Padres fueron condenados por insultar a un docente a pagar 20 mil pesos

País 17/11/2016
Es un caso que sienta precedente. Lo ordenó el Superior Tribunal de Justicia puntano.
Ampliar
El Superior Tribunal de Justicia de San Luis falló a favor del docente.

 

El Superior Tribunal de Justicia de la provincia de San Luis condenó a los padres de una alumna de una escuela de Justo Daract por injurias y deberán pagar una multa de 20 mil pesos y las costas legales.

El hecho ocurrió en el 2011, cuando Julio Luco era director de la Escuela Técnica N°21 “María Auxiliadora”. Allí fue insultado y amenazado por  Roberto Flores y Ariel Pasandi, padres de una alumna que había sacado malas notas en un examen final.

Edi Bernardis, abogado de Luco, sostuvo que el Superior Tribunal hizo Justicia, ya que en el 2015 la jueza Nora Villegas, absolvió de culpa y cargo a Flores  y Pasandi basándose en el principio “in dubio pro reo”.

El abogado indicó que esto sienta un precedente muy importante en la Justicia y espera que “las causas de este tipo se resuelvan con más rapidez, aunque tiene sus dudas, porque desde hace siete meses lleva una causa en la que un preceptor fue golpeado por un padre, en Villa Mercedes, y las imágenes recorrieron los medios nacionales, pero el Juez de la causa nunca llamó a indagatoria al agresor”.

El abogado Edi Bernardis sostuvo que el reciente fallo del STJ, que condenó a dos padres por injuriar a un docente “es un sano precedente” para “ponerle freno a la violencia contra los trabajadores de la educación”.

Al respecto el docente relató en diálogo con radio Universidad 580 cómo ocurrieron los hechos.

“Todo empezó hace varios años, había un grupo de alumnos que tenían muchas inasistencias, y para no dejarlos libres decidimos realizar una evaluación integradora, invitamos a los papás que participen de la exposición de sus hijos. Esas dos chicas no superaron esa evaluación, entones les dimos otra oportunidad, en marzo aprobaron, en ese momento los padres disconformes vinieron y nos amenazaron, nos dijeron que nos iban a reventar la cabeza, me fui hasta la comisaria hice la denuncia correspondiente”, dijo el docente.

De allí el docente agredido se dirigió a la comisaría y sentó la denuncia.

Denunció además que no tuvo apoyo del ministerio de Educación que “cajoneó la denuncia, eso me disgusto mas, no puede ser que los docentes estén tan desprotegidos”.

“Inicie las acciones legales, intervino una jueza de Villa Mercedes que falló a favor de ellos, dijo que no lo hicieron con intenciones de ofender, más me indigné, mi abogado me dijo que se podía recurrir a la Suprema Corte y eso hicimos”.

El máximo órgano judicial falló a favor del docente e hizo un severo llamadod e atención a la jueza que actuó en primera instancia.

“No puede ser que se esté viviendo en esta situación, cómo vamos a dar clases cuando nos sentimos amenazados”, señaló.

Fuentes: San Luis Noticia, Cuyo Noticias y Radio Universidad 580.

Te puede interesar