Impulsan proyecto para que bebés fallecidos en el vientre materno no sean NN

Política 12/03/2018 Por
Se presentó en la Legislatura una iniciativa para darles identidad a los niños nonatos y más derechos a los padres que pierden a su hijo durante la gestación.
Proyecto AnotarBB00006

chapa_ed_impresa_01

Por: Gabriela Yalangozian

Por estos días se da en el país un debate necesario: la despenalización del aborto. Mucho se ha dicho a favor y en contra de este reclamo que por años perteneció sólo al ámbito de las organizaciones que fueron tildadas de feministas. Hoy el tema se discute en muchos ámbitos y conviven en el seno del Congreso de la Nación tanto proyectos a favor como en contra.
Por fuera de ese debate existe otro tipo de aborto, el no deseado, el espontáneo, y el que enluta a familias esperanzadas en tener un hijo.
La pérdida de un bebé en el vientre materno conlleva varios duelos, porque tan sólo el primero de ellos es el fallecimiento intrauterino. Lo que viene después, con las leyes vigentes, revictimiza a esos padres que lloran a su bebé que no ha nacido. Es que, según la edad de gestación, los restos de su hijo sin nacer terminan desechados como residuos patológicos. Tampoco pueden anotarlo en el Registro Civil con el nombre que soñó durante los meses que lo llevó en su vientre, ni tampoco darle sepultura sin que sea como NN.
Para acompañar ese dolor, la fundación Era en Abril viene luchando por el reconocimiento de la identidad de los bebés fallecidos en el vientre materno. Fue esta organización la que presentó el año pasado una propuesta de Ley y junto a otra iniciativa del legislador provincial por Encuentro Vecinal Córdoba, Aurelio García Elorrio, confluyeron un proyecto fue presentado en la Unicameral el pasado lunes 5 de marzo.
El mismo prevé un alcance de carácter obligatorio en todos los centros de atención primaria de salud, hospitales, sanatorios y clínica, pública o privada, de la provincia de Córdoba. Y establece que cuando una persona por nacer fallezca en el vientre materno, cualquiera fuera la causa, sea obligación de los profesionales de la salud que intervengan en el caso, emitir una constancia de defunción fetal, indicando tiempo de gestación; la cual será necesaria para proceder a la inhumación de esos restos.
Pero además, avanza en señalar que esa constancia deberá emitirse sin discriminar el peso, altura o tiempo de gestación, “salvo que no sea posible diferenciar los restos de la persona por nacer de otros tejidos”.

Proyecto AnotarBB00004
“Queremos que entiendan qué nos pasa como padres cuando nos entregan un certificado que dice NN, cuando tiran junto a los desechos patológicos a nuestros hijos y que no se estudie por qué murieron”.

Efecto retroactivo

La iniciativa también contempla la creación de un formulario denominado “Certificado Médico de Nacimiento sin Vida”, en el que consten datos de la madre y del hijo nacido sin vida incluida la edad gestacional y el peso al momento de la expulsión. Y aclara: “en ningún caso el certificado contendrá las iniciales “NN” debiendo respetar el nombre elegido por los padres; aún en caso de no poder determinarse el sexo”. Entre otros datos, dicho formulario también requiere establecer, a los fines estadísticos, la causa de la muerte intrauterina.
“Los restos de la persona por nacer, en caso de muerte intrauterina, serán entregados a los progenitores, teniendo ellos la disponibilidad para darle una debida inhumación u ofrecerlos voluntariamente para el estudio científico”, dice además el proyecto de Ley presentado por García Elorrio.
También establecer que las defunciones de quienes han fallecido dentro del vientre materno, cualquiera sea la causa de la muerte, serán inscriptas en los Libros de Defunción habilitados en cada dependencia del Registro de las Personas en el territorio de la Provincia de Córdoba.
Y obliga asimismo a los cementerios públicos y privados de Córdoba a “disponer de un lugar apropiado para ofrecer una correcta inhumación”, al tiempo que obliga al Ministerio de Salud de la Provincia de Córdoba a elaborar el protocolo y constancia por la cual se certificará la defunción del no nacido en el seno materno.
El proyecto de Ley del legislador de Encuentro Vecinal Córdoba contiene asimismo una cláusula transitoria. Desde la aprobación y puesta en funcionamiento de la Ley, establece un plazo único de dos años “a los fines de la inscripción de todos los fallecidos en el vientre materno en el territorio de la Provincia de Córdoba, sin importar el tiempo que haya transcurrido desde su fallecimiento”.
De esta forma, permitiría además que los padres puedan presentarse a la oficina del Registro de las Personas con el certificado la defunción del nacido sin vida identificado como “NN”, para que se realice “una anotación marginal consignando el Nombre elegido por los progenitores, citando la presente ley”.

