El Gobierno nacional no logró el respaldo y se cayó la reforma política

País 24/11/2016
El bloque de senadores comandado por Miguel Ángel Pichetto decidió, luego de reunirse con gobernadores, no firmar dictamen al proyecto que impulsa Cambiemos y que incluía el voto electrónico.

A pesar de que el proyecto de Reforma Política del oficialismo consiguió la media sanción en la Cámara de Diputados, el bloque Frente para la Victoria-PJ hizo valer su mayoría en el Senado y luego de una reunión con gobernadores confirmaron que no firmarán dictamen para apoyar la iniciativa.

El bloque de senadores del PJ-FpV mantuvo una reunión en el despacho de Miguel Ángel Pichetto donde la gran mayoría de los legisladores le hizo saber al jefe de la bancada que no apoyará la propuesta de Cambiemos. Y sin ese aval parlamentario era imposible que el proyecto se convirtiera en ley.

Los gobernadores que participaron de la reunión fueron Gildo Insfrán (Formosa), Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Sergio Uñac (San Juan), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Sergio Casas (La Rioja) y Carlos Verna (La Pampa).

También asistieron los vicegobernadores Pablo González (Santa Cruz) y Emilio Neder (Santiago del Estero); el secretario de la gobernación de Chaco, Horacio Rey; y el diputado y presidente del Partido Justicialista Nacional, José Luis Gioja.

El gran ausente fue Juan Manuel Urtubey, quien se excusó con anticipación mostrando su apoyo.

En un comunicado, el bloque PJ-FpV detalló los puntos que se acordaron en la reunión. De allí se desprende que "se recogieron las objeciones que los expertos informáticos presentaron en las reuniones de comisión en cuanto a la alta vulnerabilidad de algunos de los métodos electrónicos propuestos" lo que determina "la imposibilidad del apoyo al proyecto tal cual fue aprobado en Diputados".

También se menciona que la tecnología en las elecciones se debe "incorporar de manera gradual" para que "facilite la competencia electoral" y que se identifiquen "métodos que ofrezcan plena confiabilidad de transparencia para la expresión de la soberanía popular".

Asimismo, hicieron hincapié en que "todo proceso de reforma en cuanto a la forma de votación de los argentinos cuente con el consenso  y el acuerdo de las distintas fuerzas políticas, en el marco de un debate profundo que descarte todo tipo de ventajas unilaterales".

Los gobernadores resaltaron su preocupación respecto de la "crítica situación económica y social que atraviesan las provincias en relación al empleo, la obra pública y la pérdida de poder adquisitivo del salario de los trabajadores formales, informales y desocupados perceptores de asignaciones sociales".

"Como conclusión, el bloque de senadores del PJ-FpV seguirá analizando herramientas que permitan mejorar el sistema electoral, garantizando plena confiabilidad de resultados y facilitando la competencia política de todas las fuerzas democráticas que participan de la política argentina", finaliza el escrito.

 

Fuente: Infobae

Te puede interesar