La carta de Juez a Schiaretti tras el pase de la legisladora Oviedo a UPC

Córdoba 25/11/2016
El embajador argentino en Ecuador le manifestó al gobernador de la Provincia su enojo por el pase de la legisladora del Frente Cívico al oficialismo. El comunicado completo.
Ampliar
Luis Juez, embajador argentino en Ecuador y referente del Frente Cívico.

Luego del polémico pase de la legisladora provincial Adriana Oviedo del Frente Cívico al bloque oficialista de Unión por Córdoba (UPC), el embajador argentino en Ecuador, Luis Juez, envió esta mañana una carta al gobernador Juan Schiaretti para expresar su enojo.  

En el texto al que tuvo acceso La NUEVA Mañana, Juez aclaró que escribe como referente del Frente Cívico y no como diplomático.

En esta nota, el texto completo:

Al Señor

Gobernador de la Provincia de Córdoba

Lic. Juan Schiaretti

Sepa usted Señor Gobernador dispensar la informalidad de estas palabras y la ausencia quizás, de las formas del trato que su alta investidura sugiere tener presente. Pero estas líneas, espero logren comprenderse alineadas con la naturaleza y concepto del mensaje que pongo a su consideración. Debo agregar, apelando a su paciencia, que la autoría de la presente reflexión está más atada al dirigente que conduce un espacio protagonista de la política cordobesa que a quien desempeña con honor el cargo de Embajador Argentino en Ecuador. 

He sido notificado en las últimas horas acerca de la renuncia de uno de los Legisladores Provinciales del Frente Cívico y la novedad de que el legislador renunciante ocupa desde ayer una banca en Unión por Córdoba. Comienzo tal vez por el tramo más bajo y doméstico del episodio dejándole muy claro que jamás me atrevería a debatir o tan siquiera intercambiar palabras relacionadas a la vida orgánica e íntima de una humilde organización política, con el Gobernador de mi provincia.

Siento casi la certeza de que quienes vivimos con pasión la política y que además estamos embarcados en responsabilidades institucionales, vibramos al son de cambios formidables e inéditos en la sociedad global. Sabemos que los cambios son profundos. Sabemos que las formas habituales crujieron, los lenguajes rutinarios de las instituciones tradicionales se volvieron líquidos. La incredulidad, cuando no el desprecio de las sociedades cuando refieren a sus representantes es inocultable. El mundo entero se ha puesto de acuerdo para expresar su hartazgo ante una creciente población de dirigentes indolentes que naufragan en el delirio de pretender representar “al pueblo”. Naufragan encapsulados en compartimientos blindados pero impregnados de gestos, de mañas, de vicios y prácticas que, primero: por indignas y luego, por destructivas deben ser parte del pasado de manera urgente.

Usted, señor Gobernador, y yo estamos entre quienes estamos comprendiendo y aprendiendo la dimensión del cambio antes mencionado, usted, otros gobernadores, dirigentes locales, el presidente… somos el testimonio inapelable de lo difuso de las líneas burocrática-electorales que ayer nos enfrentaron con fiereza, somos la prueba del final de “lo de siempre”. Hay indicios en los hechos de que la Política marcha a formas inimaginables en las que no entraran clubes de negocios y engendros sectarios con libros de pases tarifados y cargos vendidos a medida. Nadie lo sabe con precisión pero estamos ante el advenimiento de novedosos armados, uniones inteligentes, formatos lúcidos solo inspirados en el bien común y el compromiso social.

Señor Gobernador de mi Provincia, mirando su tarea cualquiera puede adivinar que estamos de acuerdo en esta visión de los tiempos por venir y entiendo que ponernos a hablar de asuntos de semejante trascendencia nos aleja de cuestiones tan mínimas y mediocres como las que traje al comenzar, pero usted también sabe que la talla política que exige la construcción futura ha de descartar como material poco noble estas prácticas tan mínimas.

Con mi mayor consideración y respeto, saluda atentamente.

 

Te puede interesar