Conmoción en Cruz Alta: entró a robar con su hija y asesinó a una mujer

Policiales 02/03/2018 Por
Marta Mogro de 67 años fue degollada por un hombre que fue detenido. Una cámara de seguridad lo filmó entrando al negocio, de la mano de su hija de 10 años.
Ver galería cruz alta
1 / 2 - El lugar donde se produjo el crimen. - Foto: gentileza Crónica

Una comerciante fue degollada y rematada con un disparo de arma de fuego durante un robo dentro del local que atendía en la localidad cordobesa de Cruz Alta, ubicada a 341 kilómetros al sureste de Córdoba, en el límite con Santa Fe.

Marta Susana Mogro, de 67 años, atendía el comercio ubicado en avenida Konekant al 400 y fue degollada por Maximiliano Cañete, de 31 años, mientras atendía. La víctima fue encontrada por una clienta.

Una cámara de seguridad de un colegio próximo al comercio registró Cañete entra al negocio, de la mano de su hija de 10 años, y sale luego apresuradamente.

La Policía realizó un allanamiento en una vivienda y detuvo al asesino, que fue trasladado a la cárcel de Bouwer. En su casa hallaron ropas, dinero en efectivo y un cuchillo con sangre.

El intendente de Cruz Alta, Marcos Bizet, confirmó que Cañete había salido de la cárcel horas antes.

Protesta de vecinos

A raíz del asesinato, vecinos se concentraron a la tarde del jueves en la plaza de Cruz Alta para protestar por la inseguridad en la zona y pedir justicia por el caso.

La hija de la víctima

Tamara Altamirano, hija de Marta, dijo que "fue a trabajar como todas las mañanas y la mataron a sangre fría, la degollaron y le pegaron un tiro". La hija contó que el cuerpo de su madre fue hallado a media mañana por una clienta que suele frecuentar el local. 

"Me llama mi hermana para avisarme que habían matado a mi mamá, que una clienta, que siempre viene a comprar cigarrillos, la encontró en el suelo, toda ensangrentada", relató.

"Nos robaron un montón de veces, sabíamos quienes eran, les llevábamos los datos a la Policía, les llevábamos testigos y no nos tomaban la denuncia, porque son ellos los que lideran las bandas de delincuentes", agregaron las mujeres.

Tamara se mostró frustrada e indignada con la situación: "En tres meses perdimos todo lo que teníamos, en un pueblo de mierda que está hecho pelota, que nunca progresa, que la plata se la roban y nadie progresa".

Te puede interesar