“La falta de clubes es un problema para el crecimiento del ajedrez”

Deportes 09/01/2018 Por
El Arbitro internacional de la Federación Internacional de Ajedrez, Alejandro Hutt, dijo a La Nueva Mañana que se debe a la falta de clubes en donde se pueda jugar todos los días.
Ver galería hutt
1 / 2 - - Alejandro Hutt (izquierda) entiende que la falta de clubes impide el crecimiento del Ajedrez. 2)Jesús María es uno de los puntos fuertes del Ajedrez en la Provincia. 3)Luz y Fuerza es el único lugar en donde puede practicarse Ajedrez durante varias horas en la ciudad.

chapa_ed_impresa_01

El Ajedrez es una actividad que crece en el interior de la Provincia de Córdoba, pero que no termina de encontrar su lugar en la Ciudad Capital. Alejandro Hutt, árbitro internacional de la Federación Internacional de Ajedrez, entiende que esto se debe a la falta de clubes en donde se pueda jugar todos los días.

Muchas veces se pueden ver en bares y plazas partidas de ajedrez que llevarían a pensar que esta actividad crece en la ciudad de Córdoba. Tal vez la cantidad de adeptos se incremente, pero las condiciones para realizar la actividad de manera organizada no están dadas.

Así lo entiende Alejandro Hutt, árbitro Internacional de la Federación Internacional de Ajedrez, quien se refiere a este tema, argumentado que la falta de clubes para desarrollar la actividad es un gran problema para su crecimiento.

- ¿Cuál es el nivel del crecimiento del ajedrez en Córdoba?
- Tengo la suerte de ser árbitro internacional y de dirigir torneos en prácticamente toda Sudamérica y ver las realidades del ajedrez en casi todas las provincias argentinas. He estado en 20 provincias dirigiendo ajedrez y el tema es que comparando los lugares, en Córdoba hay poca actividad, fundamentalmente por la ausencia de clubes en donde se pueda jugar todos los días, cosa que sí existe en Buenos Aires, en Salta, Mendoza y Tucumán. Córdoba carece de clubes. Te doy un detalle, hace más de diez años que se hizo el último campeonato en la esta ciudad.

- ¿Y en el interior?
- En el interior de la provincia hay un grupo de entidades. El Círculo de Ajedrez de Jesús María tiene sede propia, San Francisco tiene mucha actividad, Villa María y Río Cuarto tienen círculos de ajedrez con actividades prácticamente todos los días. En Córdoba Capital, el otro día estuvo jugando el número uno del ránking argentino, Sandro Mareco, que está entre los mejores cien del mundo, y lo hizo en el bar de La Cañada.

- Pero algún club debe haber…
- En Córdoba, el único lugar en donde se juega de manera regular es en el Sindicato de Luz y Fuerza los días sábados a la tarde. En el lapso, de tres o cuatro horas, es la única actividad que hay. La falta de organización, infraestructura, clubes han generado un retroceso de la actividad en la Ciudad de Córdoba. Mucha gente se suma a jugar por internet, pero por lo que te decía antes, hay menos actividad de la que debería tener.

- ¿Cómo se regulan las actividades en el interior y en Córdoba Capital?
- Hay dos entes. La Asociación de Ajedrez de la Provincia de Córdoba, que incluye 24 departamentos, y otra que se llama Federación de Ajedrez de la Provincia de Córdoba, que preside Guillermo Soppe y que abarca departamento Capital y Departamento Calamuchita. Nosotros estamos abocados a la actividad localidades del interior. Fundamentalmente el Valle de Punilla es un gran centro ajedrecístico, porque con la hotelería y la capacidad de atraer a jugadores de otras provincias, permanentemente se hacen torneos y vienen jugadores de todo el país.

- Son independientes entre sí…
- La Asociación de Ajedrez de la Provincia de Córdoba tiene 28 clubes afiliados. Así que son realidades diferentes y entidades diferentes.
- ¿Cualquiera puede jugar al ajedrez?
- El ajedrez es una actividad que se puede practicar desde los cinco años hasta los noventa. Tiene la estructura de clases y también de torneos. Se puede jugar al ajedrez en los bares, pero para organizar un torneo en condiciones de silencio y concentración, necesitas un lugar reservado para poder jugar. En definitiva lo que sucede es que la falta de clubes que tengan actividad permanente dificulta que el chico o persona que quiera incorporarse, lo pueda hacer.

- ¿Es una actividad complicada para el que quiere dedicarse a esto?
- Es una actividad sacrificada, porque jugar afuera de la provincia es muy caro. Ahora hay varios chicos que se están preparando para ir a jugar los campeonatos argentinos promocionales que se juegan pronto en Vicente López, Buenos Aires, del 9 al 13 de febrero. Para poder jugar ese torneo hay que pagar inscripción, alojamiento, pasajes y para ese tipo de eventos no hay apoyos oficiales. El año pasado, un grupo de chicos de Córdoba fue a jugar el Campeonato Mundial de la Juventud en Uruguay y para eso tuvieron que hacer rifas, sorteos y feria de platos.

-Decías antes que no hay límites de edad ni tiempos para realizar la actividad…
-Hay gente que aprendido a jugar a los 50, 60 ó 70 años y participan. Es una actividad que no tiene restricciones, cada vez se suman más mujeres. Cuando yo empecé a jugar en la década del `80 había solamente tres mujeres jugando en la provincia de Córdoba sobre una base de 500 jugadores en total y ahora hay cerca de 90 jugadoras. Se enseña en muchas escuelas primarias, secundarias y universidades. También hay experiencias en jardines de infantes.

- ¿Hay una idea de inteligencia directamente asociada al ajedrez?
- Los que llegan a la maestría son inteligentes, más inteligentes que el resto. Bobby Fischer tenía un coeficiente intelectual muy alto. Ahora, lo que habría que saber es si llegó a ser campeón mundial porque era inteligente o porque el ajedrez le desarrolló la inteligencia para llegar a ese nivel intelectual.

- ¿Y en la actualidad?
- Hoy no hay un campeón mundial que tenga el carisma que tenían en su momento Kasparov, Karpov ó un Fischer. Estos tres jugadores representaban más que una cuestión deportiva, una cuestión política. Fischer venció en plena Guerra Fría a la escuela soviética, Karpov era el niño mimado del sistema soviético y Kasparov representaba en su momento la Perestroika.

-¿Al campeón actual le falta eso?
-Todo el mundo, sin mover una ficha de ajedrez, sabía quiénes eran estos tres jugadores. Hoy en día tenemos un campeón mundial de Noruega, Magnus Carlsen, que tiene 23 años, pero que el falta ese carácter de gran estrella extra deportiva.
-¿Y en Argentina?
- El mejor jugador argentino es Sandro Mareco y el campeón argentino es Diego Flores. Argentina está en el puesto 25 del mundo, estaba ocupando el primer lugar de Sudamérica, el tercero de América en los ránkings internacionales. El problema que tiene Argentina para avanzar es el tema de los costos para participar de los grandes torneos en Europa.

-No puedo dejar de preguntarte por el nivel local...
-En Córdoba, hay chicos que tiene buenas actuaciones. El pasado salió tercero en el Campeonato Argentino Mathias Rodríguez de la ciudad de Córdoba, en categoría sub 12. De Río Cuarto, Nicolás Marconi ha sido campeón argentino infantil. Pero está faltando un desarrollo más organizado y con apoyo del Estado.

...

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más,
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
[Todos los lunes en tu kiosco]


Te puede interesar