River alimenta su sueño copero

El Millonario le ganó por 2-0 a Gimnasia La Plata y accedió a la final de la Copa Argentina, donde se medirá ante Rosario Central.

River alimentó su sueño de retornar a la Libertadores al clasificarse por primera vez a la final de la Copa Argentina tras vencer a Gimnasia y Esgrima La Plata por 2 a 0 en el estadio Del Bicentenario, de San Juan.

Los dirigidos por Marcelo Gallardo concretaron la victoria en el primer tiempo, cuando en cinco minutos y sobre el epílogo de esa etapa sus dos delanteros, Sebastián Driussi y Lucas Alario (se fue muy molesto cuando lo remplazó Rodrigo Mora en la etapa final) marcaron sendos tantos, el primero tras un anticipo ofensivo y el segundo mediante un golpe de cabeza.

Después, en la etapa final el 'millonario' se dedicó a defenderse con la pelota, manejó los tiempos con pulcritud y minuciosidad, y así se fue aferrando al triunfo ante un rival que lucía tan impotente como cansado.
La presión alta ejercida durante ese período inicial, las proyecciones por derecha del ex Gimnasia Ignacio Fernández, la efectividad de sus delanteros y una sólida tarea de su remendada defensa, fueron demasiados elementos a contrarrestar para un equipo como el de Gustavo Alfaro, digno a la hora de luchar pero sin luces al momento de atacar.

Sin embargo hubo un hecho que podría haber cambiado el curso del encuentro y fue el clarísimo penal cometido en el último minuto del primer tiempo por Jorge Moreira a Facundo Oreja que el árbitro Darío Herrera, que tiene posibilidades de dirigir el próximo 'superclásico', ignoró para terminar perjudicando a los platenses, ya que irse al vestuario 1-2 podría haber modificado algunas cosas en la segunda mitad.

Así como se equivocó en esa acción, Herrera estuvo atinado al anular un tanto convertido por Leonardo Ponzio cuando el marcador estaba en cero, ya que Driussi estaba adelantado e intentó intervenir cuando el balón estaba por ingresar al arco gimnasista.

Esa omisión del árbitro terminó "anticipadamente" el partido y justificó en parte todo lo bueno que había realizado el conjunto de Núñez para arrimarse a la final que a mediados de mes jugará ante Rosario Central, probablemente en el estadio Mario Kempes, de Córdoba.


Pero ni esa final ni el premio de 1.873.000 pesos que se llevó por la victoria de esta noche conmueven más a River que la posibilidad de convertirse en el segundo de los cinco grandes (ya está San Lorenzo) en jugar la Copa Libertadores del año próximo.

Para Gimnasia, en tanto, quedó el consuelo de haber alcanzado la mejor clasificación histórica (semifinales) en esta Copa Argentina.


La jornada en San Juan tuvo un comienzo emotivo por el sentido homenaje realizado a las víctimas del accidente aéreo que sufrió la delegación de Chapecoense, de Brasil, el lunes pasado en Colombia, y cuyo escudo lució en el pecho la camiseta de los jugadores de River, que esta vez fue la alternativa de color negro en señal de luto.

Síntesis

River Plate: Augusto Batalla; Jorge Moreira, Arturo Mina, Lucas Martínez Quarta y Luis Olivera; Andrés D'Alesssandro, Leonardo Ponzio, Ignacio Fernández y Gonzalo Martínez; Sebastián Driussi y Lucas Alario. DT: Marcelo Gallardo.


Gimnasia La Plata: Alexis Martín Arias; Sebastián Gorga, Manuel Guanini, Christian Ramos y Facundo Oreja; Luciano Perdomo; Ramiro Carrera, Sebastián Romero, Lucas Licht y Nicolás Ibáñez; Pablo Vegetti. DT: Gustavo Alfaro.

Goles en el primer tiempo: 39m. Driussi (R) y 44m. Alario (R).
Cambios en el segundo tiempo: Al comenzar Lucas Lobos por Ramos (G), 6m. Daniel Imperiale por Licht (G), 10m. Iván Rossi por D'alessandro (R), 16m. Rodrigo Mora por Alario (R), 20m. Franco Niell por Romero (R) y 28m. Camilo Mayada por Fernández (R).
Amonestado: Carrera (G).

Cancha: Del Bicentenario (San Juan).
Arbitro: Darío Herrera.

Fuente: Télam.

Te puede interesar