Tras la despenalización social, un paso más: aborto legal

Política 05/03/2018 Por
El presidente Mauricio Macri habilitó el debate, y la discusión sobre el aborto legal, libre, seguro y gratuito será este año una victoria para los movimientos feministas.
Marchafeminsta02
El 6 de marzo cuando se presente el proyecto de ley en el Congreso, en Córdoba realizarán un pañuelazo a las 18 al frente de Patio Olmos.

chapa_ed_impresa_01

Por: Miriam Campos

- Que el aborto se ponga ahora en la agenda del Congreso, ¿es oportunismo político?
- Sí, pero el feminismo es oportunista. Y nosotras también lo vamos a aprovechar.


Este jueves se llevará a cabo el segundo Paro Internacional de Mujeres (PIM), organizado por un movimiento de base conducido por mujeres, lesbianas, travestis y trans de distintas partes del mundo, que contará con marchas en todos los países adherentes y en la capital argentina, habrá una movilización desde Plaza de Mayo al Congreso, el mismo lugar donde días atrás el presidente Mauricio Macri, marcó posición sobre el aborto pero habilitó la discusión entre legisladores.

Desde la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Seguro y Legal y Gratuito, que cuenta con la adhesión de 305 grupos y organizaciones a lo largo de todo el país, se planifica presentar el 6 de marzo ante la Cámara de Diputados el proyecto de ley que permitiría la despenalización del aborto.

Ese día, habrá una sentada afuera del Congreso y en Córdoba a las 18 harán un pañuelazo frente al Patio Olmos. Dentro del contexto del 8M posiblemente se solicite que se discuta sobre tablas. En caso de lograrse la sanción de la ley este año, junto a Uruguay, el país marcaría un hecho histórico en la región.

“Con los años podemos ver que el consenso social lo tenemos, en una encuesta que hicimos el 65% de los participantes estaban de acuerdo con la despenalización”.

“Esta es la séptima vez que presentaremos el proyecto de ley, anteriormente no hubo avances. Creemos que de a poco se fue dando esto de hablar del aborto”, dice Ana Morillo, integrante de la Red Bioética del municipio de Córdoba y agrega: “Que Uruguay, por ejemplo, haya avanzado en la legalización del aborto y haya mostrado los números reales de qué sucede cuando se legaliza el aborto, hace que esa idea de mucho prejuicio, de que si se legaliza todas las mujeres van a ir a abortar, se caiga porque la despenalización y la información salvan vidas”.

Ana forma parte de la campaña pro aborto en Córdoba desde 2006 y se vincula laboralmente a los servicios de salud que atienden mujeres en situación de aborto: “Con los años podemos ver que el consenso social lo tenemos, en una encuesta que hicimos el 65% de los participantes estaban de acuerdo con la despenalización. Sabemos que el tema del aborto es urgente, por eso pedimos que las organizaciones religiosas que no están de acuerdo con el aborto, no frenen el debate, que no decidan sobre el total de las mujeres que no practican la religión”.

Marchafeminista01
Para Ana, el discurso de las personas no abortistas que ponen en duda la autonomía moral de las mujeres respecto a decidir, “tiene que ver con esta religiosidad que dominó el cuerpo de las mujeres históricamente”.

Por su parte, “Keka” Bossio, docente de la Universidad Nacional de Córdoba y presidenta de la asociación Civil Católica por el Derecho a Decidir, si uno le pregunta sobre la mirada del aborto a través de su práctica religiosa cuenta: “El primer derecho de las mujeres, como dice Dora Barraco, es el derecho al propio cuerpo. La maternidad es una contingencia, un deseo, una elección, un acto que te involucra en una decisión. Por eso como católica estoy a favor de decidir y también estoy a favor a de la vida” dice Keka y agrega: “De la vida de las mujeres. Porque las mujeres no tiene por qué aceptar la maternidad como fatalidad”. 

