El tatuaje del cura que lucha contra la droga

Sociedad 16/11/2016
El padre Mariano Oberlin, párroco que lucha por sacar a los jóvenes de la droga, se acercó a la fundación “Un tatuaje por una sonrisa” y terminó tatuándose una frase particular en su brazo.
Ampliar
Gentileza Facebook Un Tatuaje por una sonrisa

La información fue difundida por la propia Fundación "Un tatuaje por una sonrisa" en el Facebook. El cura párroco de barrio Müller, conocido por su lucha para sacar a los chicos de la droga, acudió hoy a visitar esa institución y terminó grabándose una particular frase en su brazo.

“Hoy nos juntamos con Juan Pablo Rodríguez, en (la fundación) Un Tatuaje por una Sonrisa, que viene trabajando mucho en la recuperación de chicos con problemas de consumo, y gente del ministerio de Desarrollo Social; y cuando terminó la reunión le pregunté cómo funcionan las máquinas, me comenzó a insistir hasta que finalmente me terminó haciendo un tatuaje en la espalda”, contó el propio sacerdote a Cadena 3.

Te puede interesar