Micaela Prado, primera mujer árbitro de la LNB, con debut en Córdoba

Actualidad deportiva 09/04/2018 Por
La mendocina es la primera en dirigir en la Liga Nacional de Basquetbol. Su debut se produjo en el partido entre Instituto y Peñarol de Mar del Plata.
Micaela Prado00004

chapa_ed_impresa_01

Por: Redacción La Nueva Mañana

La Asociación de Clubes, entidad que nuclea la Liga Nacional de Basquetbol, dio un paso gigante hacia el movimiento que promueve la igualdad de género.

Es que el básquet argentino y la ciudad de Córdoba vivieron una jornada histórica. Por primera vez, desde 1985 (cuando se jugó la primera edición de la LNB), una mujer integró la terna arbitral del encuentro que disputaron en el estadio Ángel Sandrín, Instituto y Peñarol (MdP).

Es mujer y es mendocina. Nació en Junín y se llama Micaela Prado. Sin dudas, la mejor jueza del baloncesto argentino. Por su capacidad técnica y física, Micaela, es árbitro de nivel Federal y en la rama femenina, es jueza internacional, por lo cual ya estampó su nombre en Torneos Premundiales y Mundiales.

Micaela Prado00002
Micaela tiene 26 años y es profesora de Educación Física. Además, es entrenadora del basquetbol femenino. Una vida ligada al deporte que la apasiona. La juninense Prado acompañó a Pablo Estévez y Fabio Alaniz en el duelo entre Instituto y Peñarol. Se convirtió en la primera mujer en dirigir un partido de Liga por una cuestión horaria, ya que media hora más tarde, saltó al campo de juego, Karina Baccarelli y un día después, Noelia Díaz, estuvo presente en el duelo de San Martín de Corrientes y Bahía Basket.

Micaela, usó el N° 66 en su camiseta Negra, propiedad de Pablo Leyton, quien se la prestó para la ocasión. A modo de estadísticas, la jueza mendocina hizo sonar el silbato por primera vez a los 7’ 10’’ para sancionar una falta de García sobre Davis, jugada que terminó con una conversión y un libre adicional.

La embajadora mendocina recibió los aplausos y la admiración de todos los protagonistas: jugadores, técnicos, prensa especializada y público en general. Una jornada histórica para el basquetbol nacional. Y en ese marco, Prado contó: “Es algo fantástico. Te explota en el corazón. El respeto con el cual me trataron todos (NdR. Los directivos de Instituto le entregaron un ramo de flores) es admirable. Me sentí cómoda, segura y demostré que el arbitraje de Mendoza es uno de los mejores del país. Quiero agradecer a todo el Colegio de Árbitros de Mendoza por el apoyo y la capacitación constante. Esta oportunidad, demuestra que con esfuerzo, estudio y sacrificio las oportunidades llegan. Ahora, sueño con los Juegos Olímpicos”.  

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más,
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los lunes en tu kiosco ]


Te puede interesar