Petróleo en 2017: la peor caída desde 1999 y la menor producción desde 1992

Quedó a apenas un 1% por encima de la de 1991. Simultáneamente, las importaciones no detienen su escalada: en dos años, el Gobierno importó un 44% más que entre 2008 y 2015.
YPF01

chapa_ed_impresa_01

Este Observatorio de la Energía, Tecnología e Infraestructura para el Desarrollo (Oetec) declaró 2016 “Año del desastre petrolero”. Advertíamos entonces que “durante el primer año de gestión macrista la producción de crudo cayó un 3,8% interanual. Se trató de la peor caída desde 2011”. Y advertíamos también que, ese mismo año, las importaciones habían ascendido de forma exponencial, alcanzando un 61% de todo lo importado entre 2012 y 2015. Tal y como viene informando OETEC, todos los indicadores petroleros profundizaron su tendencia negativa en 2017.

La producción de crudo en la República Argentina -recordar, en caída desde 1998-, comenzó a recuperarse a partir de la renacionalización de YPF. Se desaceleró la tendencia declinante de la producción y mejoró ostensiblemente su performance de allí en más. En 2015, se logró revertir la producción a la baja, es decir, se registró una producción mayor a la de 2014.

Pues bien, en 2016 y como dijimos en la introducción, la caída fue del 3,8%. La política hidrocarburífera del macrismo se propuso desde un comienzo desproteger la producción local, tanto al eliminar gradualmente el precio sostén como al abrir las importaciones y desregular el sector. Los resultados no sorprenden: en 2017, la caída se profundiza en relación a 2016, al pasar del 3,8% al 6,3%.

En 2017 las importaciones crecieron un 36% en relación a 2016, pero un 319% sobre 2015. Si se analiza lo sucedido desde 2008, en dos años de gestión Macri importó un 44% más de todo el crudo importado durante los dos gobiernos de Cristina Fernández de Kirchner.

Por último, no podemos dejar de mencionar que el peso de las importaciones sobre la producción alcanzó en 2017 un 4,4%, el porcentaje más alto desde 2011 (año punto de partida por haber registrado cero importaciones).

Cayó la producción de YPF en gas y petróleo
La producción de la empresa nacional YPF cayó 2% y 5,1% en 2017 para gas y petróleo, respectivamente. Asimismo, y en materia petrolera, la magnitud del desplome es tal que, al terminar el segundo año de mandato de Macri, YPF produjo menos cantidades que las de 2014. En cuanto a la retracción gasífera, se trata de la primera caída desde la renacionalización (2012).

La producción nacional de petróleo se redujo un 5,1%, la única caída registrada en los cinco años previos (desde 2011). Esto provocó declives en todas las provincias donde opera YPF. Con la sola excepción de Neuquén, en Santa Cruz, Chubut y Río Negro, YPF produjo en 2017 menos crudo que en 2014, mientras que en Mendoza menor cantidad en comparación con 2015”.

A propósito, Juan Francisco Fernández, investigador del Oetec, explicó que “en 2017, YPF explicó el 45% de la producción, muy lejos de la segunda, PAE, con el 20%. Si la producción de la petrolera nacional cayó un 5,1% en 2017 y ya produce menos que hace tres años atrás, estamos en presencia de un gravísimo problema. Y más todavía, porque la administración Cambiemos no tomó nota de sus resultados. Todo lo contrario, las últimas medidas que tomó de mayor desregulación y apertura indiscriminada de las importaciones profundizarán la caída”.

En materia de gas natural, se desprende del informe del Oetec que YPF es la primera productora de petróleo del país, pero también de gas: participa con el 34% de la producción nacional, por encima de Total Austral con el 27%.

Pues bien, el Observatorio halló que, en este hidrocarburo, se “registró una caída del 1,8% en 2017, la primera desde 2012”. A propósito, Federico Bernal, autor del trabajo en cuestión y director del Oetec, señaló que “Una de las claves de nuestro informe es que, en el cálculo de la producción de gas, descontamos dos yacimientos comprados por YPF a fines de 2016 a Pampa Energía. Esto nos permitió mensurar el desempeño específico de la empresa, sin agregados. El resultado: YPF cayó 2% en gas. Es la primera caída desde 2012”.

A nivel provincias, y para este hidrocarburo, la empresa sufrió una fortísima y alarmante desaceleración en Neuquén, primera productora de gas para YPF, así como caídas en Mendoza, Santa Cruz y Chubut. Estas dos últimas, produjeron en 2017 cantidades inferiores a las de 2014.

En cuanto a las recientes declaraciones del ministro de Energía y sus ansias reprivatizadoras sobre YPF, Bernal expresó: “A esta altura del partido, poco importa lo que pueda decir el señor Aranguren. Creo, es más, que ya dijo todo cuando desestimó el logro del autoabastecimiento y la soberanía hidrocarburífera. Nosotros elaboramos nuestro informe y publicamos estos resultados esperando que la oposición los tome para denunciar y revertir esta clara política de vaciamiento de YPF. Y que lo haga más allá de la propia YPF, porque lo que está en juego es la seguridad energética del pueblo argentino, así como la viabilidad económica y laboral de las principales provincias productoras, como es sabido, provincias donde la estatal es motor indiscutible en este sentido”.

El informe del Oetec cierra advirtiendo que los resultados de la gestión Aranguren sobre YPF son pésimos no solamente por las magnitudes de las caídas (con el agravante de haberse dado en simultáneo con un tarifazo), sino también -y muy especialmente- por haber dilapidado la sostenida recuperación lograda entre 2012 y 2015 para todos los indicadores de la empresa.
Fuente: Oetec

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más,
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los lunes en tu kiosco ]


Te puede interesar