Denuncian incumplimiento de la ordenanza antidiscriminación en boliches

Sociedad 26/09/2016
Un relevamiento en 41 locales bailables arrojó que el 49% no cuentan con las cámaras exigidas por la norma. El 65% aún cuenta con espacios VIP excluyentes y el 92% no utiliza el cartel con iluminación que indica cuando la capacidad del lugar está agotada. Proponen disolver la Dirección de Espectáculos Públicos.

La Fundación Pensando Córdoba denunció que la mayoría de los boliches de la ciudad de Córdoba no cumple con la ordenanza antidiscriminación que fuera aprobada en el año 2013 con el fin de garantizar el libre acceso de los jóvenes a los locales bailables.

Se trata de la 12.253, normativa que en esa oportunidad fue aprobada por unanimidad en el Concejo Deliberante

Pensando Córdoba  realizó un relevamiento sobre 41 boliches que arrojó que el 49% (20) de los establecimientos no cuentan con las cámaras exigidas por ordenanza. Es decir no cuentan con los medios de prueba indispensables para poder comprobar algún trato discriminatorio que viole la ley vigente.

En tanto el 65% (27) no cumple con la ordenanza en lo que respecta a los espacios VIP, ya que “cuentan con lugares reservados sólo a una parte de los asistentes al que se puede acceder sólo con la autorización del guardia de seguridad”, señala el informe difundido por la Fundación.

 El 92% (37 boliches) no utiliza el cartel con iluminación permanente exigido que indica que la capacidad del mismo está colmada.

Al respecto, Miguel Siciliano, presidente de la Fundación agregó que “al  observar la problemática de quien entra a un establecimiento de espectáculo público esto varía en función de si al lugar asiste mucha gente o no. En los lugares `de moda´ no solamente pueden llegar a demorarte el doble de los 30 minutos permitidos por ordenanza para poder entrar, sino que en muchos de ellos, sin mediar ningún tipo de explicación hacen volver a nuestros jóvenes por no dan con el perfil de cliente que esperan en el lugar”.

La modificación a la ordenanza de espectáculos públicos prevé entre otros puntos eliminar los espacios Vips en los boliches. Además, establece que el único motivo por el que a una persona se le puede negar el acceso a un establecimiento de espectáculo público es tener la capacidad colmada para la cual el lugar ha sido habilitado. Si así fuera el establecimiento debe exhibir en la puerta del mismo un cartel con la leyenda "Capacidad Máxima Colmada", el que deberá contar con iluminación propia de manera permanente.

Además se elevó a la categoría de falta grave (plausible  de clausura) propiciar algún trato discriminatorio con alguna persona que pretendiera acceder al local y mantener fuera del local por más de 30 minutos a cualquier persona que pretenda ingresar al mismo. También se dispuso la instalación obligatoria de sistemas de control de ingreso a través de cámaras, material que debe ser conservado obligatoriamente por el término de un año.

Siciliano señaló que durante el relevamiento observaron “un enorme descontrol  municipal a los establecimientos de espectáculos púbicos”.

 Disolver la Dirección de Espectáculos Públicos

 En este marco el ex concejal propuso al Municipio capitalino “disolver la Dirección de Espectáculos Púbicos y tratar al empresario de la noche como a uno más, controlándolo desde la dirección de habilitación de negocios y desde cualquier otra área dependiendo el rubro especifico”.

Además desde la Fundación plantean “no autorizar actas de clausura sin la presencia y firma del funcionario público interviniente y los turnos de los inspectores deberán ser rotativos día a día y semana a semana”.

“Las habilitaciones (que hoy son la mayoría precarias) deben ser por 10 años, pero la exigencia en la infraestructura y en la inversión debe ser grande y el control tiene que ser inflexible, ya que nadie con una habilitación precaria se aventura a realizar una gran inversión en su negocio”, agregaron.

 

Te puede interesar