Brasil: Lula dejó el sindicato en medio de tensión y forcejeos

Mundo 07/04/2018
El expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva logró salir del Sindicato de Metalúrgicos en San Pablo a pesar del bloqueo de los militantes del Partido de los Trabajadores.
Ver galería lula misa dos
1 / 2 - Lula se entregó a la policía en medio de una situación de máxima tensión y forcejeos - Foto: archivo

Lula se entregó a la policía en medio de una situación de máxima tensión y forcejeos con sus seguidores que intentaron bloquear la detención. La presidenta del Partido de los Trabajadores (PT), la senadora Gleisi Hoffmann, le pidió hoy a los militantes de la formación política que permitieran que el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva se entregue a las autoridades para no perjudicar su situación jurídica.

Hoffmann hizo la petición luego de que cientos de militantes bloquearan desde hace tres horas los portones del Sindicato de Metalúrgicos de Sao Bernardo do Campo, en la periferia paulista, donde Lula estaba acuartelado desde el jueves, para impedir la salida del vehículo que se unió a una caravana de la Policía Federal para trasladar al ex jefe de Estado a la ciudad de Curitiba.

La parlamentaria explicó que Lula decidió entregarse para evitar que la Justicia le dicte una orden de detención preventiva por obstrucción a la justicia, un mandato contra el que no existen recursos, por lo que su situación jurídica quedaría totalmente comprometida, informó la agencia de noticias EFE. Poco antes, Lula había intentado salir de la sede sindical pero decenas de militantes bloquearon los portones y lo impidieron.

El ex mandatario, junto a su abogado, estaba en un auto que se disponía a abandonar el Sindicato pero enfrentó una masa humana que no le permitió moverse, por lo que salió del vehículo y se dirigió nuevamente al interior del edificio.

Previamente Hoffmann, había convocado a la militancia a "ocupar" Brasilia y Curitiba, ciudad del sur del país en la que será recluido Lula, hasta que el expresidente brasileño sea liberado. "Ahora mismo comenzamos la campaña. Vamos para Curitiba, vamos para Brasilia, vamos acampar allá hasta conseguir la liberación del compañero Lula", dijo Hoffmann a las puertas del sindicato.

Hoffmann se dirigió a miles de personas que se apiñaron desde el pasado jueves frente a ese sindicato en apoyo al expresidente y aseguró que desde mañana las fuerzas de izquierdas "estarán en Curitiba y en Brasilia, en este último caso exigiendo la libertad de Lula ante "los magistrados golpistas de la Corte Suprema". "No vamos a descansar", enfatizó la presidenta del PT, cuando Lula aún estaba en el sindicato tras dirigirse a sus simpatizantes y anunciar que se iba a presentar a las autoridades para comenzar a cumplir la pena de doce años que le fue impuesta por corrupción asociada a los escándalos en la estatal Petrobras.

En la que fue su última aparición pública ante sus seguidores antes de ir a la cárcel, Lula afirmó que acatará la orden de prisión para mostrar "lo que es responsabilidad" y "probar" su inocencia.
"No estoy por encima de la Justicia. Si no aceptase la justicia no habría creado un partido político sino promovido una revolución", agregó, pero apuntó: "Creo en la Justicia, pero en una Justicia justa, con un proceso basado en pruebas concretas".

Fuente: Télam

Apoyo a lula Tensión en Brasil: manifestantes impidieron la salida de Lula del sindicato



Te puede interesar