Río Cuarto: decomisaron 1.100 litros de orina que iban a un laboratorio porteño

Córdoba 28/02/2018 Por
Eran muestras aportadas de forma voluntaria por mujeres en período de menopausia, para obtener una hormona útil en tratamientos de fertilización.
Camion-orina by Edecom
Los 1.110 litros de orina decomisados se dirigían a un laboratorio porteño. - Foto gentileza Puntal.

Un líquido nauseabundo derramado en la vía pública por parte de un camión fue el origen de una investigación y decomiso de 1.100 litros de orina por parte de las autoridades del Edecom en la ciudad de Río Cuarto.

Cuando los inspectores llegaron al lugar, alertado por los vecinos, encontraron un camión marca Mercedes Benz con 525 bidones de 5 litros con orina humana en su interior.

La noticia generó sorpresa. El Edecom constató que ese cargamento se dirigía a una empresa de Buenos Aires denominada Biomás SA en cuyos laboratorios se producen gonadotrofinas de origen natural, que son hormonas que se obtienen a partir de la purificación de la orina de mujeres en etapa de menopausia. Luego, con estas sustancias se fabrican medicamentos recetados en tratamientos de fertilización asistida.

“Estas hormonas son extraídas de la orina que donan voluntaria y generosamente, miles de mujeres en el período de menopausia”, explican en el sitio web.

Los bidones perdieron su cargamento en el recorrido del camión. El traslado de la sustancia estaba a cargo de una empresa que recolectaba los bidones con servicio puerta a puerta, los acopiaba en un depósito y finalmente los entregaba al laboratorio con sede en la ciudad porteña de San Martín.

Javier Gabutti, vicepresidente de Edecom, explicó al diario Puntal que “ni el camión ni la empresa cumple los requisitos para trasladar este tipo de sustancias” por lo que se procedió al decomiso de la mercadería y posterior destrucción en el enterramiento sanitario de la ciudad porque “se considera un importante riesgo a la salud pública y al medio ambiente”.

Camion-orina-1 by edecom

El funcionario agregó que están al tanto de la existencia de una sola empresa que se dedica a la recolección de este tipo de deshechos en la ciudad, y que están trabajando para detectar cuántos medios de transporte están abocados a esta actividad sin contar con habilitación municipal.

La investigación que trascendió posteriormente señaló que las mujeres donantes recibían como contraprestación por la donación de orina un juego de vajillas.

Te puede interesar