El legado de Atahualpa Yupanqui se exhibe en el Cabildo de Córdoba

Cultura & Espectáculos 08/02/2018 Por
Rumbo al Congreso Internacional de la Lengua Española 2019, la Municipalidad de Córdoba rinde homenaje a Atahualpa Yupanqui, por los 110 años del natalicio del cantautor, una de las máximas figuras del folklore argentino.
04
La muestra “Tierra que anda” se puede visitar en las salas de la Recova de la planta baja del Cabildo hasta el 2 de marzo, de lunes a viernes.

chapa_ed_impresa_01

Por: Mónica Hernández - [email protected]

En el Cabildo de la ciudad de Córdoba están habilitadas sendas muestras alusivas a la figura de Atahualpa Yupanqui y al próximo Congreso Internacional de la Lengua Española que se desarrollará en nuestra provincia. En una de las salas se pueden ver fotografías de Don Ata, de las cuales su hijo, Roberto “Kolla” Chavero refirió: “Siento una gran emoción porque hoy un pedacito de este Cabildo se convierte en nuestra casa para mostrar algunos retazos, algunas pinceladas de la obra de mi padre”. La otra exposición está referida a los pósters alusivos a las anteriores ediciones de este evento de gran trascendencia internacional.
El motivo para la confluencia de estas muestras es el recordatorio del natalicio del folclorista y al reciente ingreso de su legado a la Caja de Letras del Instituto Cervantes, como parte del camino hacia el Congreso que tendrá lugar en Córdoba en marzo del año próximo.

Sobre el homenaje a su padre, Roberto “Kolla” Chavero expresó que “es un primer paso, debido a que todo este año es de preparación para el Congreso de la Lengua Española que se realizará en esta ciudad en 2019. Fue muy emotivo estar en Madrid, primero en la Academia de la Lengua Española y luego en el Instituto Cervantes donde junto a la comitiva de cordobeses entregamos los manuscritos de mi padre para ser depositados en la bóveda y que se mostrarán algún día”.

En la muestra denominada “La tierra que anda” se exponen fotografías de Atahualpa con figuras de la música nativa (entre ellos, Santiago Ayala, el “Chúcaro”; Ramona Galarza; Juan Carlos Saravia; Jairo y Aníbal “Pichuco” Troilo). La familia atesora unas 800 tarjetas postales que compraba en los aeropuertos donde las escribía, como una forma de expresar sus sentimientos y algunas de sus reflexiones. “Ese es un libro pendiente de realizar”, apuntó Chavero.

También en la exposición se pueden apreciar los ocho libros que escribió Yupanqui, reeditados por la Universidad de San Luis desde el año 2000, los cuales son incorporados por los docentes de todos los niveles a sus clases. “Trabajar con la obra del “Tata” es acercarse al misterio y este no se devela, simplemente se transita. Por ello incluí en la última parte del espectáculo una grabación del poema ‘Hermanito del mundo’, que recitó ya con la voz quebrada por los años”, destacó el “Kolla”.

Cantores homenajeron al poeta
El 31 de enero se realizó un encuentro en la explanada del Cabildo de la Ciudad que contó con la presencia de más de 3.000 personas. Allí se realizó un tributo especial a Héctor Roberto Chavero (Atahualpa Yupanqui), a través de los temas que interpretaron los diversos artistas allí presentes, coronado por el cierre a cargo del Dúo Coplanacu, uno de los conjuntos más convocantes desde mediados de los ochenta.
Los primeros en subir al escenario fueron los guitarreros Hugo Argañaraz y el “Kolla” Chavero. Abrieron el espectáculo con “Soy del Cerro Colorado”. El hijo de don Ata señaló ante el público presente: “Esta es una muestra de cuando nos juntamos en el Cerro en la casa de Hugo. Allí recordamos anécdotas y las frases que nos dejó mi padre y que siguen vigentes para todas las generaciones, entre ellas: ‘Cuando se ladean las cargas, los hombres empiezan a conocer las asperezas de la vida’ (fragmento de una de las cartas escritas a Argañaraz)”.

En referencia al tributo brindado, el “Kolla” Chavero expresó: “Quiero agradecer también a estos músicos que han convocado esta noche para recorrer la obra. Desde la Fundación Atahualpa Yupanqui trabajamos en la difusión de la música y las letras, porque él se ganó el bronce en vida, pues es un puente que une las sensibilidades por encima de todas las diferencias y está presente en todo el mundo. Hace unos días autoricé la inclusión de “Los ejes de mi carreta” en una publicidad en Turquía. Por todo ello, agradezco el apadrinamiento de la Municipalidad, del Gobierno provincial y del Ministerio de Turismo de la Nación”.

Las cartas
En el cierre del homenaje, Suna Rocha leyó una carta que le envió Yupanqui desde París en abril de 1991 y que ella tomó como un consejo: “Mi corazón anda en paz con este solo desvelo que padezco desde que nací: leer todo lo posible y oír a Bach y a los vidaleros que se fueron cantando. Al fin, la vida es ese paso extraño que uno elige aun sabiendo que morirá despedazado de amor y de silencio… Cuídate de esas tentaciones que ofrece el arte mendigal. Te deseo salud y buenos trabajos, no bajes la guardia niña. Te recordaré como a la changuita que vino a Buenos Aires a estudiar, a ver, crecer y esquivar. Coraje y prudencia”. “Nosotros sabemos que a través de Atahualpa vamos por la senda segura, en la música, en los versos maravillosos y por supuesto en la obra vasta y profunda como la tierra que él describió”, agregó la intérprete.
Atahualpa murió en Francia en 1992. Si bien se radicó en ese país en 1967 sus visitas a Argentina fueron periódicas, especialmente al Cerro Colorado donde tenía su casa. Tanto es así que su última actuación fue en el Festival de Cosquín de 1990, cuyo escenario lleva su nombre.

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más,
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los lunes en tu kiosco ]


Te puede interesar