Tinder, un fenómeno mundial, latinoamericano y cordobés

Córdoba 05/02/2018 Por
San Valentín está a la vuelta de la esquina y en Córdoba son cada vez más las personas que utilizan la App de citas. Andrea Iorio, director de Marketing de Tinder, da un panorama de por qué elegimos coincidir a través del celular.
Ver galería Tinder
1 / 2 - Andrea Iorio, director de Marketing de Tinder - Foto: Javier Imaz

chapa_ed_impresa_01

Por: Ignacio Martín - Especial La Nueva Mañana

En 2012, tres amigos desarrolladores en Los Ángeles, California, vieron que los sitios de citas antiguos mostraban poco respeto por la privacidad, una proliferación muy grande de cuentas falsas y que con el correr del tiempo estos se iban poniendo obsoletos. Vieron la “necesidad” de que cualquier Smartphone también nos facilitara la vida permitiendo que conozcamos gente nueva. Encontraron un nuevo mercado que nadie había sabido satisfacer. Crearon Tinder.
Sin sobrecargar de detalles innecesarios y respetando el cuasi anonimato de sus futuros usuarios, crearon una plataforma simple y hasta lúdica. En pocos minutos, uno ingresa con su cuenta de Facebook, sin riesgo de ver futuras publicaciones indeseadas en su muro, escribe una descripción y empieza a ver personas cercanas, a quienes “likea” o rechaza. Si una de ellas también desliza a la derecha nuestro perfil, la festejada frase “It’s a Match” se muestra en la pantalla, habilitando la sala de chat para empezar a conocerse. Desde un principio, Tinder entendió que ese tipo de interacciones sólo podrían llevarse a cabo en el caso de que ambos usuarios “se gustaran”. Conociendo solo el nombre de pila de esa persona y viendo apenas la información que esa misma compartió, la aplicación permite que en la mayoría de los casos la conversación arranque con una certeza: ambas personas se atraen, al menos físicamente.
Si a los sistemas de deslizar (swipe) y matchear se le agrega la posibilidad de utilizar la App en casi cualquier celular, es fácil entender el fenómeno mundial que significa Tinder. Millones de usuarios en los cinco continentes registran miles de millones de coincidencias al año. Y Córdoba no es la excepción.

La sexta ciudad de Latinoamérica con más usuarios
Ciudad joven, universitaria y cosmopolita, “La Docta” es la sexta urbe en Latinoamérica con más personas buscando coincidencias en Tinder. Y desde el equipo de realizadores radicado en Estados Unidos, no pasaron por alto ese dato. De cara al día de San Valentín y al comienzo de clases, Andrea Iorio, director de Marketing y Comunicaciones de Tinder en la región, visitó Córdoba por primera vez. La Nueva Mañana lo entrevistó para obtener un panorama de primera mano acerca este fenómeno, sus alcances, su futuro y su incidencia en los jóvenes y adultos.

Tinder_01

- Andrea, ¿qué es Tinder para ustedes? ¿Es una red social, una herramienta para encontrar pareja o algo más?
- Tinder es una plataforma para conectarte con personas que están a tu alrededor. No nos limitamos a decir que es una App de citas, porque también se dan amistades, oportunidades de conocer gente nueva, nuevas culturas. Gente que viaja descarga la App para relacionarse con personas del lugar y nutrirse de ello. Tinder vino para revolucionar la forma en que las personas se conocen.

- ¿Es cierto que el porcentaje de varones es mucho mayor al de mujeres?
- La verdad que no. A nivel global, la cantidad de hombres y mujeres es similar, un 50 y 50 para ambos. Además, nosotros pensamos la aplicación para que satisfaga a ambos, ya que ese equilibrio es el secreto de cualquier plataforma social.

- Sin embargo, al menos aquí en Córdoba se da que las mujeres obtienen una mayor cantidad de matches que la mayoría de los hombres…
- Cada lugar tiene sus peculiaridades y eso es un reflejo de lo que pasa en la sociedad. Tinder como fenómeno es, justamente, un reflejo de la vida real, en el sentido que el día a día con las nuevas tecnologías se volvió más corrido. Las personas trabajan más y es más difícil conocer gente nueva, por lo que esa demanda de una herramienta que simplifique las citas ya existía entre la gente. Se trata de no sustituir las relaciones cara a cara, sino de complementarlas. Tinder no es una plataforma de relaciones virtuales, es una plataforma virtual para relaciones reales.

