¿Cuáles son las conductas de riesgo de los jóvenes con Internet?

Sociedad 01/03/2018
“La pregunta ¿qué hiciste hoy en Internet? Debiera estar instalada” señalaron los responsables del Primer Mapa Nacional sobre los jóvenes y el uso de redes.
adolescentes celulares
Indicaron que el abuso de tecnología provoca soledad y depresión. - Foto: Archivo.

Se realizó el Primer Mapa Nacional sobre las situaciones de riesgo a las cuales están expuestos los adolescentes en su uso cotidiano de las redes sociales y la navegación en Internet.

Los principales resultados indican que los jóvenes “están todo el día conectados” y “suben información personal a la web”. En tercer lugar, la multiplicidad de pantallas en sus habitaciones es otro rasgo característico, esto incluye “netbooks, televisores, computadoras y celulares”.

La cuarta situación es “tienen menos de 12 años y cuentan con un perfil en las redes sociales”. Mientras que en quinto lugar se alerta sobre que “duermen con sus celulares encendidos” y finalmente en sexto “copian y pegan lo que encuentran en páginas web para la tarea escolar”.

La especialista en comunicación y coordinadora del estudio, Roxana Morduchowicz señaló al diario Página|12 que “lo único que cubre cualquier situación es estar al tanto de lo que hacen los chicos en la pantalla y remarcó que “la pregunta ¿qué hiciste hoy en Internet? debiera estar instalada” en cada hogar.

El estudio fue elaborado por el Consejo Asesor de la Comunicación Audiovisual y la Infancia (Conacai) y puede consultarse en enacom.gob.ar/chicosypantallas. Se enviaron 14 situaciones de riesgo a todas las provincias y se agrupó por región. Las provincias recurrieron a fuentes públicas como delegaciones del Inadi, hospitales, Secreataría de Niñez y Adolescencia, entre otros.

Con respecto a los principales resultados, se advirtió que “cuatro de cada 10 están las 24 horas conectados y no apagan nunca el celular y siete de cada 10 lo están de manera activa”.

Se trata de una conducta de riesgo “porque reduce la capacidad de aprender. Cuanto más diversificados son los bienes culturales y tecnológicos que utilizan más rico es el aprendizaje y más importante su capital cultural. Un chico tiene que poder ir a los museos, al cines, a los teatros, a una plaza o un club, acercarse a un libro. Y no quedar monopolizados por las pantallas”.

Te puede interesar