una actualización, en virtud de respetar antiguas ordenanzas. Desde la gente del FIP tomaron esto como un plagio (evidente y a todas las luces) pero como ya cuenta con tres firmas y el aparato a su favor, admiten cierta resignación. "Una mano lava la otra y juntas lavan la cara", reza un célebre dicho popular.

Por ende, a modo de consuelo, solicitarán que les permitan construir la estatua o monumento al defensor ex Boca, Talleres, Chaco For Ever, fútbol de Francia,  que les permita aunque sea cierto reconocimiento por la autoría intelectual de dicho evento.

No todo termina ahí:la concejal Miriam Acosta, del radicalismo, fue quien vetó el cambio de nombre de la plaza y propone bautizar la canchita con el "espacio", semanas después propone un cambio de nombre de la plaza de barrio Zumarán, ubicado en las calles Lulio y Luis ángel Firpo, conocida como "la Plaza de la Gruta", por la virgencita, como "Héroe Nacional de Malvinas Sergio Fabián Nosikoski". Contradictorio por donde se lo mire.

Esta semana sería tratado el proyecto de unificación por parte de la Comisión de Cultura, hay respaldo para que el espacio tenga el nombre del campeón del mundo pero la plaza se seguirá llamando como el ex Concejal que nadie conoce. Y el cordobés campeón del mundo tendrá su merecido y quizás minúsculo reconocimiento.

Ciuciuffo lo merece

Flores y la gente del FIP se lamentaron hasta de los fundamentos que impuso el oficialismo en el proyecto de unificación, porque se trató no solo de una copia de su presentación sino que además, dejó claras evidencias de improvisación, deseos de figurar y no permitir la aprobación de un virtual contrincante.

Lo peor de todo es que no se tiene en cuenta algo básico y elemental, más allá de qué espacio presente el petitorio, se trata de homenajear a un cordobés que desde lo bajo, lo humilde,  llegó a la gloria, a lo más alto que puede aspirar un futbolista. Un accidente con una escopeta lo dejó sin vida en 2004 (la cacería era su máxima pasión después del fútbol) y merecía un homenaje sin tantas miserias ni caprichos. Algunos dirigentes olvidaron que hay situaciones en donde los verdaderos protagonistas son las personalidades que dejaron algún ejemplo, legado o logro, y no los que solo se limitan a levantar la mano para votar. Cuciuffo tendrá su reconocimiento en la "Plaza de los burros" donde inició sus primeros pasos como futbolista como ensayos hasta ser campeón en México '86, sea en placita o espacio, y eso es lo más importante de todo. Lo otro, parte de la comidilla egoísta y desconfiada de la política.

 

Te puede interesar