Hermetismo en la Unicameral

Política 21/11/2016
Los movimientos de fin de año motivaron varias reuniones en los despachos y un constante intercambio de llamados, en la semana que se tratará, en primera lectura, el Presupuesto. Malestar dentro de Córdoba Podemos con legisladores que se enteraron de las movidas por los medios.
Ampliar
Foto de Archivo

Los fuegos artificiales de fin de año se adelantaron poco más de un mes en la Legislatura cordobesa. Y esto se debe a los trascendidos que hicieron estallar más de una interna que ya se vivía dentro de los diversos bloques. Finalmente, los pases que estaban casi consumados de las legisladoras de Córdoba Podemos, Nora Bedano y Vilma Chiapello, al bloque de Unión Por Córdoba, por ahora quedaron solo en la conformación de un interbloque integrado por la ex esposa de Eduardo Accastello y Fernando Salvi, actual parlamentario también del bloque kirchnerista.

A esta jugada, se agrega además la incorporación confirmada de la juecista Adriana Oviedo, del interbloque Cambiemos a la bancada oficialista. Repitiendo así la maniobra que en abril pasado el propio sector de UPC había impulsado a través de la llegada de Ricardo Visani, desde el kirchnerismo hacia el schiarettismo.

El bloque que lideró en un primer momento Accastello quedó muy golpeado cuando en el verano comenzaron a trascender las denuncias contra el exintendente de Villa María y su socio político, Fernando Boldú, en medio de la causa CBI.

A partir de allí, el malestar fue generalizado en la bancada kirchnerista y varios comenzaron a desconocer a Accastello como líder. De hecho, en marzo, varios daban indicios de una ruptura. Y ante la heterogeneidad del bloque, el primero en cruzar el límite oficialismo-oposición, fue Visani, referente del Movimiento Evita, que pasó a formar parte de un espacio que, a nivel nacional, muestra sintonía política con el presidente Mauricio Macri, denostado en varias ocasiones por la fuerza que Visani lidera en Córdoba.

Sin embargo, aunque en aquel momento reinó el optimismo en el schiarettismo tras la consumación de la mayoría agravada, y alguno anticipó que la incorporación era la primera de varias, debieron pasar largos meses para que se reabriera el mercado de pases.

Y las movidas terminaron por confirmarse ahora, en la semana que se tratará en primera lectura el Presupuesto y con la Reforma en la agenda inmediata antes del final del 2016.

Con respecto a la “ley de leyes”, la semana pasada tras la presentación, se incrementaron los contactos entre el oficialismo y Bedano. Y esta mañana, tras conocerse detalles, parte del arco opositor en la Legislatura recordó a LA NUEVA MAÑANA la enemistad entre Accastello y Schiaretti; aunque por otra parte, están los que vieron aquí el protagonismo de Martín Gill, sucesor en la intendencia de Villa María.

La relación entre el exdiputado nacional –socio de Bedano- y el gobernador atraviesa el mejor momento. Y otro ejemplo de ello, es la presencia el pasado sábado en el acto de las juventudes de Andrés Guzmán, reemplazante de Gill en la Cámara baja, que apareció al lado del gobernador en Feriar.

Todo esto generó un malestar en el bloque Córdoba Podemos. Desde donde uno de los parlamentarios, además de reconocer la movida mediática impulsada por el oficialismo, sostuvo en off a este sitio: “No nos van a llevar de las narices, ellos no representan a todo el peronismo de Córdoba. No son los dueños del peronismo”.

Con este panorama, se confirma la incorporación de Oviedo y la formación del interbloque entre Bedano y Salvi para acompañar los proyectos del oficialismo.

De los que quedan en Córdoba Podemos, Martín Fresneda fue sondeado hace unos meses y mantiene lo que dijo en agosto en el programa ON THE RECORD: “en estas condiciones no hay ninguna posibilidad”. Lo cual ratificó que lo mantiene al margen, sobre todo, por la relación que el gobierno provincial viene demostrando con Casa Rosada.

Franco Saillén, por su parte, es uno de los jóvenes legisladores que puertas adentro hizo conocer su enojo y es de los que también se opone a integrar las filas del oficialismo. En el entorno del sindicalista, aseguran además que hay un malestar por el acto de las juventudes que el peronismo cordobés desarrolló el sábado en Feriar y de la que no fue participada la Juventud Sindical Peronista que él lidera.

Sostiene, según algunos, que no ve cambios en el PJ cordobés y que la renovación se dilata. Además de mostrarse en contra de algunos aspectos de la gestión schiarettista, como la paritaria fijada en un 18% para el año próximo.

En tanto, Liliana Montero, de las primeras en amagar con armar un bloque unipersonal en marzo, sigue a la espera de lo que decida el resto. Aunque dejó claro, que bajo ningún aspecto engrosará la bancada oficialista.

Mientras que Carmen Nebreda, ligada a la Uepc, también aguardará la reunión de mañana, en la que todos se verán las caras y se dirán varias cosas.

 

Te puede interesar