Proyecto AnotarBB00003
El proyecto establece que cuando una persona por nacer fallezca en el vientre materno, cualquiera fuera la causa, sea obligación de los profesionales de la salud que intervengan en el caso, emitir una constancia de defunción fetal.

Un largo camino

María Candela Weidemuller, de la fundación “Era en Abril”, comentó a LA NUEVA MAÑANA que con la presentación de este proyecto se abre una nueva discusión en el seno de la Legislatura provincial.
“Ahora necesitamos difundir la importancia de la Ley. Queremos entregar el proyecto en mano de cada legislador explicándole de qué trata y por qué sentimos que debe ser aprobada esta normativa. Buscamos además que se nos escuche en la Comisión de Salud o de Legislación general, donde sea tratada. Es un largo camino, donde tenemos que hacerles entender qué nos pasa como padres cuando nos entregan un certificado que dice NN, cuando tiran junto a los desechos patológicos a nuestros hijos y que no se estudie por qué murieron”, señaló María Candela.
“Ojalá Córdoba sea pionera en el país en aprobar esta ley” auguró, recordando que un proyecto en términos similares se presentó hace dos años a nivel nacional y perdió estado legislativo. Sin embargo, en el Día de la Mujer, se volvió a presentar.
Weidemuller hizo hincapié además que, de aprobarse, esta normativa provincial “no entorpecería una posible ley de aborto por la que otros luchan”.
“Es necesario decir que esta iniciativa también busca reducir las muertes, tanto de las madres como de los bebés, porque como no son estudiadas en la actualidad las causas de las pérdidas tempranas de embarazos, las mujeres muchas veces no saben que tiene un problema de salud que puede llevar a que pierdan la vida sus próximos embriones o ella misma porque muchas veces el médico les dice ´esperá unos meses y volvelo a intentar´”, comentó la referente de Era en Abril en Córdoba.

Dignidad humana

“El proyecto tiene por objeto exaltar la dignidad humana, respetándola aún en cómo se trata la muerte intrauterina. El Poder Legislativo de la Provincia de Córdoba año a año declara su beneplácito por el Día del Niño por Nacer. Resulta contradictorio que, si consideramos que ya hay una persona desde la fecundación, muchas veces se considere a una vida que no llega a nacer como un resto patógeno. Existe una clara diferencia entre en el reconocimiento a la dignidad de una persona que muere ya habiendo nacido, respecto a la que fallece dentro del seno materno”, explicitó García Elorrio.
“La ley establece que este reconocimiento de la identidad de los bebés fallecidos en el vientre materno se realice ´cualquiera sea la causa de la muerte´, o sea también puede pedirse si la muerte es a causa de un aborto inducido ya que, así como no deja de ser persona por la manera en que sea concebido, tampoco deja de serlo por la manera de su muerte”, acotó.

“El Poder Legislativo cordobés año a año declara su beneplácito por el Día del Niño por Nacer. Resulta contradictorio que, si consideramos que ya hay una persona desde la fecundación, muchas veces se considere a una vida que no llega a nacer como un resto patógeno”.

“También uno solo de los progenitores puede pedir el reconocimiento ya que la ley se refiere al derecho de ambos progenitores, conforme a lo que establecen los tratados de no discriminación, en el que se ´asegurarán, en condiciones de igualdad entre hombres y mujeres en lo referente a la maternidad y paternidad´”, dijo el legislador.
Por otro lado, indicó que, en las clínicas y hospitales cordobeses, es una práctica habitual que los niños nonatos “reciban el trato de ´residuo´ en el sentido estricto de la palabra, porque su disposición final no se diferencia de los desechos, a pesar que se trata de seres humanos. Es más gravosa la situación si consideramos que generalmente no se informa el destino de los restos a los padres, y se disponen de ellos sin la autorización de los mismos”, precisó.
Se espera que sea tratado en los próximos días en comisión y que puedan dar su punto de vista no sólo los miembros de Era en Abril, sino también médicos, psicólogos y juristas que permitan una discusión profunda sobre esta temática que por años fue tabú.

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más,
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los lunes en tu kiosco ]


Te puede interesar