"Fue un año intenso, fabuloso, y no me puedo quejar"

Entrevistas 13/12/2016 Por
Victorio Ramis, quien estuvo en Talleres en Federal A, B Nacional y Primera, hizo un balance del 2016 y de su momento. Su posición en cancha, el objetivo y el estilo de juego, bajo la lupa.
ramis_4
Ramis, el sobreviviente de todas las etapas en Talleres

Historia particular la de Victorio Ramis en Talleres. Hoy es el jugador más "antiguo" del plantel albiazul con apenas 22 años. Estuvo en la B Nacional en 2013, le tocó descender, perder un final en el Argentino A, y después, formar parte directa en la escalada con dos ascensos hasta llegar a Primera División. Convirtió goles en las tres categorías. Hoy luce como opción válida desde el banco de suplentes, pero no en su posición natural de delantero de área, pero sí como extremo derecho, lugar donde el DT Frank Kudelka cavila que más le puede rendir al equipo. Sobre estos tres años a pura vértigo, LA NUEVA MAÑANA dialogó con el juvenil de la cantera y dejó expresiones interesantes para analizar.

"Soy de los más viejos del plantel, es raro (risas). Me tocó pasar por todas en este club, descender, perder la final, ascender, meter goles, ser suplente, lesiones...Estoy muy agradecido por la experiencia que he ido consiguiendo en estos años. Esto fortalece al futbolista, lo ayuda a crecer. Y estar ahora en Primera División es un honor. Lo que quise siempre. Y defendiendo los colores de mi club. Esto no se paga con nada.

-Jugaste en Federal A, B Nacional y Primera, ¿se nota la diferencia en el juego?

- Claro, sobre todo en el ritmo. Es cuestión de amoldarse. En primera se juega a un toque, nadie traslada mucho la pelota. Todos los rivales saben cómo jugar y también prevalece mucho el aspecto físico. Hay que estar preparado en todas las facetas. Por suerte nosotros hemos tenido una preparación larga y nos sirvió para defendernos mejor. Creo que hemos conseguido el nivel que necesitábamos. 

-¿Conforme con la campaña realizada hasta el momento?

- Si, por supuesto, empezamos con algunas dudas pero después cosechamos una gran cantidad de puntos que nos permite estar tranquilos. Estamos cumpliendo el objetivo que nos propusimos, de permanecer en la categoría pero no debemos confiarnos. Por eso lamentamos cómo se nos escapó el partido ante Newell's, hay que estar más atentos, pero así y todo, la campaña sigue siendo más que positiva. Seguimos demostrando buen juego y la gente está contenta, más allá del sabor agridulce del último partido.

-Con relación a tu posición, Kudelka te tiene más de extremo derecho que de delantero de área. En esta última posición probó seis variantes, sin resultados eficaces...

-Y bueno, ya me tocará a mí estar allí, por eso trabajo todos los días. De todas formas, me gusta ser delantero por afuera, me siento cómodo, más allá  de que por naturaleza soy más hombre de área. Alguna vez me tocará estar de entrada ahí o en algunos pasajes cuando entre desde el banco de suplentes. Lo importante es estar al servicio del equipo, acá nadie tiene el puesto asegurado, todos luchamos por un lugar y por una meta en común. En algún momento se me va a dar.

-Las lesiones te jugaron una mala pasada en este semestre...

-Lamentablemente sí, incluso un partido iba a debutar de titular en el área y me empezaron a tratar mal los dolores en la pierna. Un bajón terrible. Igual uno siempre quiere estar. Yo puedo dar una mano corriendo, retrocediendo para ayudar en la marca y también metiendo goles o ayudando a meterlos. Ese es mi compromiso con el club. Ahora me siento bien, no pienso más en las lesiones.

Gol de Ramis a Vélez, victoria 2 a 0 en Liniers

-Estuviste en todas las categorías con el club, un aprendizaje especial...

-Tal cuál, me tocaron todas, fueron tres años muy pero muy intensos. En la B Nacional prácticamente no jugué y descendimos. Después perdimos dos finales en el Federal A contra Unión de Mar del Plata y Gimnasia de Mendoza  y nos queríamos matar...No bajamos los brazos y metimos un salto tremendo, pasando de la tercera categoría a primera en un año y medio. Esa es mi trayectoria en Talleres, muy al palo. Tuvimos muchos golpes pero se valoran para madurar. Y por eso hoy disfrutamos de este presente.

-Sos de los pocos sobrevivientes de los productos de la cantera, junto a Emanuel Reynoso...

-Sí, con "Bebelo" hablamos de eso. Soy el más antiguo (risas). Desde hace tiempo los dos la venimos peleando, por una posibilidad de jugar. Ser el más "viejo" ayuda a entender el panorama, a no desesperarse, a comprender cómo son las cosas en este club, con presiones y obligaciones de todo tipo. 

-¿Por qué vas a brindar esta navidad?

- Por todo. Estamos bien. Tenemos ritmo de juego y por lo general hemos sido superiores a los rivales. Vamos a seguir dando lo mejor. Fueun gran año, con ascenso y con participación en la cancha. Fue fabuloso. Tengo mucho que agradecer, se dieron muchas cosas que había soñado y no me puedo quejar.

Te puede interesar