Respecto a si abortar es necesariamente un hecho traumático, la psicóloga Mariela Lario de la Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir, es tajante: “El trauma no lo genera el hecho de abortar, sino el contextos. Lo traumático tiene que ver con lo ilegal, y también con el desconocimiento de cómo es el proceso, muchas mujeres lo hacen solas, a escondidas, con miedo”, explica Lario y agrega: ”Es diferente cuando se puede transitar esto acompañada, sabiendo cuáles son los pasos a seguir, de cuidado, de control”.

De los 18 legisladores cordobeses solo cuatro van a apoyar el debate por el aborto. El resto tiene el discurso de que están “a favor de la vida”. “Eso es contradictorio porque tenemos la ley de aborto no punible pero en Córdoba no se aplica porque está bajo el amparo del Portal de Belén y el Tribunal Superior de Justicia no se expide, es una vergüenza", dice Bossio.

El proyecto de ley que se presentará esta semana es corto. “Es una ley que se basa en la autonomía de la voluntad. Se posiciona desde un lugar, la autonomía del cuerpo de la persona gestante y tiene un paradigma de derechos humanos y sanitaria”, explica la abogada Mayca Balaguer, perteneciente al Cuerpo de Abogadas Feministas de Córdoba y agrega: “En el artículo uno, ya arranca diciendo que es un derecho humano. Ejerciendo tu derecho humano a la salud, tenés derecho a decidir, permite la interrupción del embarazo en las primeras 14 semanas y también incorpora las causales que ya estaban desde  1921 en el código penal sobre el aborto no punible”.

Aborto No Punible, y un protocolo que no se aplica en Córdoba

En Argentina, en realidad, el aborto es legal desde los años veinte del siglo pasado, y se lo conoce como Aborto no Punible pero solo aplica bajo causales, es decir, solo se puede realizar cuando el embarazo es producto de una violación, o cuando puede producir un riesgo para la salud o la vida de la mujer.

La posibilidad de abortar está contemplada en el artículo 86 del Código Penal que se le dio interpretación recién en el 2012 con un reconocido fallo de la Corte Suprema, llamado FAL, pero que por desconocimiento o mala interpretación muchos profesionales de la salud se niegan a brindar.

“Es un tema urgente, por eso pedimos que las organizaciones religiosas que no están de acuerdo con el aborto, no frenen el debate, que no decidan sobre el total de las mujeres que no practican la religión”.

“En Córdoba, se dictó un protocolo a nivel local poco después del fallo, y garantizaba la práctica. Sin embargo, la organización antiderecho Portal de Belén, interpuso un amparo -en el año 2012- para que del abstracto no se aplique el protocolo por considerar que estaba en juego los intereses del niño por nacer”, dice Balaguer y destaca: “Esto va en contra de lo que dice el fallo de no obstaculizar la práctica".  Si bien  Desde el 2014 el Tribunal Superior de Justicia está en condiciones de dictar sentencia, todavía no se pronuncia. 

“Muchas mujeres recurren a la guardia de abogadas feministas de Católicas por el Derecho a Decidir, que es un espacio que tenemos a nivel nacional, trabajamos abogadas de distintas provincias y nos encargamos específicamente de acompañar en consultas, interrupciones legales del embarazo o denuncias por aborto lo cual también es ilegal” comenta Lola Guerra, también abogada feminista e integrante de Católicas por el Derecho a Decidir y agrega: “Los casos en los que nosotros acompañamos tienen que ver con falta de información de los profesionales de la salud, y por mucha confusión, en particular en Córdoba, con la implementación del protocolo provincial donde los profesionales no saben que están obligados a realizarlo”.

Para la abogada, que muchas veces cueste lograr que realicen las prácticas de aborto no punible, tiene que ver con una falta de decisión de los profesionales de cumplir con su deber. “Esta barrera se podría eliminar si el ministerio de Salud de la provincia realizara capacitaciones a los profesionales de la salud para que conozcan sus obligaciones y brinden la asistencia a las mujeres” explica Guerra.

Si se lograra la sanción de la ley de despenalización de aborto el siguiente paso de la lucha será lograr una reglamentación y la efectivización en términos de política pública sanitaria, es decir que el Gobierno implemente políticas que garanticen la ley. Pero ese ya será otro capítulo para la épica feminista.

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más,
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los lunes en tu kiosco ]


Te puede interesar