Argentina perdió con Croacia en dobles y quedó complicada en la serie

Juan Martín del Potro y Leonardo Mayer perdieron 7-6 (7-2), 7-6 (7-4) y 6-3 ante Marin Cilic e Ivan Dodig; la serie está 2 a 1; este domingo, desde las 10, la jornada decisiva con Delpo vs. Cilic.

ZAGREB - Se luchó hasta el final, pero no alcanzó: Juan Martín del Potro y Leonardo Mayer cayeron hoy en el punto de dobles de la final de la Copa Davis y con Croacia en ventaja de 2-1 necesitarán ganar mañana los dos puntos en disputa si quieren alzar el legendario trofeo por primera vez en la historia del tenis argentino.

Marin Cilic e Ivan Dodig se impusieron 7-6 (7-2), 7-6 (7-4) y 6-3 a Del Potro y Mayer, que volverán a jugar mañana, el tandilense en el punto de apertura del día ante Cilic y el correntino en el de cierre con Ivo Karlovic.

La Argentina, cinco veces finalista en la Davis, se jugará así todo en el día de cierre en el Arena Zagreb, donde 4.000 hinchas argentinos no dejan de alentar prácticamente un instante y equiparan en fuerza y presencia a los mucho más numerosos croatas.

Del Potro y Mayer dieron todo lo que tenían, pero las diferencias entre una pareja de dobles que no es tal -han jugado contadas veces juntos- y una ya establecida fueron claras. Cilic y Dodig dominan mucho mejor las mecánicas de la especialidad, muy diferente a la del singles.

La Argentina tuvo el único break point de todo el primer set, pero no pudo aprovecharlo. Se llegó así a un tie break en el que los croatas se adelantaron 3-0 y luego 5-1 con dos errores de volea de Mayer. Instantes después los locales sellaban el 7-2 y se llevaban el primer set.

Del Potro se impuso en un duelo de derechas con Cilic para recuperar un saque perdido al inicio y equlibrar el segundo set a 4-4. Pese a ese momento, la actuación del tandilense fue irregular, pocas veces pareció encontrar el ritmo y la precisión que tienen su juego en sus mejores momentos.

El tie break fue un festival de mini breaks. Con Croacia arriba 5-4, Del Potro falló una derecha y luego Cilic resolvió el 7-4 con una sencilla volea de derecha.

Croacia tiene así la oportunidad de ganar mañana por segunda vez el título, tras el conquistado en 2005 en Eslovaquia. La Argentina, en cambio, se juega el todo por el todo buscando aquello que hasta ahora nunca alcanzó.

Te puede interesar