Cuando los justos pagan por pecadores

Opinión 16/11/2016
Columna de opinión sobre la decisión del plantel argentino de no hablar más con la prensa, tras una acusación sin fundamento sobre Lavezzi

Generalizar es malo, en todo sentido, y sobre todo cuando uno termina metiendo a todos en la misma bolsa, por refugio personal, incluso puede ser peor. Todos los que ejercemos con dignidad esta profesión repudiamos las barbaridades de un periodista sensacionalista que esta vez cruzó el límite de manera irresponsable, no obstante, el hecho del silencio total a la prensa que anunció Messi junto a los jugadores de la Selección, deja más interrogantes todavía.

Porque demuestran debilidad. Demuestran haber recibido el impacto en vez de hacer indiferencia. Porque le dan entidad a un rumor malintencionado de un hombre acostumbrado a hacer periodismo con mala praxis y terminan pagando justo por pecadores. El "Silenzio Stampa" es un recurso habitual en forma de escudo utilizado en tiempos de reveses, y en este caso, es un escudo a las críticas no deportivas, que abundaron sin piedad en un paredón de fusilamiento en los últimos meses, no obstante, en vez de caracterizar el error y desterrar la confusión, entienden que la solución es una penitencia general, de modo macro sobre toda la prensa.

A algunos les viene como anillo al dedo para no dar la cara. Muestra de madurez y de personalidad de Messi en empuñar el micrófono y representar a sus compañeros. Solo que el argumento termina siendo débil en todo sentido. ¿Cuando se levanta la veda entonces? ¿Cuando se clasifique a Rusia? ¿Y si quedamos eliminados, van a asumir las consecuencias? ¿Cuál es la intención? ¿Disciplinar y seguir consumiendo elogios? 

Entendible (no justificable) el enojo y la indignación sobre esa acusación sobre Lavezzi, estamos de acuerdo. ¿Pero acaso no hay otros referentes trabajando en la misma materia? ¿No terminan pagando las facturas aquellos que suelen criticar con objetividad y no se dejan contagiar por esa desviación del periodismo llamado "amarillo"? Argentina demostró en -San Juan que el mejor idioma que les sale natural es jugar y ganar. ¿Qué necesidad tienen de enfrentarse a estos trascendidos malintencionados, izando la bandera de la ética? Zapatero a sus zapatos, una cosa es resguardo y hacerse respetar marcando la cancha, y otra muy diferentes es huir ante el primer disparo hiriente.

Te puede interesar