- Algunos piensan que con Tinder se perdió “la magia de encontrarse en persona”...
- Creo que la manera en la que las relaciones se desarrollan no ha cambiado. Lo que cambió fue la manera con la que se conocen. Entonces el primer paso es lo que varía, pero todavía la relación se empieza a desarrollar en la primera cita, donde ahí entiendes si te gusta o no esa persona, si hay o falta química.

- Muchas mujeres denuncian que la amabilidad de algunos usuarios varones deja mucho que desear, ¿qué se puede hacer desde la App para mejorar ese aspecto?
- Nosotros entendemos que como en la vida real, hay personas malintencionadas. Entonces, para preservar lo más posible la seguridad de los usuarios, tenemos un equipo dedicado completamente a monitorear las denuncias dentro de la plataforma. Si se detectan malos comportamientos reiterados, se da de baja la cuenta. También educamos a los usuarios con consejos y herramientas dentro de la App.

- ¿Se puede contribuir desde Tinder a que los encuentros sean más seguros, ante la problemática del anonimato?
- Recomendamos encontrarse en un lugar público y chequear las redes sociales de la persona con la que vas a salir antes de encontrarte. Avisar a familiares y amigos sobre el encuentro también es una buena medida de seguridad. Les decimos a los usuarios que no tomen mucho alcohol y que no dependan del transporte de la persona con la que salieron. Pero todas estas medidas son las mismas que se deben tomar ante cualquier otro tipo de cita con alguien desconocido.

- ¿Cómo es la cultura de citas de los millennials en Latinoamérica y en Argentina?
- Los jóvenes son los más representativos en esta región. Representan el 85% de los usuarios de Tinder y más de la mitad tienen entre 18 y 24 años. Los millenials pasan durante el día mucho más tiempo conectados y para graficar eso, te cuento que en Argentina cada año hay más de 9.000 millones de deslizados. Gracias al Big Data, a encuestas y a estudios entendemos que los hombres son aquellos que generalmente inician las conversaciones, pero gran parte de las usuarias afirman estar dispuestas a comenzar la charla si lo creen necesario. Vemos que cada vez más las mujeres se atreven a hablar y a no esperar que el usuario varón dé el primer paso.

- ¿Hay lugar en la plataforma para los mayores de 35 años?
- Sí, y cada vez aumenta más ese público. Todo lo que es nuevo y revolucionario al comienzo se lo mira con prejuicios, como pasó en su momento con el comercio electrónico. En la medida que se concretizan casos de éxito y se forman parejas, esas visiones negativas hacia la aplicación se van disipando.

- ¿A qué se debe el éxito de Tinder en Córdoba?
-Está llegando el Día de los Enamorados y Córdoba es la sexta ciudad con más usuarios en Tinder de Latinoamérica. Y el comienzo del año siempre es muy bueno para la aplicación, ya que empiezan a llegar los estudiantes de otras ciudades antes de comenzar las clases. Además, por su ubicación, Córdoba recibe visitantes de toda la Argentina y de países como Chile, Brasil, Bolivia y Perú. Por ejemplo, durante el Oktoberfest, el uso de la App sube un 15%. Pero además, una de las principales razones del éxito de Tinder en Córdoba es que se trata de una metrópolis. Aquí, como en otras grandes urbes de Latinoamérica, la gente en general está todo el día ocupada y no tiene tiempo para conocerse durante los días laborales. En eso los ayuda la plataforma.

El futuro del levante
A mediano y largo plazo, desde Tinder se busca mejorar la experiencia del usuario detallando cada vez más sus gustos, preferencias, trabajos y ocupaciones sin que eso signifique violar su intimidad. Lejos de visiones distópicas como las que aparecen, por ejemplo, en la serie Black Mirror, el objetivo de la empresa está en complementar el arte de encontrarse con alguien. Ya sea en San Pablo, Madrid, Nueva Delhi o en Colón y General Paz.

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más,
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los lunes en tu kiosco ]


Te puede interesar