Bolivia: se declara emergencia nacional por histórica sequía

Mundo 21/11/2016
Se espera la peor escasez de agua desde la década de 1980 en el país. En lo que va del año, las precipitaciones han alcanzado sólo el 10% del índice previsto para esta estación.
Ampliar
El país enfrenta su peor sequía desde la década de 1980. Gentileza: La Razón

Este lunes, el Gobierno boliviano declaró un estado de "emergencia nacional" por la grave sequía que afecta al país vecino y que tiene su peor manifestación en la falta de agua potable en varias capitales, en particular en la sede del Gobierno, La Paz. Esta decisión permitirá que los repartos estatales empleen fondos reservados para otros asuntos en la solución de la crisis. El país enfrenta su peor sequía desde la década de 1980, como resultado del fenómeno de El Niño.

El presidente Evo Morales anunció la formación de comisiones interministeriales encargadas de la perforación de pozos y de la conexión de los sistemas de agua potable con nuevas fuentes de agua, con el propósito de paliar la crisis que se vive en Oruro, Potosí, Cochabamba, Sucre y, sobre todo, en La Paz.

El Gobierno ha informado que es imposible pensar en una solución de corto plazo que resuelva este problema, pues el país enfrenta su peor sequía desde la década de 1980, como resultado del fenómeno de El Niño. Hasta ahora las precipitaciones han llegado a sólo el 10% de lo que suele preverse para esta estación.

El racionamiento que hasta ahora se aplicaba en tres zonas del este y sur de la ciudad, se ampliará ahora a la parte oeste, que recibirá agua de seis de la mañana a nueve de la noche (hora local), dijo el nuevo gerente de la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (Epsas), Marcel Claure. En las tres zonas ya afectadas por los cortes, que se supone debían recibir agua durante doce horas cada tres días, tendrán agua solo durante tres horas y en horarios escalonados, debido a que han bajado aún más los caudales que nutren a esos barrios.

Hace unos días, Morales despidió al responsable de la Empresa Pública Social del Agua y Saneamiento (EPSAS), la empresa estatal responsable del suministro de agua potable en La Paz, por no haber previsto con anticipación lo que podía suceder. EPSAS sólo lanzó la alerta y comenzó el racionamiento (que en los hechos funciona como un corte del servicio) hace un par de semanas.

Frente a esta crisis, el pasado domingo por la noche unas 5.000 personas salieron con recipientes vacíos y marcharon por las calles de sus barrios gritando "Agua sí, Evo no", y otras consignas como respuesta ante la falta de agua potable.

Te puede interesar