“Todavía tengo ansiedad antes de los partidos como cuando empecé a jugar”

Deportes 15/02/2018 Por
Víctor López, a sus 39 años, no piensa en el retiro. Las sensaciones lo invaden como desde el primer día en que fue profesional. El defensor de Instituto es un comprometido con la camiseta.
Vitrola López00003
"El gol a Racing no me nació gritarlo porque nací allí. Pero no quiero ser irrespetuoso con Instituto porque me recibió con los brazos abiertos".

chapa_ed_impresa_01

Por: Federico Jelic - [email protected]

La voz de la experiencia le da sabiduría necesaria como para sobrellevar el inexorable paso del tiempo. El cronómetro en cuenta regresiva está en marcha para un futbolista de avanzada edad y es consciente de eso. Sin embargo, hay sensaciones que los años no pueden curar y son los que mantienen vitales a los futbolistas que el almanaque los apura a jubilarse pero que siguen vigentes a pesar de lo inevitable. Víctor López, con 39 años a cuestas, todavía tiene los síntomas típicos de alguien que disfruta su actividad. Por eso en Instituto es uno de los primeros en llegar a practicar, comprometido del objetivo institucional y con la camiseta. Y con su pasión.

La B Nacional no deparó el mejor porvenir en el año del centenario de la “Gloria”, cuyo sueño general era festejarlo con el ascenso a Primera División. “Vitrola” igual no renuncia a ese objetivo, como tampoco lo hace con su carrera, la que fortalece con el paso ingrato de los años: “El día que deje de tener motivación para jugar, me voy a ir solo. Sigo con esa llama, todavía me pongo nervioso antes de los partidos. Cuando sienta cansancio, sin necesidad de salir a la cancha, solito daré un paso al costado. Hoy me siento bien en Instituto, club que me recibió con las puertas abiertas y estoy muy agradecido. Espero responder a la altura”, contó el capitán, quien acusa pasos por Racing de Nueva Italia, Talleres, Arsenal, Banfield y Newell´s. Su trayectoria cuenta también con una aventura por la Liga Española, en la Real Sociedad.

- ¿Qué diagnóstico tenés de Instituto?
- En un primer término, somos un equipo que se hace fuerte con la tenencia de la pelota y no debemos perder de vista que es una de nuestras virtudes. Tenemos que estar más atentos y recuperar la memoria. Está claro que hay errores por corregir, porque en esta categoría cada paso en falso se paga carísimo.

- El equipo se armó para ascender pero todavía no entró en zona de los que juegan el Reducido…
- El torneo es largo y tampoco estamos tan lejos. Este es un campeonato de rachas, metés dos o tres partidos seguidos y ya te sumas al lote de arriba. Lo importante es lograr mayor regularidad. Cada partido es distinto y tenemos que saber acomodarnos. Sobre todo, asumir el protagonismo y no dejar que se agranden los rivales.

- ¿Te parece que el equipo sintió las bajas en la pretemporada?
- Puede ser pero estamos preparados para sobrellevarlo. Cambiar de página. Es cierto que se han ido piezas importantes, pero no perdemos las esperanzas de hacer el mejor papel posible. El objetivo es el de siempre. Este plante tiene jerarquía, los que nos quedamos vamos a luchar sin ahorrar esfuerzos para dar vuelta esta situación. Instituto y su historia lo demandan.

¿Últimos cartuchos?
“Yo disfruto cada partido como si fuera el último. Lo disfruto al máximo, es lo que hice toda mi vida y no me veo desgastado. No quiero decir nada. No sé hasta cuando me durará este entusiasmo ni cuando se cortará la mecha pero hoy no tengo en mente el retiro”, expresó con una sinceridad asombrosa “Vitrola”, ante la consulta que muchos le hacen cotidianamente.

- ¿Cuál es el ingrediente que mantiene al futbolista activo?
- La pasión, las ganas. Es una vocación. Yo todavía disfruto del vestuario, de las charlas técnicas, las arengas... Siempre lo hablo con el doctor (Gabriel Oviedo, a quien conoce de Talleres), me sigo poniendo ansioso al salir a la cancha y el día antes de los partidos, como cuando empecé a jugar. El día que pierda esa adrenalina, me plantearé qué voy a hacer. Y que el físico me lo permita, claro está. Tengo el nerviosismo de siempre cuando tengo que salir a la cancha en el túnel. Eso me mantiene vivo. Cada momento es especial, cada minuto que pasa lo vivo con intensidad en la cancha, como si fuera la última jugada. Solo el futbolista en actividad sabe explicarlo y como me siento tal, me cuesta encontrar las palabras para expresarlo, pero quien ha jugado profesionalmente seguro me va a entender lo que digo.

4
Títulos tiene Víctor López como profesional. Ascenso con Racing de Nueva Italia al Federal y a la B Nacional (’99), más los campeonatos de Primera División con Banfield (2009) y con Newell’s (2013)

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más,
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los lunes en tu kiosco ]


Te puede interesar