Ultimo día para blanquear efectivo: el Gobierno espera u$s 7.000 millones

País 21/11/2016
Termina la segunda etapa del sinceramiento: el ingreso de capitales no declarados en el sistema financiero. El oficialismo confía en superar hoy los topes de los dos llamados del kirchnerismo juntos. El 90% de lo que se depositó son dólares. La atención se concentra ahora en las declaraciones de bienes registrables en el país y en el exterior. Presión sobre Estados Unidos y Uruguay.

Más de 7.000 millones de dólares. Ese es el dinero que sumaría la segunda etapa del blanqueo de capitales que terminará hoy, según los datos preliminares que se manejaban hasta el viernes. Con este resultado el Gobierno ya se asegura que el sinceramiento fiscal lanzado este año sea superior a los dos llamados anteriores aplicados por el kirchnerismo. En 2009 se reconocieron unos u$s4.700 millones; mientras que entre mayo 2013 y diciembre de 2015 se obtuvieron unos u$s2.450 millones (u$s2.100 por el Certificado de Depósitos para Inversión, CEDIN; y otros 350 millones por el Bono Argentino de Ahorro para el Desarrollo Económico, BAADE). En total, ambos llamados sumaron unos u$s 7.150 millones, con lo que el macrismo podría mostrar hoy que, hasta ahora, el blanqueo de capitales reglamentado por esta administración sumó más dinero que los dos implementados durante el Gobierno anterior juntos. Para mejor, ahora arranca la etapa más importante del sinceramiento, cuando comiencen a declarar sus posiciones de bienes registrables quienes posean inmuebles, vehículos, aviones, etc, no declarados, en el país y en el exterior.

Para esto se espera en el oficialismo que los datos del blanqueo que se conocerán hoy, fruto del resultado final del llamado a regularizar efectivo sin declarar por fuera del sistema financiero, sean lo suficientemente importantes como para que los potenciales "clientes" para el tercer llamado que está vigente desde el primero de noviembre se convenzan de ingresar.

El plazo que termina hoy para ingresar el dinero en efectivo de la segunda etapa, sólo alcanza para los que ya abrieron antes del primero de noviembre una "cuenta especial" donde depositar los fondos a sincerar. El vencimiento había sido reglamentado originalmente para el 31 de octubre. Sin embargo la presión de los estudios contables y de los propios candidatos a regularizar sus situaciones, por las dificultades regulatorias por poder cumplir en tiempo y forma con los requerimientos para sumarse (más la tradicional espera a ultimo momento de los contribuyentes criollos); hicieron que desde la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) que maneja Alberto Abad se prorrogara el depósito del dinero hasta hoy. Pero antes, al primero de noviembre, la cuenta ya debía esta abierta.

La AFIP explicó el fin de semana, que recibirá el dinero hasta 30 minutos antes del cierre de la jornada bancaria (14.30 horas); y que el dinero se tendrá que transferir en la CBU de la cuenta especial informada en el servicio "Ley 27.260 - Declaración voluntaria y excepcional de bienes en el país y en el exterior" y puntualizó que se deberá adjuntar el comprobante y constancia del VEP abonado y firmado por el declarante.

El dinero que había entrado al llamado al 31 de octubre sumaba los u$s4.600 millones, mientras que se habían abierto unas 58.000 cuentas especiales. Se informó además que el 90% del dinero blanqueado fueron dólares, con un promedio de u$s90 por cuenta abierta. Este dinero deberá estar inmovilizado en los bancos por seis meses, con lo cual, si se cumplieran los pronósticos oficiales, los depósitos en el sistema financiero, en divisas, crecería más del 10%. Los blanqueadores recién podrán disponer de los fondos sincerados en mayo del próximo año, pero están autorizados a adquirir bienes registrables (casas, departamentos, viviendas, campos, oficianas, vehículos de todo tipo, etc).

Terminada esta etapa, y con los resultados favorables que espera el Gobierno, tanto la AFIP como el Ministerio de Hacienda de Alfonso Prat Gay comenzarán a trabajar sobre la tercera y más importe etapa del llamado: la exteriorización de bienes registrables tanto en el país como en el exterior. El primer vencimiento de este proceso culminará el 31 de diciembre, mientras que el segundo culminará el 31 de marzo. Según reconoció Prat Gay, con un ingreso aproximado de u$s20.000 millones, el Gobierno "festejará". Fuentes privadas son aún más optimistas y hablan de un total que podría alcanzar los u$s40.000 o los u$s50.000 millones. El mercado al que se apunta es el de los argentinos que durante las últimas décadas fueron adquiriendo propiedades en el exterior, fundamentalmente en plazas como Miami, Nueva York, Madrid, Santiago de Chile, Paris,Rio de Janeiro y obviamente Punta del Este. Casi no hay declaraciones juradas de bienes personales donde estas propiedades se declaren, al punto que se considera entre la AFIP y de los tributaristas criollos, que se trata de la parte impositiva más evadida del régimen tributario local. Por esto, tanto Hacienda como la AFIP acelerarán la intención de cerrar acuerdos de intercambio de información de impuestos, como los que ya se firmaron y están por reglamentarse con Chile, España, Suiza y Brasil, y se negocian con Uruguay y los Estados Unidos.

En el primer caso ya se firmó un preacuerdo, pero hay quejas por la falta de voluntad del Gobierno de Tabaré Vazquez por acelerar el tratado. Con EE.UU., y tal como adelantó este diario, durante la primera semana de diciembre habrá una misión oficial a Washington para definir el acuerdo.

Fuente: Nota de Carlos Burgueño para Ambito.com

Te puede interesar