A partir de 2020, para viajar a Europa habrá que pedir un permiso

Turismo 28/04/2018 Por
Así lo aprobaron este miércoles, en Bruselas, los representantes diplomáticos de los países miembros de la UE. El pedido se podrá hacer por internet y costará 7 euros.
etias europa
El permiso se podrá gestionar a través de internet - Foto: Télam

A partir de 2020, los argentinos, como todos los ciudadanos de cualquier país exento de visa para entrar en los 22 países del espacio ‘Schengen’ de la Unión Europea y cuatro países asociados, tendrán que pagar 7 euros y pedir una autorización previa para viajar a Europa.

Así lo aprobaron la noche de este miércoles, en Bruselas, los representantes diplomáticos de los países miembros de la UE. Se trata del nuevo ‘Sistema Europeo de Información y Autorización de Viaje’ o ETIAS, por sus siglas en inglés. Y es similar al Sistema Electrónico para la Autorización de Viaje de los EE.UU. (ESTA) que tramitan los ciudadanos de nuestro país que tienen pasaporte europeo.

Los recientes problemas en torno al terrorismo y la crisis migratoria reclaman una mejor gestión de las personas que acceden a las fronteras de la UE. La UE manifestó de forma continua su objetivo de convertir los viajes dentro de sus fronteras en una experiencia más segura.

El nuevo sistema hará que todos los nacionales de cualquier país del mundo que ahora no necesitan visa ‘Schengen’ tengan que pasar por un sistema de autorización previa.

¿Cuándo entra en vigor?

ETIAS entrará en vigor en 2020 para dar tiempo a las compañías aéreas y marítimas a prepararse y para que los gobiernos pongan en marcha los sistemas informáticos y personales necesarios para hacerlo funcionar. También debido a que ya existen pasajes comprados de ciudadanos de estos 60 países para ir a Europa.

Es un sistema similar al ya existente en Estados Unidos. El pedido de autorización se podrá realizar por Internet tras el pago de 7 euros, la validez de esa autorización será por tres años y los datos que se incluyan en la solicitud serán cruzados con bases de datos de la UE y de Interpol. El cruce con las bases de datos servirá para saber si hay razones para denegar la entrada.

A partir de ahí, si no se recibe respuesta se considera que la autorización fue aprobada. Si en el sistema salta alguna alerta la autorización será decidida manualmente en un plazo máximo de 96 horas. El funcionario encargado de revisar la petición podrá pedir información adicional. Cuando la reciba tendrá otras 96 horas para tomar una decisión.

Para proteger las fronteras externas

El comunicado del Consejo de la UE asegura que el nuevo sistema “permitirá realizar chequeos avanzados y, si es necesario, denegar la autorización de viaje a los nacionales de países exentos de visa que viajen al área Schengen. Mejorará la seguridad interna, prevendrá contra la inmigración ilegal, protegerá la salud pública y reducirá las esperas en las fronteras identificando a las personas que pudieran constituir un riesgo antes de que lleguen a esas fronteras europeas”.

Valentin Radev, ministro de Interior búlgaro (su país ostenta la presidencia semestral de la UE), dijo que “el acuerdo es otro importante paso para proteger las fronteras externas de la Unión Europea. Sabiendo quien viene a la UE antes de que llegue a la frontera, estaremos mejor preparados para parar a quienes sean una amenaza para nuestros ciudadanos”.

Las compañías aéreas y marítimas serán responsables de comprobar que cualquier nacional de un tercer país que intente entrar en alguno de los 22 países del área Schengen tiene la nueva autorización en regla antes de viajar. Las empresas que transporten viajeros por tierra (básicamente desde el este de Europa) tendrán tres años adicionales para prepararse antes de tener que aplicar la nueva normativa.

El comunicado también explica que recibir la autorización no conlleva la seguridad de poder entrar en el área Schengen, pues la última palabra la seguirán teniendo los policías en los controles de pasaportes y visas en aeropuertos, puertos y fronteras terrestres.

Los países que componen el área Schengen de libre circulación son: Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Polonia, Portugal, República Checa y Suecia. Aun no siendo miembros de la UE, se asocian a las políticas del espacio Schengen: Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza.

Para mayor información se puede acceder a este enlace: https://www.schengenvisainfo.com/es/etias/

Fuentes: Teletrece y EFE

Te puede interesar